RSE

Nestlé apuesta a los alimentos medicinales

Nestlé S.A. adquirió una incipiente farmacéutica británica que está elaborando una goma de mascar para ayudar a los que sufren de enfermedades renales, el primer paso en su esfuerzo por crear un negocio de productos alimenticios para tratar enfermedades.

La compra de CM&D Pharma Ltd., que sería anunciada hoy, sería la primera de muchas para Nestlé Health Science SA, una filial de productos de salud que inició operaciones el mes pasado. Nestlé confirmó el acuerdo pero no reveló los detalles.

En septiembre, Nestlé indicó que crearía la filial e invertiría 500 millones de francos suizos (US$534 millones) a lo largo de 10 años en un instituto de investigación afiliado. El objetivo es dar un “salto gigante” en un sector al que la empresa ha estado tratando de ingresar por lo menos desde finales de los años 80.

Las empresas de alimentos -lideradas por Nestlé y Groupe Danone SA- han estado luchando para tomar la delantera en la fabricación de productos que traten enfermedades como el Alzheimer y la diabetes. Aunque el campo es considerado prometedor, tanto desde el punto de vista médico como el empresarial, los esfuerzos también han sido criticados en Estados Unidos por la Comisión Federal de Comercio y algunos sectores de la comunidad médica por hacer exageradas afirmaciones de salud.

A algunos doctores les preocupa que los alimentos medicinales no estén sujetos al mismo tipo de vigilancia regulatoria o pruebas rigurosas de los medicamentos, y advierten que las compañías alimenticias tienen antecedentes de exagerar propiedades saludables de los productos para sacar ventaja de marketing.

“Con muchas de estas empresas de alimentos, las afirmaciones de que tratan enfermedades, previenen enfermedades, aumentan la inmunidad, mejoran la función inmunológica -todas esas cosas- son muy difíciles de probar usando los estándares que la FDA (Dirección de Alimentos y Medicamentos de EE.UU.) o agencias similares utilizarían para evaluar su seguridad y eficacia”, sostiene Michael Starnbach, profesor de microbiología y genética molecular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

Pero ahora, Nestlé espera hacerlo bien operando el negocio de alimentos medicinales como una empresa separada y armándola con suficiente inversión y talento.

“Esto tiene un enorme potencial. Va a ser de miles de millones”, sostuvo el presidente ejecutivo de Nestlé, Paul Bulcke, en diciembre.

“Este es un partido completamente diferente… Lo que estamos haciendo aquí es ciencia avanzada”, afirma Luis Cantarell, quien dirige la nueva subsidiaria de alimentos medicinales de Nestlé.

Danone está llevando a cabo iniciativas similares en alimentos medicinales. Uno de los productos es Souvenaid, un batido en proceso de elaboración en su división Nutricia que la empresa espera que forme sinapsis cerebrales para aliviar los síntomas del Alzheimer. Souvenaid es un cóctel de nutrientes que aún no está en el mercado.

Las empresas alimenticias han estado promocionando las propiedades nutritivas de sus productos para diferenciarlos de marcas genéricas, y los alimentos medicinales son vistos como la siguiente fase lógica.

Algunos analistas ven los productos de salud como la próxima frontera para la industria alimentaria, especialmente en mercados maduros como EE.UU. y el Reino Unido, que afrontan el envejecimiento de la población y el aumento de los costos médicos.

“Es una gran oportunidad”, asegura Andrew Wood, analista de la firma de investigación Sanford C.Bernstein & Co., y agrega que en el futuro los consumidores comprarán alimentos tanto por sus beneficios medicinales y para la salud como por su sabor.

Fuente: Reforma, negocios, p. 6.
Columnista: Paul Sonne.
Publicada: 3 de febrero de 2011.

Click sobre la imagen para ampliar

nestle

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario