RSE

Los zoológicos del futuro ya no necesitarán animales en cautiverio

eZoo

La reciente legislación mexicana contra los animales en los circos ha causado una creciente polémica a nivel nacional e internacional, ya que los zoológicos, espectáculos con delfines y otras presentaciones han sido excluidos de la medida por considerar al espectáculo circense como el principal protagonista del grave problema del maltrato animal.

Sin embargo es un hecho que mantener especies salvajes en cautiverio es por si misma una práctica poco responsable para la que las nuevas tecnologías ofrecen una alternativa increíble.

El propósito de un zoológico es acercar el conocimiento de las especies salvajes a los niños y el público en general a fin de que puedan visualizar sus características y comportamiento, sin embargo los ejemplares que viven en cautiverio frecuentemente carecen de condiciones que les permitan desarrollarse de manera optima, afectando también la forma natural en la que se desarrollan con el entorno.

En un esfuerzo importante por vincular las nuevas tecnologías con el conocimiento animal y desarrollar alternativas que permitan este acercamiento sin necesidad de mantener animales salvajes en cautiverio, ha nacido el proyecto eZoo, que brinda a los espectadores la posibilidad de disfrutar de un recorrido interactivo por cada una de las especies al tiempo que adquiere conocimiento científico sobre ellas y contribuye a la protección de la biodiversidad.

Leonardo Anselmi, coordinador del proyecto asegura que eZoo tiene un valor educativo adicional ante los zoológicos tradicionales, ya que se trata de un espacio de realidad virtual en el que en lugar de contar con animales de carne y hueso que carecen de un comportamiento natural, se pueden observar animales que no son tangibles, pero que se comportan como lo harían en su habitat original.

Por su parte Alejandra García, coordinadora ejecutiva del eZoo afirma que aunque los zoológicos tradicionales se valen de una supuesta filosofía a favor de la conservación, realmente no contempla la reintroducción de ningún ejemplar a su hábitat natural, por lo que lo único que se consigue es prolongar el sufrimiento de los animales en cautiverio. “La conservación sin reintroducción es una estrategia comercial, pero no ecológica ni medio ambiental”,señala.

Esta es la razón por la cual el proyecto contempla destinar fondos para la conservación de los hábitat naturales y de las especies que los habitan, así como un programa de becas para estudiantes de biología, veterinaria y otras áreas relacionadas con la protección de los animales. A su vez, los becarios deberán proveer a eZoo de material para enriquecer la oferta de conocimiento científico.

“No considero educativo ver un cartel que te diga que un elefante corre 20 kilómetros al día en manadas de 50 individuos y encontrarte al elefante real, pero sólo y sin moverse”, dice Olmo García, coordinador de contenidos del proyecto.

En lugar de eso, eZoo contempla opciones de realidad aumentada en donde luego de observar el comportamiento real de una manada de elefantes a tu alrededor puedes tocar a uno de ellos y desplegar en una pantalla datos que te permitirán conocerlo a profundidad e incluso visualizar el interior de su cuerpo.

Aunque aún se trata de un proyecto en desarrollo, se trata de una alternativa ética para crear un acercamiento ético con las especies salvajes y fomentar el respeto hacia el medio ambiente. ¿Será este el futuro de los zoológicos?

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario