Javier Bardem fue al fondo del Antártico por una buena causa – ExpokNews

Los hermanos Bardem dan este mensaje para salvar el Antártico, ¡entérate!

No cabe duda que el cambio climático está afectando a cada uno de los ecosistemas que existen en el mundo, además es un factor que a pesar de las campañas que se han venido realizando en pro del medio ambiente, éste ha seguido de pie.

Una de las acciones más recientes para evidenciar este cambio y además concientizar a la población, la realizó Javier Bardem, quien descendió al fondo del océano Antártico en un submarino científico de Greenpeace para pedir por su protección.

Bardem, junto con su hermano pudo estar abordo del Sunrise como parte de la campaña de la organización para exigir la creación de la mayor área protegida del planeta: el Santuario del océano Antártico.

“Con 1,8 millones de kilómetros cuadrados, más de tres veces el tamaño de España”, especifica la ONG.

“Es absolutamente increíble descender al fondo del Antártico y documentar la existencia de todas esas especies, con toda su diversidad de colores, y demostrar la importancia de proteger este océano único”.

La exploración duró dos horas y ellos descendieron 270 metros en la península antártica.


Con esta expedición, los hermanos Barden exigen la creación de la mayor área protegida del planeta: el Santuario del océano Antártico

Twittea esta frase.


avier Bardem fue al fondo del Antártico por una buena causa

“El gélido periplo y toda la promoción que ha venido después representan una oportunidad única para que hagamos historia y demos un paso más en la defensa de los océanos”.

“Quiero contribuir a través de esta campaña a que se conozca más la importancia del océano Antártico, situado en el fin del mundo y, sin embargo, tan relevante para la supervivencia del planeta”.

Desde el inicio del viaje, los hermanos han compartido en sus redes sociales toda la experiencia, ya que pretenden que todos se enteren de cómo es el Antártico y de qué forma se puede cuidar y salvar.

“Los beneficios de un Santuario en el océano Antártico serían globales. Un océano sano mantiene su increíble biodiversidad y es una de las mejores defensas contra el cambio climático”.

Pilar Marcos, responsable de la campaña de Greenpeace en España, lo explica así:

“Este santuario sería un refugio para pingüinos, ballenas y focas, y dejaría estas aguas fuera del alcance de los buques de pesca industrial que buscan explotar el pequeño camarón o kril en el que se basa la vida en la Antártida”.

 

Esta es la naturaleza en su máxima expresión. . Hasta 12 especies distintas de ballenas han sido documentadas por científicos en esta zona en la que @carlosbardemoficial y yo estamos. Necesitamos crear un espacio protegido para ellas, un Santuario Antártico que evite que la industria del kril robe la comida de estas ballenas y que proporcione alivio para que las poblaciones de fauna silvestre puedan recuperarse. . Firma para proteger el océano Antártico (link en la bio) @greenpeace_esp . . . This is nature at its best. . Up to 12 different species of whales have been documented by scientists in this area where we are. We need to create a protected space for them, an Antarctic Sanctuary that prevents the krill industry from stealing the food from these whales and providing relief so that wildlife populations can recover. . Sign to protect the Antarctic Ocean in: protecttheantarctic.org

Una publicación compartida de Javier Bardem (@bardemantarctic) el

La tripulación, compuesta de 35 personas, realizará investigaciones científicas con un submarino para documentar hábitats del fondo marino “que se enfrenta a fuertes presiones por el cambio climático, la sobrepesca y la contaminación”, denuncia la ONG, y recoger pruebas para que los gobiernos declaren un Santuario en el océano Antártico.

“Puede ser el primer paso para conseguir llegar a proteger el 30% de los océanos del mundo antes de 2030”.

Con esta expedición, los hermanos quieren que las personas se den cuenta de cómo es el antártico y la suma importancia que se le debe tomar a su cuidado.

Acerca del autor

Janneth Del Real