RSI

La viuda de Steve Jobs dedica sus esfuerzos a la educación

Steve Jobs habló muy poco en público sobre filantropía, y no participó en la campaña encabezada por Bill Gates y Warren Buffett para lograr que multimillonarios se comprometieran a donar gran parte de su riqueza.

Tras la muerte del cofundador de Apple Inc. la atención se traslada a la forma en que su viuda, Laurene Powell Jobs, manejará la fortuna que probablemente herede. Algunos grandes donantes en Silicon Valley afirman que no saben si la pareja hizo alguna donación de importancia sin hacerlo público. A través de una portavoz, Powell Jobs, de 47 años, prefirió no ser entrevistada.

Pero las actividades de Powell Jobs pintan el panorama de una familia profundamente involucrada en apoyar una reforma educativa, asuntos de la mujer y otras causas femeninas, así como candidatos y temas del Partido Demócrata de EE.UU.

“Ella pertenece en gran medida a la escuela de ‘a quien se le da mucho, se le pide mucho'”, sostiene Carlos Watson, quien cofundó una organización para la reforma educativa llamada College Track en 1997. “(Powell Jobs) se centra en formas de expandir las oportunidades”.

La esposa de Jobs se ha convertido en una líder de políticas educativas, y asesora a organizaciones sin fines de lucro y políticos, afirma Ted Mitchell, presidente ejecutivo de NewSchools Venture Fund, a cuya junta directiva se sumó Powell Jobs hace cinco años. La familia Jobs ha donado millones de dólares al grupo, afirma, y su trabajo “es aún más efectivo porque hace este trabajo en silencio, con constancia, con increíble integridad y gran perspicacia”.

Powell Jobs trabajó en Merrill Lynch Asset Management y Goldman Sachs a fines de los años 80. Conoció a su esposo estudiaba para obtener un MBA en la Universidad de Stanford. Se casaron en 1991 y tuvieron tres hijos, Eve, Erin y Reed. También fundó una empresa de alimentos naturales llamada Terravera.

Las actividades caritativas de Powell Jobs se remontan al menos a mediados de los 90, cuando fue mentora de estudiantes de una escuela secundaria en East Palo Alto, California. En 1997 cofundó College Track, organización sin fines de lucro que ayuda a estudiantes de bajos ingresos a prepararse para la universidad a través de intensivos programas académicos y extra curriculares.

Financiar y encabezar College Track involucró donaciones financieras “significativas” de la familia Jobs, según una persona familiarizada con la institución.

Según Watson, Powell Jobs pensó: “Esto es lo suficientemente importante como para no sólo hacer un cheque; voy a construir con mis propias manos una infraestructura que pueda ayudar a los estudiantes a ir a la universidad”. El programa ha instruido a más de 1.000 estudiantes, indica, 90% de los cuales asistieron a una universidad durante cuatro años.

Powell Jobs a menudo toma desprevenidos a estudiantes de College Track, que son en su mayoría negros y latinos. “Creen que los demás no saben lo que les pasa”, afirma Watson. Pero al interactuar frente a frente —a veces decenas de sesiones en su casa o la de los estudiantes— probó su capacidad de conectarse (con ellos), afirma Watson.

Powell Jobs aún se desempeña como presidente del directorio de College Track y se sumó a las juntas directivas de Teach for America, NewSchools Venture Fund, Stand for Children, New America Foundation y Conservation International. Además en miembro del Consejo de Relaciones Exteriores.

Más recientemente, Powell Jobs estableció una organización filantrópica más amplia llamada Emerson Collective. Según su autobiografía: “trabaja con una serie de emprendedores para avanzar en esfuerzos de reforma social interna e internacional”.

Una persona familiarizada con Emerson afirma que la organización cree en “darle impulso al individuo al otorgarle herramientas para vivir una vida productiva”.

Powell Jobs ha hecho apariciones públicas en los últimos años en la Iniciativa Global Clinton. Realizó una entrevista en el escenario al actor Ben Affleck en abril durante una reunión del Foro de Filantropía Global sobre su trabajo al financiar a la Iniciativa del Congo del Este. Los dos viajaron al Congo el año pasado, y ella invirtió en la Iniciativa.

En los últimos años, los archivos públicos indican que Powell Jobs realizó donaciones políticas a causas demócratas, incluyendo US$200.000 a un grupo llamada Californianos para la Energía Limpia y los Empleos, que se oponía una iniciativa de votantes que buscaba retrasar una ley que regulaba emisiones de efecto invernadero.

Fuente: Online.wsj.com
Por: Rob Guth.
Publicada: 10 de octubre de 2011.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario