Ambiental

Huye naturaleza del cambio climático; se alejan del Ecuador a una velocidad de 20 centímetros por hora

Plantas y animales que habitaban en las zonas ecuatoriales se están moviendo hacia zonas más frías y mayores altitudes a una velocidad de 17.6 kilómetros por década, una velocidad tres veces mayor a la estimada.

Chris Thomas, investigador de la Universidad de York (en el Reino Unido) y principal autor de un estudio publicado hoy en la revista Science, explicó que han revisado desde el año 2000 la forma en que la naturaleza trata de adaptarse y responde ante el cambio climático.

“No se trata de todas las especies, pero algunas se están moviendo hacia latitudes más altas en general a una velocidad de 12.2 metros por década, pero en las regiones cercanas a los polos alcanza los 17.6 kilómetros por década”, precisó Thomas en entrevista electrónica.

“Es equivalente a decir que plantas y animales se alejan del Ecuador a una velocidad de 20 centímetros por hora. Es un proceso que inició hace 40 años aproximadamente y continuará durante el resto del siglo”.

El investigador añadió que las plantas migran por la acción del viento o, en muchas ocasiones, en el estómago de animales que comen fruta y transportan las semillas hacia sus nuevos lugares de residencia, proceso que también incluye al humano.

Este proceso no debe verse sólo a nivel macro, pues hay especies que se mueven mucho más lento que las demás, mientras que otras se han retraído, precisó Thomas.

“Para el estudio buscamos en la literatura científica e incluimos aquellos que analizaron varias especies de plantas y animales al mismo tiempo, pues los referentes a una sola especie no analizan el entorno general”, apuntó.

El estudio fue iniciado por la doctora I-Ching Chen hace cuatro años revisando información de Europa y Norteamérica, y desde el año pasado Thomas se incorporó al análisis de los datos.

“Desafortunadamente no encontramos estudios de especies mexicanas que coincidieran con los criterios de inclusión para el estudio. Pero tomamos una serie de análisis sobre el incremento de plantas en las montañas Sant arosa, en California, así como migraciones de mamíferos en el Parque Nacional de Yosemite”, precisó el investigador británico.

También estudiaron el movimiento de aves en Estados Unidos, Canadá, Costa Rica y el Caribe.

“Desafortunadamente no pudimos incluir los estudios de Monteverde (en Costa Rica) debido a que no ofrecían estimaciones de la distancia recorrida por aves, pero los resultados son consistentes con lo que nosotros encontramos. Además revisamos los eventos de blanqueamiento de coral debido al incremento de la temperatura del agua, el daño por huracanes y, claro está, el cambio climático”, señaló Thomas.

El siguiente objetivo de los investigadores será comprender los mecanismos de cambio y, particularmente, por qué algunas especies han respondido más rápido que otras.

Fuente: Reforma.com
Por: Diana Saavedra
Publicada: 18 de agosto de 2011.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario