Gobierno

Investigan en IMSS colusión en compra

La Comisión Federal de Competencia (Cofeco) inició una investigación por colusión, una de las más graves prácticas monopólicas absolutas, en el mercado de medicamentos en el que realiza sus licitaciones el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En un extracto de un acuerdo publicado ayer en el Diario Oficial de la Federación, la Cofeco explica –sin mencionar a los laboratorios involucrados– que la posible colusión consiste en contratos, convenios, arreglos o combinaciones entre agentes económicos competidores entre sí, cuyo objeto o efecto sea establecer, concertar o coordinar posturas o la abstención en las licitaciones.

“El mercado a investigar es el de medicamentos licitados por el IMSS dentro del territorio nacional”, apuntó.

“Las conductas concretas que puedan constituir prácticas monopólicas habrán de determinarse, en su caso, en el oficio de probable responsabilidad a que se refiere el artículo 33 de la Ley Federal de Competencia Económica”.

El acuerdo establece que el director general de Investigaciones de Prácticas Monopólicas Absolutas y Restricciones al Comercio Interestatal de la Cofeco tiene competencia para citar a declarar a los relacionados con la investigación, realizar visitas de verificación y supervisar todo este procedimiento.

En febrero del año pasado, la Cofeco multó por 150 millones de pesos a varios laboratorios acusados de incurrir en prácticas monopólicas absolutas en la venta de medicamentos al IMSS.

Los laboratorios sancionados fueron Eli Lilly, Compañía México, Laboratorios Cryopharma, Probiomed y Laboratorios Pisa, a quienes acusó por haber conspirado entre 2003 y 2006 para eliminar a su competencia en las licitaciones de insulina.

De igual forma, la Cofeco sancionó a Fresenius Kabi México, Baxter y nuevamente a Laboratorios Pisa por coordinarse de forma ilegal para las licitaciones de sueros inyectables durante el mismo periodo.

Apenas el pasado 13 de enero, el IMSS, la Cofeco y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) suscribieron un memorándum de entendimiento para combatir la colusión de empresas en procesos de licitación.

El director del IMSS, Daniel Karam, dijo entonces que este año se intentará generalizar el mecanismo de oferta subsecuente o subasta en reversa para evitar distorsiones en la compra de medicamentos.

En tanto, el presidente de la Cofeco, Eduardo Pérez Motta, sostuvo que la colusión es la más grave de las prácticas anticompetitivas.

“En términos llanos, se trata de una conspiración entre competidores para cobrar, de manera coordinada, precios exagerados por sus bienes o servicios. La colusión no es otra cosa que un atraco contra los consumidores”, remarcó.

El concepto de prácticas monopólicas absolutas, de acuerdo con la definición de la Cofeco, se refiere a contratos, convenios o arreglos entre agentes económicos competidores entre sí con el objeto de fijar o manipular precios de venta o compra de bienes o servicios, restringir su oferta o demanda de bienes o servicios, dividir o repartir mercados actuales o potenciales o coordinar posturas en licitaciones públicas.

“Las multas por este tipo de prácticas pueden ser de hasta 1.5 millones de veces el salario mínimo vigente en el Distrito Federal, lo que equivale a más de 86 millones de pesos para la primera infracción, y hasta el 10 por ciento de las ventas anuales o el valor de los activos del infractor en caso de reincidencia”, advirtió el organismo en su página de internet.

Fuente: Reforma.com, Nacional.
Reportero: Margarita Vega.
Publicada: 10 de febrero de 2010.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario