Género RSE

Nike amplía política de maternidad tras escándalo

«Esta una industria deportiva donde la las reglas está en su mayoría hechas por y para hombres»…

La marca deportiva Nike se considera socialmente responsable, se ha enfocado en crear una cultura de inclusión y empoderamiento por medio de sus campañas, sin embargo, parece que hasta la fecha, en la práctica no lo ha logrado.

En meses anteriores, Nike fue reconocida por tener como imagen de su marca al ícono de la lucha antirracista Colin Kaepernick, y por su campaña a favor de la equidad de género, inclusión y diversidad.

En 2014, una de las grandes estrellas del atletismo estadounidense, Allyson Felix, anunció que quería formar una familia y convertirse en madre. Este hecho no fue del agrado de Nike, incluso condicionó a la atleta a reducir su sueldo en un 70%, tras negociar la renovación de su contrato con vigencia en diciembre de 2017.

Felix se unió a una ola de denuncias de discriminación por parte de otras compañeras, y solicitó la garantía de no ser penalizada si rendía por debajo de su nivel en los meses anteriores y posteriores al parto. La respuesta de la marca fue un rotundo no.

Al volver a las competencias, 13 meses después, Felix firmó un nuevo contrato con Athleta, una marca de ropa deportiva que nunca había patrocinado a atletas.

No fue el único caso

Allyson Felix dijo en una declaración: «si tenemos hijos, nos arriesgamos a recortes de ingresos por parte de los patrocinadores, durante y después del embarazo. Este es un ejemplo de una industria deportiva en donde las reglas —en su mayoría—, están hechas por y para hombres.

Ella no ha sido la única atleta que ha pasado por este caso.

Alysia Montaño, atleta representante de Estados Unidos, en 2014 decidió correr embarazada de ocho meses en los Campeonatos de su país. Mientras lo hacía, luchaba con ASICS para mantener sus ingresos. Su deseo de ser madre le dejó con una considerable reducción de sueldo y sin permiso de maternidad.

“Si queremos ser deportistas y madres, pues es una locura”, dijo Montaño posteriormente, refiriéndose al comercial de Nike “Dream Crazier” (Sueña locuras), que pone énfasis en el empoderamiento femenino y usa una narración de la famosa tenista Serena Williams, quien tuvo a su primera hija en septiembre de 2017.

Sin embargo y a pesar de las actuales promesas de Nike, Blanca Manchón, olímpica clasificada para los Juegos de Tokio 2020, denunció que sus patrocinadores desaparecieron justo cuando les comunicó su embarazo.

Tuvo que pedir dinero a sus padres para poder competir y clasificarse para los Juegos después de tener un hijo. 

«Nike y Emasesa, con los que llevaba años vinculada, me felicitaron cuando les conté que estaba embarazada. “¡Supermami, me decían!”. Pero cuando había que renovar el contrato, no cogían el teléfono o buscaban excusas”.

Nike ya no penalizará a las atletas embarazadas

Hace unos días, Felix publicó en Instagram una carta que le envió el vicepresidente de marketing global de la marca para anunciarle una nueva política contractual no discriminatoria de Nike.

“Nuestras voces son poderosas”, así comienza Allyson Felix su post.

Nike se comprometió, según el correo que le llegó el 12 de agosto de 2019, a proteger y no discriminar a las atletas que decidan ser madres.

Si la atleta se embaraza, Nike no puede aplicar ninguna reducción relacionada con el rendimiento (si se diera el caso), por un período consecutivo de año y medio, comenzando ocho meses antes de la fecha del parto. Durante dicho período, Nike no puede rescindir ningún contrato si el atleta no compite debido al embarazo”, se lee en el correo firmado por John Slusher.

“Nike se ha unido oficial y contractualmente para proporcionar protección a las atletas mujeres que patrocinan, y ya no serán penalizadas económicamente por tener un hijo. Estoy agradecida con John Slusher y Mark Parker por su liderazgo y su deseo de guiar a Nike como compañía que considera somos más que atletas. Gracias a las marcas que ya se han comprometido. ¿Quién es el próximo?”, escribió Felix.

Pero esta promesa no es nueva, en 2018 Nike aseguró que ya había cambiado la política, y en ese año existen contratos en los que se incluyen disminuciones de pago si no se cumplen determinados requisitos para los que no hay excepciones por embarazo o maternidad.

Pero «ahora sí» la compañía se ha comprometido a «no aplicar ninguna reducción» del patrocinio relacionada con el embarazo.

Aunque Nike ha hecho múltiples esfuerzos porque estos casos de discriminación no sucedan, parecen no ser suficientes y solo promesas que no se cumplen ¿será posible que de ahora en adelante las cosas cambien?

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact