RSE

La Responsabilidad Social sigue avanzando sin prisa pero sin pausa

El fenómeno de la Responsabilidad Social se consolida y adquiere un carácter cada vez más global, poniéndose de manifiesto a través de múltiples iniciativas y acuerdos institucionales que dinamizan el escenario de la RSC introduciendo un nuevo ingrediente más allá del manido refrito de la transparencia, el compromiso y el diálogo con los grupos de interés.

La unificación es la nueva tendencia en el escenario internacional de la Responsabilidad Social, avalada por iniciativas como la de la SEC de la bolsa norteamericana que ha manifestado su intención de pronunciarse al respecto tras los requerimientos de transparencia de los operadores financieros o la propia ISO, que se prepara para la emisión de la guía 26000 que pretende unificar tendencias. Uno de los hitos más recientes en el camino de la unificación se basa en la alianza de la Global Reporting Initiative con Carbon Disclosure Project, organización independiente sin ánimo de lucro que mantiene la mayor base de datos mundial de información corporativa sobre cambio climático. Este potente acuerdo de la GRI ha tenido lugar poco tiempo después de que se haya anunciado su concordato con el Pacto Mundial de Naciones Unidas; verdaderos tratos de gigantes constituyen un avance en el camino de la Responsabilidad Social globalizada.

Medir la RSE
En este sentido, recientemente han visto la luz los resultados de la encuesta de implementación del Pacto Mundial de Naciones Unidas, un baremo anual que desde el año 2008 trata de evaluar la actuación social y medioambiental e identificar tendencias relacionadas con la sostenibilidad empresarial En esta última edición,a encuesta recibió 1.251 respuestas de 103 países, una tasa de respuesta del 20%.

Entre otras apreciaciones, puede afirmarse que la implantación de la RSE tiene mucho que ver con la empresa en cuestión. Las compañías que están abordando en la actualidad las áreas consideradas problemáticas por el pacto mundial- como derechos humanos y lucha contra la corrupción, entre otras- son las grandes empresas, mucho más que las pymes.

Por otra parte, a pesar de la existencia una realidad corporativa en la que la ausencia de líderes responsables es palpable, la encuesta revela que al menos el 70% de los encuestados afirma involucrarse activamente en estrategias de desarrollo. Asimismo, también están mejorando los niveles de integración de la RSC en la cadena de suministro, pero a pesar de que las compañías suelen abogar por la igualdad de oportunidades, menos del 20% de los encuestados llevan a cabo una evaluación de impacto de los derechos humanos.

Debido a los desmanes vividos en los últimos tiempos en muchas filiales en economías emergentes, las compañías comienzan a actuar en este sentido. Casi el 80% de las encuestadas amplia su compromiso con el Pacto Mundial a sus filiales. Además, la mitad de ellos está comprometido con asociaciones público- privadas a nivel global o local. Por último, casi la mitad de los encuestados están desarrollando productos y servicios o diseñan modelos empresariales que buscan contribuir con las prioridades de la ONU.

Un marco estándar
Más allá de las conclusiones de la encuesta, lo que está claro es que si la RSC gana en armonización también lo hace en comparabilidad al adaptarse a un marco preestablecido y estándar.

En este sentido, el Pacto Mundial de Naciones Unidas ha puesto en marcha este año el llamado “Programa de Diferenciación” que refuerza el objetivo del organismo de cambiar las prácticas de negocio a través de la transparencia, el diálogo y la investigación de los grupos de interés.. Su objetivo es desarrollar una plataforma pública que permita a los stakeholders tomar decisiones con mejor información como inversores, empleados y/o consumidores, y en última instancia, garantizar que las empresas están a la altura de su compromiso con el Pacto Mundial. A través de esta iniciativa, el organismo incorpora un marco para que las compañías puedan ganar en diferenciación tomando como referencia los niveles de aplicación de los 10 Principios del Pacto Mundial y sus áreas relacionadas.

De esta forma, la herramienta busca una mayor consolidación e implementación de los Principios del Pacto Mundial. Ciertamente, la calidad y no la cantidad debe ser el indicativo preferido a la hora de valorar las prácticas responsables, ya que no debe olvidarse que recientemente las empresas españolas ocuparon el primer puesto en cuanto al número de informes de progreso -con un incremento del 21% respecto a años anteriores- según daba a conocer la Red Española del Pacto Mundial.

Este dato, en apariencia, ventajoso y halagüeño para la evolución empresarial española, escondía un regalo envenenado: lo cierto es que la Responsabilidad Social Corporativa sigue estando desligada de contenido para muchas empresas. Y es que en realidad el 48% de los informes de progreso elaborados por las entidades que forman la Red del Pacto Mundial de Naciones Unidas en España para promover la responsabilidad social no incluían ningún objetivo en el marco de los principios que trata de promover, según se deduce del análisis de los informes correspondientes al ejercicio del pasado año. Se hace por tanto necesario una aplicación más formal y contextualizada de los principios.

Fuente: Inteligence & Capital News Report
Por: Beatriz Lorenzo.
Publicado: 13 de junio de 2011.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]