RSE

Intel piensa fuera de la caja

Por: María José Evia Herrero

¿Cómo encontrarle un nuevo uso a los residuos de plástico de una empresa? Intel pensó fuera de la caja para crear… una caja. Este verano entregó miles de cajas para lápices y útiles escolares a niños de escasos recursos, después de un intenso trabajo para encontrarle una nueva vida a sus desechos.

De acuerdo a datos proporcionados por la empresa en su blog, en 2010 se generaron 14 millones de toneladas de basura plástica, y solo el 8% se usó para reciclaje. Con esta información, Intel decidió hacer algo útil con su basura.

El proyecto se llamó Grave to Cradle o G2C (Del Cementerio a la Cuna, en español), ya que rescató un material que ya ni serviría más y lo llevó a los niños de bajos recursos que se preparaban para su ingreso a la escuela y fue financiado por el programa Sustentabilidad en Acción, el cual permite a empleados de Intel obtener becas para aplicar programas sustentables.

Las más de 4 mil cajas para lápices fueron diseñadas y producidas con ayuda de organizaciones y empresas locales, un detalle más para hacer la iniciativa verdaderamente responsable y sustentable, ya que se involucró con la comunidad y no aumentó las emisiones de carbono produciendo en alguna fábrica lejana.

Además de las cajas en sí mismas, los niños recibieron útiles escolares y un separador de libros con la historia del proyecto y tips que ellos pueden aplicar para tener vidas más sustentables. Según el equipo, el reciclaje de 1,500 libras de plástico evitó la emisión de 19 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, el efecto equivalente de 487 árboles en 10 años.

Esto no es todo lo que una empresa como Intel puede hacer por el ambiente, pero el programa Sustentabildiad en Acción es una buena manera de involucrar a sus empleados con el tema y de pensar en soluciones que en un principio pueden parecer locas, pero que tienen un verdadero impacto en la comunidad donde se aplican.

Acerca del autor

ExpokNews

Comentarios

Dejar un comentario