Diversidad Género Gobierno Noticias RSE

La menstruación y el IVA: los mayores enemigos de la economía de las mujeres

¿Sabes cuanto cuesta el solo hecho de ser mujer en México?

3 mil 400 millones de pesos, esta es la cantidad que anualmente gastan más las mujeres que los hombres por el solo hecho de ser mujer. ¿El motivo? Una circunstancia meramente natural que nada ni nadie puede modificar: la menstruación.

Pero… lo que sí puede cambiar es dicho gasto monumental. Echemos un vistazo a lo qué está pasando en nuestro país y cómo llegamos tener una situación que fue invisible durante años.

La menstruación y el IVA: los mayores enemigos de la economía de las mujeres

El Impuesto sobre el Valor Añadido, mejor conocido como IVA es una carga fiscal indirecta que se aplica al costo final de bienes y servicios, ya sean productos como ropa, artículos electrónicos, servicios de telefonía y alimentos. Las personas físicas y morales están obligadas al pago de este impuesto.

El IVA es algo cotidiano para todos los mexicanos y mexicanas, sin embargo, en algún punto este cobro se le sumó a la menstruación para convertirse en los mayores enemigos de la economía de todas las mujeres. La situación salió a la luz gracias la iniciativa #MenstruaciónDignaMéxico, quien estimó que las mujeres en nuestro país destinan aproximadamente el 5% de sus ingresos a la compra de productos de gestión menstrual, como:

  • Toallas sanitarias desechables y de tela.
  • Compresas.
  • Tampones.
  • Panti protectores.
  • Copas.

Esta realidad llevó a que legisladoras de todos los partidos y organizaciones de la sociedad civil respaldaran Menstruación Digna México, una iniciativa que busca apoyar la economía de todas las afectadas, y evitar problema secundarios derivados como la contaminación al medio ambiente y la deserción escolar.

#MenstruaciónDignaMéxico

La iniciativa busca reformar el artículo artículo 2°-A de la Ley del Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) con el propósito de que los productos destinados a la menstruación sean considerados dentro de la “tasa cero” (nulo pago de impuesto) ya que estos no diferencian entre la capacidad económica de nadie.

Los mencionados productos no son considerados “de primera necesidad” cuando lo son. Aunado a esto, el IVA está constituyendo un impuesto aplicado a cierto grupo debido a su condición biológica, lo que es discriminatorio.

La propuesta fue presentada en la Gaceta Parlamentaria del martes 8 de septiembre del año actual:

“En consonancia con la defensa y protección de los derechos humanos, específicamente los de las mujeres en situación de pobreza, así como los principios de progresividad y equidad en la imposición de las contribuciones federales, proponemos que los productos de higiene femenina que sean biodegradables, no desechables o reutilizables sean considerados como de tasa 0% en relación al Impuesto sobre la Renta, adicionalmente, en las disposiciones transitorias establecemos que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público deberá establecer las condiciones para favorecer el uso de productos amigables con el medio ambiente”.

Al día de hoy ya tenemos respuesta por parte de la Cámara de Diputados.

¿Menstruación digna? No, gracias

En la actualidad, el Grupo Parlamentario en nuestro país está constituido por 241 mujeres y 259 hombres, una diferencia mayoritaria de 18 hombres.

Si bien se podría pensar que el tener una significativa cantidad de mujeres dentro del Grupo Parlamentario sería positivo para la aprobación de ley, la respuesta fue un rotundo NO.

La iniciativa fue aceptada durante la discusión en lo particular, pero al ser votada por separado, el pleno la desechó con 218 votos en contra, 185 a favor y 11 abstenciones.

Por su parte, la legisladora de Morena, Wendy Briceño, quien estuvo acompañada de varios diputados que mostraban una manta en la tribuna con el mensaje “Menstruación sin impuestos”, dijo:

La política fiscal debe incluir una perspectiva de género; reiteramos, no se puede pagar un impuesto por menstruar. Si en esta tribuna hemos discutido y se han aprobado ajustes fiscales sobre otro tipo de bienes que afectan a la economía personal, como medicinas o alimentos, ¿cuál sería la diferencia con los productos de gestión menstrual?

Wendy Briceño, legisladora de Morena.

Briceño habla de forma acertada sobre una perspectiva de género dentro de las políticas públicas. Pero… ¿qué es exactamente la perspectiva de género? Y más importante aún: ¿la estamos teniendo en nuestro país?

La función de la perspectiva de género

Hablar de género (como lo acabamos de ver) es abrir la pauta a una discusión que se lleva a cabo desde hace años.

El género se define como la construcción social sobre el sexo, y la perspectiva de género es la metodología y los mecanismos que permiten: identificar, cuestionar y valorar la discriminación, desigualdad y exclusión de las mujeres, que se pretende justificar con base en las diferencias biológicas entre mujeres y hombres.

Tomando esto en cuenta, se deben emprender acciones para actuar sobre los factores de género y crear las condiciones de cambio que permitan avanzar en la construcción de la igualdad de género.

De acuerdo con la página web del Gobierno de México:

La importancia de la aplicación de la perspectiva de género radica en las posibilidades que ofrece para comprender cómo se produce la discriminación de las mujeres y las vías para transformarla, y el reto más grande es eliminar los prejuicios y la resistencia que aún existen hacia la incorporación de esta perspectiva.

Entonces… ¿por qué no la estamos viendo aplicada a una iniciativa tan clara como la de #MenstruaciónDignaMéxico?

Cabe destacar que no es la primera vez que las mexicanas se ven afectadas por su género, el historial es inmenso.

Más impuestos por ser mujer en el país con mayor desigualdad económica femenina

De acuerdo con La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), hay un impuesto denominado como el “impuesto rosa” o “pink tax”. ¿En qué consiste?

El impuesto rosa es un aumento en el precio de productos dirigidos al sector femenino, a diferencia de los enfocados al público masculino.

La existencia de este impuesto tiene diferentes motivos:

  • Estrategias mercadológicas, consecuencia de la estrecha vinculación entre la mujer y el hogar.
  • Inversión de las marcas en la presentación de sus productos por estar dirigidos a mujeres: empaque, diseño y publicidad.

Sabiendo esto… ¿cuál es la respuesta por parte del Gobierno?

“La Comisión Nacional te recomienda tomar en cuenta lo siguiente:

  • Compara precios tanto en productos como en servicios financieros, antes de contratarlos.
  • Toma en cuenta que a veces el mismo artículo es más barato en una tienda que en otra.
  • De ser posible, sustitúyelos por artículos neutros, como el caso de los rastrillos, jabones, etc.
  • Si la diferencia del producto es una sustancia, fragancia u olor que no puedas reemplazar por la versión neutra (en el caso de perfumes, desodorantes o cremas), prueba cambiar con una marca más barata que te ofrezca un artículo similar”.

Entonces…

¿Hablamos de perspectiva de género dentro de nuestras políticas públicas pero no la implementamos en el país con mayor desigualdad económica femenina?

Y es que de acuerdo con el INEGI, la desigualdad femenina en el ámbito económico y el impacto de una cultura masculinizada es evidente:

En participación económica, el 77.5% son hombres y el 43.7% mujeres, mientras que el 53% del sector femenino económicamente activo no tiene acceso a trabajos formales y el 74.8% no tiene ingresos propios.

La lista de desventajas, la carencia de perspectiva de género así como la falta de paridad continúa y continúa… ¿qué sigue para las mexicanas?

Acerca del autor

Arianne Lira

Licenciada en Letras Latinoamericanas por la UAEMex. Amante de la literatura, cine, teatro y admiradora de Beauvoir, Castellanos y Nin. Interesada en temas de género y cultura en general. Correctora de estilo y redactora en expoknews.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]