Ciudadanía en Construcción Notas

México ocupa el lugar 76 de 135 en el Índice de generosidad

Escrito por ExpokNews

Por Emilio Guerra Díaz

Bárbara Anderson en su columna en Milenio Diario del lunes 10 de febrero dedicó su espacio editorial para comentar el Índice Mundial de Generosidad 2013 que recién publicaron Charities Aid Foundation y la afamada casa encuestadora Gallup con sede en Londres.

Ya Andrés Oppenheimer había abordado antes el tema en su columna “El Informe Oppenheimer” (enero 16) que se publica en el Nuevo Herald y se reproduce en múltiples diarios del mundo. El periodista argentino avecindado en Miami inició su análisis respecto al Índice de Generosidad señalando que en la India se expedía una nueva ley que exigirá a las empresas destinar 2% de sus utilidades a obras benéficas y que probablemente los países latinoamericanos podrían copiar esa iniciativa para incrementar la solidaridad, las donaciones y el servicio voluntario.

Este miércoles el ex presidente Felipe Calderón presentó la Fundación Desarrollo Humano Sostenible (en una segunda etapa), en el Club de Industriales. Para concurrir al evento solicitó a los 500 asistentes un donativo de 5 mil pesos. Con Índice de Generosidad o sin él, Felipe Calderón supo aprovechar muy bien sus relaciones para procurar fondos para su causa, en una sola noche, un millón de pesos.

Pero ¿Qué datos ofrece el Índice Mundial de Generosidad respecto a nuestro país?

La metodología de la encuesta analiza la generosidad en 3 campos: a) La disposición de las personas por ayudar a otros que no conocen y que se encuentran en condición extraordinaria; b) Colaborar de manera regular otorgando donativos y c) Apoyar con acciones voluntarias.

Combinados los tres indicadores se tiene que México ocupa el lugar 76 de los 135 países que comprendió el estudio. De nuestro continente (y naciones con tradición filantrópica que nos viene de España y Portugal), se tienen las siguientes posiciones: Costa Rica ocupa el lugar 23, le siguen Colombia (31), Chile (35) y Uruguay (47). Peor que nuestro país están Argentina (78), Nicaragua (82), Ecuador (84), Brasil y Venezuela (ambos en la posición 91) y El Salvador (107).

Ocupan las posiciones más altas, en orden de generosidad: Estados Unidos (1), Canadá, Nueva Zelanda y Myanmar (empatados en 2) e Irlanda (5). El país menos solidario en estos momentos es Grecia (135).

De acuerdo al estudio en México se prefiere hacer voluntariado, dar dinero y en último lugar ayudar a un extraño. Según sus datos de 113 millones de habitantes solo 21 millones realizaron alguna actividad se servicio voluntario.

Ahora bien, la tendencia favorable es que el Índice Mundial de Generosidad señala que va en aumento la participación de jóvenes colaborando como voluntarios y dando pequeñas donaciones. Las mujeres son más generosas que los hombres en el mundo.

Bárbara Anderson comenta en su columna que llama la atención que los responsables del estudio señalen que para que aumente la generosidad es necesario que los gobiernos asuman la responsabilidad de fortalecer a las organizaciones de sociedad civil para que haya confianza, certidumbre y también se faciliten los mecanismos para hacer donaciones económicas.

Felipe Calderón relanza su fundación

En “Ciudadanía en Construcción” se comparte en el espacio “Ciudadanos Trabajando” lo que las personas realizan a favor de los demás, pero quizá más bien hoy debería llamarse “Ciudadanos Distorsionando” pues el ex presidente está en escena y quiere mostrar que tiene “mucha mecha política” apoyándose en el sector filantrópico.

Vuelve a inyectar vida a la fundación desde donde lanzara su candidatura a la presidencia de la República siendo Secretario de Energía en el gobierno de Vicente Fox. La Fundación Desarrollo Humano Sustentable, A. C. es su nombre. Ésta fue presentada en el Club de Industriales el pasado miércoles y pretende generar proyectos para incidir en políticas públicas. Como se ha señalado para participar en el evento se solicitó a cada asistente un donativo de 5 mil pesos.

De acuerdo al periódico El Economista, “El ‘Reporte de donatarias autorizadas 2013’ de la Secretaría de Hacienda, hecho público en la página oficial de la dependencia federal, indica que la Fundación Desarrollo Humano Sustentable A. C., que hoy relanza Calderón Hinojosa, recibió 6 millones 636 mil 689 pesos mediante donativos nacionales en efectivo”.

Durante la entrevista previa, Felipe Calderón señaló que su fundación no persigue fines políticos. En su Twitter escribió “Esta noche presentaré la Fundación Desarrollo Humano Sostenible, una AC sin fines de lucro que analizará y propondrá políticas públicas”.

“Sorpresas te da la vida…, sorpresas te da la vida” decía la canción. ¿Recordarán los lectores que a la mitad del mandato de Felipe Calderón se emprendió un nuevo esfuerzo para obtener impuestos de donde fuera, el ex presidente y su Secretario de Hacienda Agustín Carstens, querían dar un trato de empresas sociales a las organizaciones sin fines de lucro como organizaciones operativas y fundaciones porque sospechaba que evadían impuestos?

Esa iniciativa fiscal afortunadamente fue frenada por el cabildeo de diversas organizaciones. Pues años después el michoacano recurre a crear una fundación, para no dejar el escenario político, usando un recurso que otrora criticó. Ahora se dará cuenta sobre el estado del arte del sector filantrópico y cómo se encuentra el marco fiscal para las donatarias autorizadas. También deberá sujetarse a las disposiciones de la ley antilavado por la sospecha de recursos provenientes del narcotráfico. Si recibe donaciones de un sólo donante por más de 208 mil pesos deberá reportarlo inmediatamente a las autoridades.

Rafael Cardona en su Cristalazo, durante el espacio radiofónico de José Cárdenas en Radio Fórmula (miércoles 12 de febrero) criticó a Felipe Calderón quien viene a presentar su fundación que incluye en su nombre un concepto (“tan enredoso”) como es “desarrollo humano sustentable” y pese a la definición de lo que eso sea… se preguntó por qué no hizo “desarrollo humano sustentable” en su sexenio y en cambio “el ex presidente se está metiendo a través de esa fundación para modificar el proceso de selección del próximo presidente de su partido…”

En realidad, pese a que la asociación civil de Felipe Calderón lleve en su nombre el término “Fundación” todo indica que será una organización operativa dedicada al estudio y la investigación política (no olvide el lector que quiere incidir en Políticas Públicas) por lo que no dará donativos, más bien los solicitará. La pregunta es ¿un político debería estar impedido para crear una asociación sin fines lucrativos de carácter filantrópico? Sinceramente pienso que no, como todo mexicano tiene el derecho de hacerlo.

Pero como es consecuente, muchas personas en este país estiman que la creación de fundaciones por parte de políticos siempre trae algo oculto, hay doble intencionalidad. Eso genera diversas suspicacias como: Celeridad para que les autoricen ser donatarias, ventajas que otras organizaciones no tienen en la procuración de fondos y donaciones “voluntarias” de los amigos o de los funcionarios que estuvieron al servicio de ellos y que algo les deben. Beneficios que no tiene la mayoría de organizaciones fundadas por otros ciudadanos.

Este tipo de maniobras distorsionan gravemente la utilidad pública del sector filantrópico, explican por qué hay desconfianza en este sector y por qué el deshonroso lugar que ocupamos en el Índice de Generosidad de Gallup.


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

ExpokNews

Comentarios

  • No tengo autoridad moral para juzgar las acciones del ex presidente Felipe Calderón por falta de información; sí, es claro que genera suspicacias… bien dijo Rafael Cardona, por qué lo hace ahora y no lo hizo durante su administración? Lo dejo para los que saben!

    Lo que sí me hace mucho ruido y coincido totalmente es en lo que dice Bárbara Anderson en su columna, pues sí llama la atención que los responsables del estudio señalen que para que aumente la generosidad, es necesario que los gobiernos asuman la responsabilidad de FORTALECER a las organizaciones de sociedad civil para que haya confianza, certidumbre y también se FACILITEN los mecanismos para hacer donaciones económicas.

    Si es el gobierno el primero que nos frena, cómo creceremos???

  • Me pregunto si no fue tan complicado para esta Fundación, (como lo está siendo para OSC), el reportar estas “acciones vulnerables”, ya que todo fue recibido en efecitvo…

Dejar un comentario