Notas RSE

Etiquetado de alimentos induce al consumo elevado de azúcares: ONG

etiquetado-alimentos

En México, el etiquetado de productos alimenticios no es comprensible para la población e induce al consumo de muy altas cantidades de azúcar, por lo que la Alianza por la Salud Alimentaria (ASA) solicitó al presidente Enrique Peña y a la Secretaría de Salud que se deroguen las regulaciones establecidas para las etiquetas y publicidad en estos productos, las cuales se dieron a conocer el 14 de febrero pasado.

ASA –integrada por asociaciones sociales y profesionistas preocupados por el gran número de casos de sobrepeso– indicó que las regulaciones que este año se pusieron en marcha atentan contra la salud de los niños mexicanos, y sus criterios, avalados incluso por la Comisión Federal para la Prevención de Riesgos Sanitarios (Cofepris), son inapropiados y riesgosos, constituyéndose en un obstáculo para combatir la ocurrencia de obesidad.

Expuso que se requiere un nuevo etiquetado de alimentos y bebidas procesadas que sea frontal y obligatorio, que realmente sirva a los consumidores para elegir las mejores opciones en el mercado, regule la publicidad y además esté dirigida a la infancia.

La organización, formada por el Centro de Orientación Alimentaria (COA), Sin Maíz No Hay País, Empresas Comercializadoras de Productos del Campo (ANEC), la Red de Acción por el Agua, entre otras, propuso que una vez que se derogue dicho decreto se constituya un grupo científico independiente y libre de conflicto de interés para que elabore los nuevos criterios.

Esos nuevos criterios deben partir de las mejores experiencias y recomendaciones internacionales, y tomar en cuenta la emergencia en la que se encuentra el país a causa del gran número de casos de sobrepeso que ya ha rebasado la capacidad del sistema de salud pública, señaló en una carta pública dirigida al presidente y a la secretaria de Salud, Mercedes Juan.

También indicó que los criterios impulsados por la Cofepris son insostenibles, atentan contra el derecho a la salud, a la información y los derechos de la infancia, y generan el riesgo de que la estrategia nacional para la prevención y control del sobrepeso, la obesidad y la diabetes se convierta en un fracaso antes de entrar en operación.

Además, el etiquetado frontal obligatorio no es entendible para la población mexicana e induce al consumo de muy altas cantidades de azúcar. Establece como recomendación la ingestión diaria de 90 gramos, equivalente a 12 cucharadas cafeteras. Este criterio va contra las recomendaciones internacionales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de los institutos nacionales.

Incluso, según las reglas de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a la infancia, los niños se mantendrán expuestos a una intensiva campaña de alimentos y bebidas no saludables.

Fuente: La Jornada

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact