RSE

¿Los viajes de trabajo nos hacen peores personas?

Por: María José Evia Herrero

Un estudio de la plataforma virtual ON24 dio a conocer que los empleados que realizan viajes de trabajo en Estados Unidos piensan que tienen “malas conductas” durante éstos, las cuales van desde abandonar sus rutinas de ejercicio hasta cosas más graves, como engañar a sus parejas.


Según el estudio, difundido por Fox Business, el 94% de los encuestados dijo que se ha “portado mal” durante viajes de trabajo. Las principales malas acciones son: beber demasiado (71%), engañar a su esposo o esposa (66%) y gastar demasiado dinero (54%), además de dormir pocas horas y usar drogas ilegales.

Estas actitudes pueden estar relacionadas con la presión adicional que muchos empleados sienten respecto a su trabajo. En la misma encuesta, el 85% de los 2 mil individuos encuestados dijo sentir que el trabajo interfiere con su vida personal, y el 75% mencionó al estrés como una consecuencia de esta presión.

Por lo tanto, un viaje de trabajo puede ser una ocasión para aliviar este estrés y alejarse de la rutina, pero se convierte en un círculo vicioso, ya que las “malas actitudes” descritas tienen un potencial aún mayor para generar presiones e intervenir en la vida personal que la vida normal de oficina.

¿Qué solución sería la ideal? ¿Es responsabilidad de la empresa asegurarse de que sus empleados tengan conductas impecables durante sus viajes? La respuesta depende mucho de los valores de cada compañía y de la importancia que le den a las acciones de sus colaboradores, pero lo cierto es que el compromiso con el ejercicio, la moderación en el alcohol y las infidelidades es definitivamente algo profundamente individual.

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

Dejar un comentario