Ambiental Noticias RSE

Los Intocables vs el greenwash en el sector financiero: Reino Unido crea fuerza de trabajo especial para perseguirlo

Los Intocables vs el greenwash en el sector financiero. Reino Unido crea fuerza de trabajo especial para perseguirlo.
Escrito por Corinna Acosta

Con el objetivo de terminar con el greenwash en el sector financiero, UK habilitará un grupo consultivo encargado de crear una “taxonomía verde” de las finanzas.

Denominado Grupo Asesor Técnico Verde (GTAG), el grupo de trabajo estará formado por miembros de ONGs, organismos comerciales y académicos, junto con organizaciones que utilizarán la taxonomía finalizada y entidades con experiencia en la creación de dichos marcos. Este grupo se ha creado para que sea independiente del Tesoro y de otros departamentos gubernamentales.

De acuerdo con edie entre las organizaciones representadas en el GTAG se encuentran:

  • El Instituto de Finanzas Verdes.
  • WWF.
  • El Grupo de Inversores Institucionales sobre el Cambio Climático (IIGCC).
  • La Confederación de Industrias Británicas (CBI).
  • El Grupo Aldersgate.

En la categoría de expertos en taxonomía y datos se encuentran representantes de entidades como los Principios de Inversión Responsable (PRI) de la ONU, la Iniciativa de Bonos Climáticos y la propia Agencia de Medio Ambiente y el Comité de Cambio Climático del Gobierno.

La directora ejecutiva del Instituto de Finanzas Verdes, Ingrid Holmes, ha sido nombrada presidenta del GTAG. Hasta abril de 2021, Holmes dirigió la política y la promoción de la gestión de inversiones de Federated Hermes International. Antes de asumir estas funciones, fue directora del grupo de reflexión E3G, y contribuyó a la creación del ahora cerrado Banco de Inversión Verde del Reino Unido.

greenwash en el sector financiero

La taxonomía que va a desarrollar el GTAG contribuirá a reducir el greenwashing en el sector financiero, ya que definirá qué tipo de actividades financieras pueden ser calificadas con términos como “sostenibles” o “bajas en carbono”.

Este marco se presentará al Gobierno del Reino Unido en forma de asesoramiento; habrá que dar otros pasos antes de consagrarlo en la ley. Todavía no se ha anunciado un calendario para la publicación de las recomendaciones.

El Secretario Económico del Tesoro, John Glen, dijo en un comunicado que, si bien acoge con satisfacción los “cientos de nuevos fondos de inversión sostenible que salen al mercado cada año y las ventas a los inversores minoristas del Reino Unido que se triplican de 2019 a 2020”, ha escuchado la evidencia de que muchos proveedores están haciendo afirmaciones infundadas o exageradas sobre el impacto ambiental de los proyectos financiados.

Greenwash en el sector financiero

En una encuesta realizada por Schroders en 2020 entre 650 inversores institucionales con más de 25.9 billones de dólares en activos gestionados en todo el mundo, los encuestados citaron el greenwashing como el mayor reto para mejorar —o cumplir— los objetivos de sostenibilidad.

Una encuesta más reciente realizada por la empresa de software como servicio Workiva entre 4,600 inversores particulares reveló que al 90% le cuesta confiar en las afirmaciones “verdes” de los proveedores.

Queremos que los inversores y las empresas desempeñen su papel en la ecologización de nuestra economía y en la transición hacia la neutralidad, por lo que es fundamental que tengamos una definición común clara de lo que significa “verde””, dijo el Secretario Económico del Tesoro, John Glen.

greenwash en el sector financiero

Una taxonomía ecológica del Reino Unido proporcionará mejores datos sobre el impacto medioambiental de las empresas, lo que ayudará a los inversores, las empresas y los consumidores a tomar decisiones financieras ecológicas y a acelerar la transición hacia el cero neto.

Glen afirmó que el asesoramiento del GTAG sobre la taxonomía servirá de base a un marco “riguroso” que “establece un alto nivel a nivel mundial”. En particular, la Unión Europea (UE) ya está aplicando por etapas una taxonomía de las finanzas verdes. Según las normas actuales, entre las actividades que no pueden clasificarse como “verdes” están la generación de electricidad por gas y la ampliación de aeropuertos.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario