RSE

Lanza CCE “vacuna” por normativa laboral del T-MEC

La herramienta de autoevaluación permitirá a empresas nacionales evitar cualquier conflicto derivado de la entrada en vigor del tratado comercial.

Erika Barón

En un trabajo conjunto, el gobierno federal y el sector privado crearon una herramienta de autodiagnóstico empresarial que servirá para prevenir conflictos en materia laboral derivados de la entrada en vigor del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

La Autoevaluación Laboral va dirigida a micro, pequeñas y medianas empresas que tengan relación comercial con Estados Unidos y quieran conocer su nivel de cumplimiento en la normativa laboral que impone el T-MEC, además de corroborar que se está cumpliendo con la reforma laboral que entró en vigor el 2 de mayo del año pasado.

Consta de 57 preguntas que evalúan el estado del sector privado en cuanto a la libertad de asociación y reconocimiento a la negociación colectiva, es decir, si una empresa tiene una queja; en este contexto, los gobiernos de Estados Unidos y Canadá podrían establecer sanciones arancelarias o de libre tránsito de mercancías.

Graciela Márquez, titular de la Secretaría de Economía (SE), indicó que esta, “es una estrategia efectiva que nos encamina a recibir los beneficios comerciales y va disminuyendo los riesgos de eventuales problemáticas o afectaciones que se puedan derivar de denuncias de estos derechos”.

Durante conferencia virtual, Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), aseguró que el instrumento fue construido en coordinación con la Secretaría de Economía (SE) y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) con el fin de que las propias empresas califiquen su cumplimiento de la Ley Laboral y, a su vez, eviten demandas que afecten su actividad exportadora.

Cabe mencionar que este indicador se podrá encontrar de forma gratuita en la página electrónica ccetmec.mx/ y no se trata de una certificación que pueda evitar una demanda o queja laboral en Estados Unidos, sino de una medida de prevención.

En su participación, Luisa María Alcalde Luján, secretaria de Trabajo, sostuvo que se creó un grupo de trabajo que permitirá atender de manera oportuna cualquier contingencia en el tratado comercial y recalcó que “no hay fórmulas mágicas, si se cumple con la Ley laboral se cumple con las reglas comerciales del tratado”.

Resaltó que la implementación de la reforma laboral en su primera etapa estará lista para el 1 de noviembre del año en curso, momento en que iniciarán operaciones los centros de conciliación local y las oficinas de los centros de registros laboral en ocho entidades federativas.

“Todo lo registral se verá implementado el primero de mayo del siguiente año y así avanzar para concluir en mayo de 2022 con todo el modelo laboral en el país. El andamiaje institucional será garantía de los derechos de libertad sindical y negociación colectiva con procesos más transparentes y eficientes, como verificación de inspecciones sindicales y consultas para probar los contenidos de los contratos colectivos”, detalló.

Por su parte, Alejandro Encinas, titular de Política Laboral y Relaciones Institucionales de la STPS, agregó que en los primeros 40 días, luego de que recibir una eventual queja se elabora un expediente “para dar respuesta, identificar si hay denegación de derechos y, en caso de que la haya, sugerir un curso de reparación que satisfaga a ambas partes”.

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

Dejar un comentario