Ambiental

Los trópicos en decadencia: los recursos naturales se degradan a una velocidad alarmante. WWF

Nuevos estudios sostienen que las poblaciones de especies tropicales decrecen a un ritmo alarmante, mientras las demandas de la humanidad sobre los recursos naturales aumentan a una velocidad desmesurada, hasta un 50% más de lo que el planeta puede proveer, sostiene la edición 2010 del Informe Planeta Vivo del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), el diagnóstico más destacado sobre la salud del planeta.

El Informe Planeta Vivo 2010 de WWF, es un reporte bienal producido en colaboración con la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL, por sus siglas en inglés) y la Red Global de la Huella Ecológica (Global Footprint Network), el cual incluye el Índice Planeta Vivo, cuyo contenido refleja los cambios en la salud de los ecosistemas, a través del análisis de las tendencias de aproximadamente 8,000 poblaciones de más de 2,500 especies. El Índice Planeta Vivo presenta una disminución del 30% en especies de vertebrados a partir de 1970, siendo las especies tropicales las más afectadas con una disminución del 60% en menos de 40 años. Esta afectación se registra principalmente en los países más pobres.

“Existe una tasa alarmante en la pérdida de la biodiversidad, sobre todo en países tropicales de bajo ingreso económico. Mientras tanto, los países desarrollados viven en una ilusión alimentada por el consumo excesivo y altas emisiones de carbono”, comentó James Leap, Director General de WWF Internacional.

El Informe Planeta Vivo muestra una tendencia de recuperación en las especies habitantes de las zonas templadas, gracias en parte a los esfuerzos de conservación y las mejoras en el control de la contaminación y manejo de desperdicios. Sin embargo, las poblaciones de especies tropicales de agua dulce disminuyeron casi el 70%, el decremento más grande que haya sido registrado estadísticamente, tanto en especies terrestres como marinas.

“Las especies son la base de los ecosistemas”, dijo Jonathan Baillie, Director del Programa de Conservación de la Sociedad Zoológica de Londres. “Los ecosistemas sanos representan la base de todo lo que tenemos, perderlos significará destruir nuestro sistema de soporte para la vida”.

La Huella Ecológica1 es uno de los indicadores usados en este informe, y alarma sobre la duplicación de nuestra demanda de recursos naturales desde 1966, además de documentar que la humanidad esta usando el equivalente a 1.5 planetas para satisfacer sus necesidades. De continuar viviendo más allá de los límites del planeta, para el año 2030 necesitaremos anualmente la capacidad productiva de 2 planetas enteros.
“El Informe Planeta Vivo 2010 nos advierte que de continuar con nuestras tendencias actuales de consumo, llegaremos a una situación irreversible”, comenta Jorge Rickards, Director de Conservación de WWF-México. “Se requerirían 4.5 planetas para satisfacer la demanda de una población mundial, cuyo estilo de vida fuera el mismo de un ciudadano promedio de los Estados Unidos de Norte América o de los Emiratos Árabes Unidos”, agregó.

El dióxido de carbono es el mayor culpable de conducir al planeta a una catástrofe ecológica. Nuestra Huella de Carbono ha aumentado 11 veces en los últimos 50 años, lo que ha duplicado la Huella Ecológica de la humanidad.

Los 10 países que encabezan la lista de la Huella Ecológica más alta por persona son: Los Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Dinamarca, Bélgica, Estados Unidos, Estonia, Canadá, Australia, Kuwait e Irlanda.
En México la Huella Ecológica es de 3 hectáreas globales por persona – la demanda de los mexicanos sobre los recursos naturales – y el total de la biocapacidad – la capacidad regenerativa del planeta – es de 1.5 hectáreas globales por persona. Por lo cual, con el actual ritmo de consumo, los mexicanos necesitaríamos casi 2 Méxicos para satisfacer las demandas de recursos naturales.

“México, está en la lista de los 10 países con la mayor Huella Hídrica de la Producción2, lo cual tiene una grave implicación en la salud de los ecosistemas, la producción alimenticia y los efectos meteorológicos extremos producidos por el cambio climático. Por lo tanto es imperativo impulsar una gestión integrada de los recursos hídricos en el país, la cual comprenda criterios ecológicos”, comentó Eugenio Barrios, Director del Programa de Agua de WWF-México.

Los 31 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), incluidas las economías más ricas del mundo, son responsables del casi 40% de la Huella Ecológica a nivel global.
“Los países con alta dependencia sobre los recursos naturales ponen en riesgo sus economías”, dijo Mathis Wackernagel, Presidente de la Red Global de la Huella Ecológica. “Aquellos países capaces de proveer una buena calidad de vida a sus habitantes sobre una baja demanda ecológica, no sólo contribuirán al bienestar global, sino también se convertirán en los líderes de un mundo con recursos naturales limitados”.

Los patrones desmesurados de consumo de las naciones más ricas dependen directamente de la extracción y consecuente agotamiento de los recursos naturales de las naciones más empobrecidas, comúnmente los países tropicales ricos en flora, fauna y minerales. La Huella Ecológica de las naciones más ricas es, en promedio, cinco veces mayor que aquella de las naciones empobrecidas.

El Informe muestra que una Huella Ecológica elevada y su relación con altos niveles de consumo, provisto a costa de otros, no refleja un alto nivel de desarrollo. El Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, el cual trata temas de expectativa de vida, ingreso y educación, puede ser alto con una huella ecológica moderada.

El Informe Planeta Vivo 2010 de WWF propone seis áreas de acción para hacer frente al futuro en un planeta constituido por 9,000 millones de personas para el 2050:

1) Diferente percepción del desarrollo
2) Inversión en nuestro capital natural
3) Cambios en los sectores: energía y alimentación
4) Asignación de la tierra y planificación de uso
5) Igualdad en el reparto de recursos
6) Fortalecimiento de instituciones y gobernanza

“México es el cuarto país con mayor diversidad biológica y el segundo en diversidad de ecosistemas en el mundo. Diez por ciento de las especies de animales y plantas terrestres del planeta están en nuestro país”. “El informe Planeta Vivo 2010 es una herramienta para gestionar sosteniblemente nuestros recursos naturales, por lo que hacemos un llamado a los gobiernos por mejores políticas en este sector y a la sociedad, por una mejor elección en la forma en que producimos, consumimos y usamos nuestra energía”, concluyó Omar Vidal, Director General de WWF México.

1 La Huella Ecológica mide el área de la tierra biológicamente productiva y el agua necesaria para producir los recursos renovables que la humanidad utiliza, e incluye el espacio necesario para infraestructuras y la vegetación para absorber el dióxido de carbono (CO2). La demanda sobre los ecosistemas nacionales considera la producción de carbono, tierras de pastoreo y cultivos, bosques, actividades de pesca y tierra urbanizada.

2 La Huella Hídrica de la Producción es un indicador de la demanda humana sobre los recursos hídricos.

Fuente: Comunicado de Prensa

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]