RSE

La RSE es mucho más que marketing: es una maniobra estratégica

La sociedad hoy en día exige mucho más de las compañías que en el pasado y «las empresas que no entienden esto no van a ser viables», afirmó el ministro de Economía de Chile, Pablo Longueira, durante un seminario en Santiago.

El ministro hizo un llamado a las compañías a adoptar el concepto de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) y desempeñar una función que va más allá de solo proveer productos o servicios.

Longueira fue incluso más allá al decir que iba a encabezar un grupo de trabajo interministerial, en el cual también participarían los actores del sector empresarial, para concebir un marco legal para la RSE y para las B corporations (benefit corporations), es decir, compañías que no solo aspiran a lograr resultados económicos, sino también sociales y ambientales. La idea, manifestó, es presentar una propuesta al presidente Sebastián Piñera, aun cuando no mencionó específicamente cuándo sucedería ello.

¿De qué se trata la RSE? Muchas personas, habiendo sido bombardeadas con comerciales de grandes empresas que cantan sus propias alabanzas so pretexto de RSE, probablemente declaren que se trata de marketing aparejado con filantropía en el mejor de los casos o lavado de dinero, en el peor. Sin embargo, en el estricto sentido de la palabra, la RSE traspasa las fronteras del departamento de marketing. Si se aplica de manera adecuada, constituye una maniobra estratégica que trasciende a todas las áreas de una compañía.

En resumidas cuentas, la RSE se trata de sostenibilidad, lo que a su vez la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CMMAD) define como «satisfacer las necesidades de la generación actual sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades». Tiene que ver con concentrarse no solo en los típicos resultados (utilidades), sino en los que atañen y afectan a la sociedad, al medio ambiente y a la economía o las tres P: personas, planeta y provecho económico.

Estos ideales se incorporan en el Pacto Mundial de la ONU, que es la mayor iniciativa de sostenibilidad empresarial voluntaria con 8.700 afiliados de 130 países. Comprende 10 principios en las áreas de derechos humanos, estándares laborales, medio ambiente y anticorrupción.

En un video que se presentó en el seminario «Principios del Pacto Mundial en la gestión sostenible de las compañías» que se realizó en Santiago de Chile (donde Longueira fue uno de los oradores), Georg Kell, director ejecutivo del Pacto Mundial de la ONU destacó que el desarrollo del sector privado sí puede compatibilizar con las políticas públicas.

Sostuvo que ha ido cobrando intensidad el poder de la acción colectiva y las innovaciones lideradas por las empresas para responder a las necesidades de la sociedad. «Latinoamérica está experimentando un enorme renacimiento… y el sector privado es una parte muy importante en la construcción de ese futuro».

Esta afirmación es mucho más cierta en Chile, a diferencia de cualquier otro país. Si se compara a nivel mundial, el sector privado de Chile es el que más contribuye al PIB, precisó Longueira, quien agregó que «el Ministerio de Economía no es indiferente a este tema». Las empresas necesitan «contribuir a hacer un mundo más humano y contribuir al desarrollo humano… Requiere un cambio de prácticas».

Con el advenimiento de los medios sociales y la omnipresente conectividad, los consumidores del presente han ido demostrando su valía y defendiendo sus derechos y deseos con cada vez mayor frecuencia. Dentro de este contexto, si las empresas logran dialogar más y mejor con las partes interesadas, obtendrán el permiso de la sociedad para operar y crecer.

Fuente: bnamericas.com
Por: Christian Molinari
Publicada: 29 de Agosto de 2012

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact