96 millones de adultos están siendo afectados por la obesidad, además de que mil 900 millones de padecen sobrepeso en el mundo

El sobrepeso y la obesidad es una preocupación que aqueja a toda América Latina, debido al incremento de personas que lo padecen alrededor de esta región. Es por eso que el director General de la FAO, José Graziano da Silva alarmó y llamó a los gobiernos de América Latina y el Caribe a mantener la lucha contra el hambre en lo más alto de la agenda política y, a la vez, hacer frente a los niveles de sobrepeso y obesidad con una transformación radical de los sistemas alimentarios.

“Erradicar el hambre no debe ser la única preocupación en una región en la que el sobrepeso afecta al 7 por ciento de los niños menores de cinco años y en la que el 20 por ciento de los adultos en 24 países son obesos”, afirmó en la apertura de la XXXV Conferencia Regional para América Latina y el Caribe (LARC).

“Debemos lograr sistemas alimentarios realmente sostenibles en los que la producción, comercialización, transporte y consumo de los alimentos garantice una alimentación realmente nutritiva”, dijo Graziano da Silva, según un comunicado de la FAO.

Cabe mencionar que uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible es erradicar todas las formas de malnutrición, es por eso que Graziano dijo que:

“El consumo de productos locales frescos que remplacen a los alimentos altamente procesados también es fundamental”.

Destacó además que el mundo asiste a una “epidemia global” de sobrepeso y obesidad que va en aumento tanto en países desarrollados como en países en vías de desarrollo.

De acuerdo con datos de la FAO, 96 millones de adultos están siendo afectados por la obesidad, además de que mil 900 millones de adultos padecen sobrepeso en el mundo y, de estos, más de 650 millones son obesos. 

En 2015 América Latina y el Caribe se convirtió en un ejemplo global al ser la primera región del mundo en cumplir las dos metas internacionales de reducción del hambre. Sin embargo, según el Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2017, el número total de personas que sufre hambre en la región ha aumentado de 40 a 42.5 millones.

Obesidad en América Latina

El incremento del sobrepeso y de la obesidad en América Latina es preocupante y alarmante.

Son más de 360 millones de personas en Latinoamérica que tienen un peso mayor al recomendado por la Organización Mundial de la Salud  (OMS), en función de la altura de la persona y otros indicadores.

El sobrepeso afecta a todo tipo de población y no hay una diferencia entre los ingresos económicos, lugar de residencia o su origen técnico.

“Las tasas alarmantes de sobrepeso y obesidad en América Latina y el Caribe deben convertirse en un llamado de atención a los gobiernos para que introduzcan políticas que aborden todos los tipos de malnutrición”, afirma Eve Crowley, representante regional de la FAO.

La OMS dice que el sobrepeso y la obesidad son una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.


El incremento del sobrepeso y de la obesidad en América Latina es preocupante y alarmante: FAO

Twittea esta frase.


La obesidad está incrementando debido a que los hábitos alimenticios de las personas se están modificando e incluso están ingiriendo más calorías de lo adecuado. De acuerdo con un informe de la FAO, actualmente “se ha disminuido el consumo de preparaciones tradicionales que se realizaban con ingredientes frescos. Esto se ha sustituido con el consumo de productos extremadamente procesados, un problema que afecta de manera más significativa a países importadores de alimentos”.

Países con más sobrepeso

  • Bahamas 69%
  • México 64%
  • Chile 63%

Países con menos sobrepeso

  • Nicaragua 49%
  • Paraguay 48%
  • Haití 38%

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.