RSE

George Alexander Louis, un bebé con sangre real y responsable

Escrito por Corinna Acosta

bebe realPor Corinna Acosta

George Alexander Louis es el nombre del bebé que ha acaparado los reflectores del mundo entero desde que los duques de Cambridge anunciaran el tan esperado embarazo de Kate Middleton para traer al mundo a un nuevo miembro de la familia real que ahora ocupa el tercer lugar en la linea de sucesión.

Royal baby, una “marca” real y la exacerbación de los medios

La expectativa sobre la llegada del también llamado royal baby creció de forma exponencial los días previos a su nacimiento, momento en el que periodistas de todo el mundo se reunieron fuera del hospital de St. Mary esperando darle el pequeño príncipe la bienvenida al mundo y desde luego fotografiar a la familia real. Pero la polémica por la cobertura mediática en torno al primogénito de los duques de Cambridge no se hizo esperar en las redes sociales y entre el público inconforme de muchos medios de comunicación, por lo que algunas publicaciones como el británico “The Guardian” incluso anexaron un botón en su edición virtual ofreciendo a sus lectores la opción de eliminar las notas relacionadas a los recientes acontecimientos reales.

Aún con las inconformidades el bebé real alcanzó las 25 mil menciones por minuto en Twitter durante sus primeras horas de vida, mismas que si bien no le alcanzaron para colarse entre los récords de la mencionada red social, si constituyen un número envidiable para muchos políticos y líderes de opinión alrededor del mundo.

Las casas de apuestas en Reino Unido invirtieron más de dos millones de dolares en toda clase de especulaciones que iban desde el sexo y nombre del futuro heredero de la corona, hasta su color de cabello, ojos y todo tipo de excentricidades. La inversión de merchandising en torno al royal baby asciende a 420 millones de dolares. Highgrove, la marca del príncipe Carlos, lanzó zapatitos y sombreros hechos a mano en honor a su primer nieto y los Middleton no se quedaron atrás en su compañía Party Pieces. La Casa Real también lanzó algunos artículos con el logo oficial del nuevo bebé.

La derrama económica y la cobertura mediática que gira alrededor del ahora príncipe de Cambridge, deja claro que además de sus implicaciones políticas y sociales (sobre decir que éstas siguen siendo innumerables en pleno siglo XXI), la realeza británica es una marca, y una muy lucrativa por cierto.

El legado social y ambiental que pesa sobre George Alexander Louis

lady diEs un hecho que el príncipe George lleva en sus venas un linaje que además de real es profundamente social y responsable, y es que su abuela, la princesa Diana de Gales pudo perfectamente haber sido conocida como la princesa de la responsabilidad social real, destacando siempre por su calidez y su apoyo a causas humanitarias aún después de separarse de su marido.

Ahora Kate Middleton y William, el hijo mayor de Diana, parecen seguir con entusiasmo los pasos de la princesa de la filantropía, por lo que no sería una sorpresa que el nuevo bebé recorriera su camino real de la mano de las causas sociales y ambientales. Veamos algunos ejemplos.

royal fundationPara su boda en 2011, los duques de Cambridge hicieron un llamado a quienes quisieran hacer un regalo nupcial a la feliz pareja, para apoyar a 26 causas sociales que los novios seleccionaron cuidadosamente de forma que reflejaran sus personalidades y los momentos más significativos de su vida. Así las asociaciones en favor de los veteranos de guerra y sus familias, pusieron de manifiesto la carrera militar del príncipe Guillermo, mientras que la propuesta de matrimonio a Kate durante unas vacaciones en Kenya inspiraron la causa de la protección al rinoceronte británico y el elefante africano.

royal fundation1Hoy, los padres de George ya cuentan con su propia fundación, desde la cual apoyan la conservación de especies en peligro de extinción y la preservación de los recursos naturales, promoviendo el desarrollo sustentable y garantizando así el patrimonio natural de las futuras generaciones, incluida por supuesto la de su pequeño hijo.

El príncipe William también es el patrón real de la organización Tusk Trust que beneficia 56 proyectos de conservación en África.

Las causas que apoya la Fundación Real no sólo responden a los intereses ambientales del duque; las familias de los veteranos de guerra, y el desarrollo y educación integral de los niños ingleses más necesitados también forman parte de la misión hacia la cual la pareja ha orientado los esfuerzos de su organización.

Si George Alexander Louis heredará o no el interés de sus antecesores por las causas sociales es algo que sólo podremos ver dentro de algunos años, mientras tanto sólo queda esperar que no sólo sea el tercero en la linea de sucesión a la corona, sino también continúe con ese legado de responsabilidad social para que así tal vez los esfuerzos de la familia real inspiren al mundo, tal como lo hacen en otros aspectos de sus lujosas vidas.


ExpokCorinna Acosta

Asistente Editorial en Expok. Comunicóloga en construcción, por la Universidad del Valle de México. Inquieta por convicción, disfruta del cine y el teatro, pero también de cursos y congresos de música, danza, diseño, mercadotecnia, video, idiomas y lo que se le ocurra.

A veces silente, pero divertida. Amante de la radio, ha participado como locutora y productora en diversos proyectos. Fue coordinadora de contenido en la estación universitaria.

Reciente aliada de la sustentabilidad, lectora profesional y aficionada escritora, se incorporó a este espacio en 2012.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario