Academia

México y Alemania pedalean cuatriciclo

* Más que la transferencia tecnológica, el proyecto impulsa el trabajo integral entre estudiantes de ingeniería y diseño de México y Alemania

* Combina aspectos mecánicos de una bicicleta de cuatro ruedas, con pequeños motores eléctricos, y se inscribe en la nueva tendencia mundial de vehículos híbridos no contaminantes, pensados para usarse en megaciudades

Un cuatriciclo híbrido, que combina la energía mecánica producida por el usuario con el pedaleo, con tres motores eléctricos que aumentan la velocidad. Fue diseñado por un grupo de alumnos de las carreras de Ingeniería Mecánica y Diseño Industrial de la UNAM, quienes hicieron equipo con estudiantes de Ingeniería Automotriz de la Universidad Tecnológica de Munich.

Asesorados por los profesores Alejandro Ramírez Reivich, de la Facultad de Ingeniería, y Arturo Treviño Arizmendi, de la carrera de Diseño Industrial de la Facultad de Arquitectura, Eduardo Ulises González Zavala, Rodrigo Espíndola Martínez (ambos de Ingeniería), Miguel Tentori Gómez y Yunuen Hernández García (de Diseño Industrial), asumieron el reto de diseñar y construir un vehículo combinado.

Dos profesiones, dos nacionalidades

“El objetivo fue desarrollar un vehículo híbrido. Los jóvenes de Munich ya tenían un primer prototipo de cuatriciclo mecánico, pero se trataba de hacerlo híbrido y en eso trabajamos juntos”, relató Eduardo González, quien cursa el tercer semestre de la maestría en ingeniería mecánica.

En tanto, Miguel Tentori, del décimo semestre de Diseño Industrial, recordó que “el principio fue difícil. Aunque todos hablábamos en inglés a veces no nos entendíamos bien. Ellos están muy preparados en el área automotriz y son muy puntuales y responsables, mientras nosotros trabajamos con más calma, dedicamos mucho tiempo a la planeación y diseño, y poco a la construcción. Por eso, a veces creían que no terminaríamos en el tiempo acordado”,

Asimismo, Rodrigo Espíndola, quien estudia el noveno semestre de Ingeniería Mecánica, y quien junto con Yunuen y Miguel se titulará de licenciatura con este proyecto, indicó que “fue una experiencia intensa; algunas veces estuvimos día y noche en la UNAM, pero todos aprendimos mucho. Pensábamos en materiales y procesos eficientes y de bajo costo, mientras ellos trabajaron sin esa preocupación, porque tienen presupuesto suficiente”.

Cuatro ruedas y tres motores

Tras un trabajo conjunto de ocho meses –que combinó comunicaciones remotas con una visita de los alumnos mexicanos a Alemania, y otra de los germanos a nuestro país— lograron el original prototipo.

Se trata de una estructura de fibra de carbono y kevlar, resistente y liviana, con cuatro llantas y tres motores eléctricos, dos ubicados en las llantas traseras y uno en la parte central, donde funciona como generador, y capta la energía generada por el usuario humano.

Desarrollaron todo el proceso para lograr el vehículo: desde los planos y cálculos en papel, hasta la simulación en computadora y, lo más difícil, la construcción directa del artefacto, que los llevó a manejar materiales y estructuras hasta entonces desconocidas en el contacto directo.

El cuatriciclo –que permanece en la Universidad Tecnológica de Munich por ser la institución que financió el proyecto– combina aspectos mecánicos de una bicicleta de cuatro ruedas, con pequeños motores eléctricos, y se inscribe en la nueva tendencia mundial de vehículos híbridos no contaminantes, pensados especialmente para usarse en megaciudades.

Educación transversal

Más que pensar en avanzar el prototipo hacia una transferencia tecnológica, lo importante de este proyecto es fomentar la creatividad y la interrelación entre estudiantes de ingeniería y diseño, que además sean capaces de crear vínculos con alumnos de otros países, enfatizó Arturo Treviño.

“No hay una división entre fondo y forma, sino una idea conjunta que se desarrolla de manera integral desde su concepción, donde el control de los avances lo llevan los alumnos, pues los profesores operamos como asesores; son ellos quienes toman las decisiones”, añadió el arquitecto.

En tanto, Alejandro Ramírez Reivich consideró que estas experiencias ofrecen la posibilidad de utilizar su creatividad y conocimientos en un ambiente integral y competitivo, donde las empresas privadas están atentas a los desarrollos universitarios.

“La impresión de los alemanes después de esta experiencia es que los mexicanos somos muy perfeccionistas, y que pensamos en optimizar materiales y procesos”, señaló Reivich, un investigador con más de 30 desarrollos tecnológicos realizados a lo largo de tres décadas.

Fuente: Presidencia.gob
Publicada: 04 de Octubre 2010

Acerca del autor

ExpokNews

Comentarios

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]