¿Deben las pequeñas empresas preocuparse por la responsabilidad social?

Todavía hay muchas personas que creen que las grandes empresas son las únicas que tienen la posibilidad de elaborar esquemas de responsabilidad social. Para estas personas las pequeñas y medianas empresas no tienen ni siquiera la oportunidad de implicarse en este asunto, ya que su único objetivo es luchar para que la empresa sobreviva en un mercado tan competitivo como el actual.

Además, muchos de los emprendedores que ponen en marcha su empresa emergente consideran que únicamente pueden plantearse cuestiones de sostenibilidad y responsabilidad social aquellos emprendimientos con fines ambientales o sociales.

¿Es posible emprender con responsabilidad?

La realidad es que todas las empresas tienen la oportunidad de actuar de manera sostenible y responsable. El emprendedor puede elegir qué hacer y cómo hacerlo, es decir, solo tiene que tomar la decisión de integrar la responsabilidad social en su emprendimiento.

Es cierto que existen muchos negocios que se dedican al mismo sector empresarial y venden productos iguales o muy parecidos. Además, actualmente la competencia es mucho mayor debido al desarrollo de Internet y de los dispositivos móviles. Esto hace que los emprendedores tengan que vender sus productos a muy buen precio para poder sobrevivir en el mercado. Sin embargo, esa supervivencia también es posible actuando de manera responsable.

Por lo tanto, cualquier emprendedor puede plantearse acciones de responsabilidad social con independencia del tamaño de su empresa, aunque evidentemente estas pueden variar en objetivos y alcance.

Se buscan mil emprendimientos sustentables

¿Por qué muchos emprendedores no incorporan la responsabilidad social en su negocio?

Lo cierto es que muchos emprendedores no se plantean llevar a cabo acciones sostenibles o de responsabilidad social porque piensan que se trata de un asunto muy costoso. Parece ser que estos únicamente quieren obtener el máximo beneficio posible y dejan de lado otros asuntos de gran importancia.

Otros emprendedores piensan que ese tipo de acciones sociales solo pueden afrontarlas las grandes empresas porque requieren de inversiones. Es cierto que hay que invertir, pero también se necesita perspectiva y voluntad.

Por otra parte, en el caso de que el emprendedor no disponga de dinero suficiente para poder realizar su proyecto, siempre puede recurrir a los préstamos inmediatos online en México. Además, de utilizar un comparador de préstamos para encontrar aquel que se ajuste mejor a sus necesidades y que tenga los intereses más bajos, e invertir una pequeña parte del dinero solicitado en realizar acciones sociales.

En Europa hay una nueva ley que impulsa la responsabilidad social

La nueva Ley de Información No Financiera y Diversidad fue aprobada en Europa a finales de noviembre del pasado año. Esta exige a ciertas compañías publicar información sobre la lucha contra el soborno y la corrupción y su gestión medioambiental, social y de derechos humanos. De esta forma se pretende seguir impulsando la Responsabilidad Social Corporativa en las empresas.

Tras el cierre del ejercicio social, las compañías tendrán un plazo de tres meses para presentar una pequeña descripción de su modelo de negocio. En este deben aparecer los siguientes aspectos: la organización y estructura de la empresa, sus estrategias y objetivos, los mercados en los que actúa, los factores que pueden afectar a su evolución, las políticas aplicadas y los resultados de las mismas, entre otros.

Cabe señalar que de momento esta ley solo afecta a las entidades con más de quinientos trabajadores, a aquellas consideradas entidades de interés público y a las que durante dos años seguidos reúnan al menos dos de las condiciones que se mencionan a continuación: que el número de empleados durante ese año haya sido superior a doscientos cincuenta, que la cifra de negocio haya sido mayor a cuarenta millones de euros y que se disponga de un activo superior a los veinte millones de euros.

Acerca del autor

ExpokNews