Ambiental

Interesa a brasileños producción de biocombustible en Chiapas

Durante un recorrido por la Frontera Sur, científicos de la empresa brasileña de Investigación Agropecuaria Embrapa, manifestaron su interés en la utilización del piñón producido en Chiapas para la elaboración de biocombustible en su país.

Bruno Laviola, científico del Empraba, dependiente del Ministerio de Agricultura de Brasil, dijo que científicos de Brasil y México acordaron intercambiar experiencias y conocimientos en materia de producción de biocombustibles.

En Brasil el biodiesel representa el cinco por ciento de los combustibles que se utilizan, pero son elaborados principalmente a partir de la soya, el problema es que ésta es comestible y por lo mismo se buscan alternativas, donde Chiapas tiene los mayores avances en las investigaciones de otras especies para esos fines, como el piñón.

El científico reconoció la utilidad de la jatropha curcas -piñón mexicano- como insumo para elaborar biodiesel con fines industriales y uso en automotores, por lo que abundó que hay gran interés en el piñón para utilizarlo en la elaboración de biocombustibles “es precisamente en la región fronteriza de Chiapas donde se encuentra el mayor banco de germoplasma jatropha curcas con 400 especies”, sostuvo.

Entre los objetivos de su visita a la Frontera Sur es generar un intercambio de experiencias entre ambas naciones en el ámbito de la investigación de biocombustibles y estrechar los vínculos de colaboración científica.

Por su parte el coordinador de la Red Nacional de Investigaciones en Bioenergéticos del Instituto Nacional de Investigación Forestal, Agrícola y Pecuaria (Inifap), Alfredo Zamarripa Colmenero, reveló que ya se han establecido también convenios con diversos países de la Unión Europea y Estados Unidos, interesados en el desarrollo de energías limpias.

El biodiesel, explicó, es una fuente renovable de energía, la cual es biodegradable, no tóxica y puede utilizarse directamente o mezclado con combustibles convencionales derivados del petróleo.

Por ello, la jatropha curcas tiene el potencial para convertirse en una nueva fuente para su generación, pero también de creación de empleos en el campo y el aumento de ingresos en las zonas rurales de nuestro país.

El piñón es un cultivo que no compite con la producción de alimentos, tiene un rendimiento promedio de dos toneladas de aceite por hectárea, cuenta con un alto contenido de lípidos y la harina obtenida de la extracción puede utilizarse como alimento para animales de granja.

Fuente: El Financiero; Economía, p15.
Autor: Antonio García Vilchis
Publicada: 12 de Octubre de 2010

Click sobre la imagen para ampliar

interesa

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

Dejar un comentario