Infografías RSE

Las 10 características que todo líder debe tener

195 líderes en 15 países identificaron las características de un buen estilo de liderazgo

Todos estamos de acuerdo en que un buen liderazgo puede definir el éxito o fracaso de los objetivos de una organización, además de tener una enorme influencia en la felicidad de sus colaboradores e incluso en el futuro de una comunidad. Es por eso que constantemente surgen investigaciones que pretenden encontrar los ingredientes que dan como resultado a un buen líder.

Aunque por supuesto que guiar a una organización es mucho más que una serie de comportamientos dictados por un estudio, este tipo de ejercicios sirven para conocer qué es lo que se considera como buen liderazgo en un momento determinado de la historia y también por qué es tan difícil encontrar verdaderos líderes inspiradores.

Recientemente, la Dr. Sunnie Giles, coach de negocios y científica social, presentó en Harvard Business Review los resultados de una encuesta que llevó a cabo entre 195 líderes pertenecientes a 30 organizaciones globales en 15 países para conocer cuáles consideran que son las aptitudes de liderazgo más importantes.

Top-10-de-habilidades-de-lideres (1)

Para conocer el top 10 de aptitudes, la experta pidió a estos líderes que eligieran 10 características de una lista de 74. En su texto presenta sus resultados, dividiendo las diez más mencionadas en cinco grandes temas: ética y seguridad, organización, aprendizaje efectivo, impulso de crecimiento y conexión y pertenencia. Para ella, todos estos puntos son “difíciles de dominar, en parte porque mejorarlos requiere actuar en contra de nuestra naturaleza.” A continuación resumimos sus conclusiones respecto a cada tema.

Ética y seguridad:

Este tema engloba a dos de las aptitudes en el top 10: “altos estándares éticos y morales” y “comunicación clara de expectativas”. Según la Dra. Giles, juntos, estos atributos crean un ambiente de seguridad y confianza.

Para lograrlo, la experta recomienda que los líderes se comporten de una forma que sea consistente con sus valores y que se comuniquen con sus colaboradores de una forma que intencionalmente cree una sensación de seguridad. Por ejemplo, si algo sale mal y es necesario pedir explicaciones, el líder puede decir: “No intento culparte, solo quiero entender qué fue lo que pasó.”

Impulsar la autoorganización:

Se refiere a la segunda aptitud más mencionada, “proveer de metas y objetivos con guías y dirección relajada” o, lo que es lo mismo, mostrar un rumbo claro pero permitir que cada persona administre su tiempo y carga de trabajo.

El primer paso para ser un líder que domina esta aptitud, dice la experta, es perder el miedo a renunciar al poder y también dominar las reacciones físicas que se tienen en momentos de tensión. Los colaboradores pueden notar en el lenguaje corporal los momentos en los que su líder está a la defensiva por considerar que su autoridad está siendo desafiada, pero es posible entrenar al cuerpo para relajarse en este tipo de situaciones.

Conexión y pertenencia:

Aquí se combinan los atributos “comunicar de forma abierta y constante” y “crear una sensación de triunfar y fracasar juntos”. Al unirlos se logra que los colaboradores sientan que pertenecen al equipo y a la organización.

Entre las estrategias sencillas para obtener estas aptitudes que sugiere la Dra. Giles están sonreír y llamar por su nombre a las personas, así como prestar atención a sus intereses. Además, se puede crear un símbolo, lema o canción que identifique al equipo y fortalezca su sentido de conexión.

Aprendizaje efectivo:

Une tres de los atributos más mencionados: “flexibilidad para cambiar opiniones”, “apertura a nuevas ideas y enfoques” y “ambiente en el que se puede intentar y fallar”. Para generar este tipo de cultura, los líderes deben demostrar que están abiertos a escuchar sugerencias y opiniones e incluso que son capaces de aceptar cuando cometen un error.

Respecto al trabajo de sus colaboradores, es necesario que les permitan tomar riesgos a pesar de la posibilidad de fallar y que generen espacios para que todos aprendan de los errores de los demás.

Impulso del crecimiento:

Las dos aptitudes restantes en el top 10: “compromiso con el entrenamiento constante” e “impulsar a sus colaboradores a ser líderes” componen la última categoría.

Cuando un líder muestra compromiso con el crecimiento de los miembros de su equipo, dice la experta, ellos son motivados para ser recíprocos, y expresan su gratitud y lealtad dando su mejor esfuerzo. Es por eso que si un líder quiere inspirar para que todos trabajen al máximo debe apoyarlos en su entrenamiento y para recibir ascensos, además de apoyar todos sus proyectos.

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

Dejar un comentario