La nueva campaña de RSE de Mastercard no tiene precio. ¡Echa ojo!

Con el valor que la responsabilidad social le agrega a las marcas, muchas empresas han tratado de lucir responsables solamente como una estrategia para atraer clientes. En cambio, existen empresas que sí se han comprometido y han llevado sus iniciativas a otro nivel, como en el caso de la RSE de Mastercard, un caso de éxito que muchas compañías deben seguir.

La RSE para el CEO de Mastercard

En diversas ocasiones te hemos compartido que no existe empresa responsable sin un líder realmente comprometido con los valores y propósitos de su marca.

En el caso del CEO de Mastercard, Ajay Banga, la responsabilidad social es una oportunidad única para que las compañías tengan éxito en su papel, y a su vez, puedan devolver y compartir estos logros con su entorno.

A pesar de que los objetivos de Mastercard pueden lucir más corporativos que responsables, la realidad es que la RSE de Mastercard quiere lograr un impacto tanto a nivel corporativo como social y ambiental.


La responsabilidad social es una oportunidad única para que las compañías.

Twittea esta frase.


La empresa planea que para 2020, la cuarta parte de la población que no esta bancarizada en el mundo, pueda disfrutar de los servicios financieros. Para ello han creado estrategias para hacer  de los servicios financieros más inclusivos e incluso integraron un programa para luchar contra el hambre.

La RSE para el CEO de Mastercard, tiene la capacidad de poder beneficiar a 500 mil personas, señalando que el resto de las empresas, organizaciones y la sociedad deberían sumarse a favor de un mundo mejor.

Aunque existe una campaña que desde 1997 ha estado posicionado la RSE de Mastercard a otro nivel y también como un ejemplo para el mundo del marketing.

La RSE de Mastercard no tiene precio

De acuerdo con Adam Broitman, Vicepresidente de Marketing Digital Global de Mastercard, una de las principales razones por las que él quería ingresar a trabajar en Mastercard fue la campaña “Priceless”, que tiene como principal objetivo compartir que hay experiencias que el dinero no puede comprar.

Con este mensaje en mente, lanzaron en 1997 el comercial en el que se veía a un padre llevando a su hijo a un juego de béisbol y decide comprar un hot dog y una bebida pero la conversación que se da entre ellos dos “no tiene precio”.

Posterior a este corto, las iniciativas de «Priceless» se han estado ejecutando con el mensaje: “Hay cosas que el dinero no puede comprar. Para todo lo demás existe Mastercard”, con el que la marca quiere construir experiencias inolvidables.

Ahora, y después de 20 años, Mastercard decidió darle un giro mucho más responsable a su campaña «Priceless» y motivar a las personas de todo el mundo a realizar algo para mejorar el mundo, ya sea por su cuenta o sumándose a los programas de donación que tiene Mastercard.

De acuerdo con Raja Rajamannar, Director de Marketing y Comunicaciones de Mastercard, el objetivo actual de “Priceless” se enfoca en crear momentos invaluables y en motivar a las personas a unirse más.

La primera iniciativa de esta campaña fue reunir en un video a un grupo de artistas emergentes que cantarán sobre los prejuicios que han superado y la importancia que tiene el no juzgar a las personas sin antes conocerlas.

Para dar a conocer este primer comienzo de #StartSomethingPriceless, la comediante y conductora de televisión, Ellen DeGeneres, reconocida también por la Medalla Presidencial de la Libertad otorgada por el ex presidente Obama, compartió un tweet en el que invitaba a los internautas a seguir la pista de Mastercard y de estos nuevos talentos.

Rajamannar comparte que #StartSomethingPriceless se ha estado trabajando durante aproximadamente un año y le ha dado mucho más valor a los esfuerzos de RSE de Mastercard.

Sin embargo, Mastercard es una de las empresas que sabe que para que una iniciativa funcione y sea realmente responsable, primero debe integrarse de manera interna, mucho antes que compartirla con los grupos de interés externos.

Por ello, crearon programas para involucrar a sus colaboradores. Uno de ellos consistió en un desafió de salsa en apoyo a la cura de la Esclerosis lateral amiotrófica.

Mastercard también, colocó vallas publicitarias interactivas en París en las que los consumidores pueden donar una semana de comida a comedores de escuelas vulnerables.

Las estrategias de RSE de Mastercard tienen como meta involucrar programas sociales o ambientales en eventos como en la Copa Mundial de Rugby o en el Festival de Cine de Cannes.

Rajjamannar decidió no compartir cuanto esta invirtiendo la marca en esta nueva etapa de “Priceless” pero sí señala que es una inversión que vale la pena realizar, ya que no solo tendrá un beneficio para la empresa, también para el entorno.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.