Ambiental

La patria y lo sustentable

Los tiempos son apropiados para reflexionar sobre conceptos que de tan repetidos, al pueblo le dicen poco o nada porque la situación del país es desalentadora por la realidad política, económica, social y cultural.

La vida de la nación gira alrededor de inseguridad, huelgas de maestros, mediocridad de funcionarios, inflación, impuestos, declaraciones, alianzas, consultas, foros, protestas, marchas, fallidos juicios que generan más descrédito a las instituciones, amenazas, berrinches, y mucho ingenio para darle la vuelta a la responsabilidad y al cumplimiento del deber, fastidiar al prójimo y retrasar la vida de la nación.

La situación actual es el resultado de la improductividad, poca visión y mediocridad de la clase gobernante junto con la apatía ciudadana. Poco se pensó en desarrollar programas y planes sustentables que se aplicaran conforme crecieran las necesidades de la nación.

La perspectiva de México en el tercer milenio debe ir hacia el diseño de una auténtica democracia funcional, concebida como la participación de todos los sectores en el fortalecimiento y construcción del país. Es el único camino para entender el significado de soberanía, suficiencia alimentaria, desarrollo sustentable, seguridad, crecimiento económico, generación de empleos, control de precios, inflación y todo lo que necesita el país. Recobrar el contenido integral de la educación, motor de toda sociedad que se precie de progresista; del civismo, reducido a la ceremonia escolar de cada lunes; al himno nacional en las competencias deportivas cuya letra ignoran y al grito la noche del 15 de septiembre.

La realidad es dura; la pobreza, la ignorancia, el hambre y el desempleo siguen a la alza. El sistema educativo lleva sexenios con experimentos y resultados deprimentes. En materia agropecuaria nuestra suficiencia alimentaria sigue a la baja y conforme pasan los años nuestra nación avanza en la producción de desempleados, migrantes, desintegración familiar, desarraigo al lugar de origen y desánimo de los que se quedan por el futuro gris.

Apostar a la educación es la mejor inversión. Los países industrializados lo demuestran porque educaron a sus jóvenes generaciones y los arraigaron ofreciéndoles excelentes empleos. Entendieron que la tierra es necesaria para sembrar, producir y comer. Que al explotarla irracionalmente y extender las planchas urbanas, las áreas forestales y de cultivo disminuyen, los mantos acuíferos se recargan con dificultad, se producen menos alimentos aplicando mayores esfuerzos, se consumen más recursos por las altas concentraciones de población y se genera más contaminación.

Tomar modelos y teorías de países desarrollados para la realidad mexicana, en vías de desarrollo, no funciona porque no puede haber un modelo único de planificación y ordenamiento del territorio aplicable a distintas realidades sino que cada región y país deben construir su propia metodología de planificación y ordenamiento, ajustada a la realidad natural, económica y social.

Crecer como nación fuerte, integrada al concepto mundial de progreso y competencia, requiere aplicar el nuevo tipo de planificación: la ecológica, ambiental o estratégica como el instrumento para planear y programar el uso del territorio, las actividades productivas, el ordenamiento de los asentamientos humanos y el desarrollo de la sociedad, en congruencia con el potencial natural de la tierra, el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales y la protección y calidad del medio ambiente.

La forma: el aprovechamiento racional y sustentable de la riqueza nacional y su capital humano, es la receta para alcanzar niveles pertinentes de justicia y desarrollo social.

El fondo: trabajo en equipo de ciudadanía, organizaciones sociales, comunidad científica y gobierno para alcanzar el desarrollo, porque con México: TODOS SOMOS NATURALEZA.

Fundación ACACIA

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]