Equidad

Cuando se habla de violencia doméstica es muy común toparnos con dos grandes verdades, la primera: el tema se asocia principalmente con agresiones contra la mujer; la segunda: un gran porcentaje de hombres es víctima de este tipo de problemas sin que las personas a su alrededor lo reconozcan como tal.

En Londres una pareja de actores decidió alzar la voz para mostrar este terrible problema simulando distintos conflictos de pareja en un espacio público, en el primero es el novio quien agrede a la chica ante las miradas perplejas e indignadas de las personas que los rodean e incluso protestan para defenderla. Durante un segundo conflicto los papeles se invierten y las reacciones de la gente cambian, esta vez el chico se convierte en víctima mientras los espectadores se detienen con curiosidad e incluso intercambian sonrisas.

El video que ha sido puesto en circulación por la iniciativa ManKind se ha convertido en todo un éxito dentro de las redes sociales y ya cuenta con más de 5 millones de visitas en la red, sin embargo no todos los usuarios están de acuerdo con la premisa propuesta por #ViolenceIsViolence.

Esto no es necesariamente cierto. De acuerdo con información de la organización Human Rights Action la cifra de hombres asesinados supera a la de mujeres, sin embargo el porcentaje de ellos que son perpetrados por las parejas de las víctimas no se contabiliza «porque no es noticia». Este tipo de afirmaciones apuntan probablemente al origen del grave problema de percepción que aqueja a la sociedad cuando se habla sobre violencia de género. Hacer de la mujer un grupo vulnerable por excelencia parece darle el derecho a abusar de otros y cuando lo hace sus agresiones de festejan como si esto equilibrara las cosas.

Se trata de un paradigma que se encuentra muy lejos de la equidad de género, una lucha aparentemente permanente entre hombres y mujeres que carece totalmente de sentido. La violencia es violencia sin importar quien la ejerza porque realmente no existe un sexo débil sino personas con una individualidad y capacidades distintas que deben convivir en armonía. Mientras no sea así podemos pasar de una sociedad machista a una radicalmente feminista en donde continúe imperando la violencia, sin llegar nunca a la equidad.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga por la Universidad del Valle de México, especialista en marketing y RSE. Colabora en este espacio desde 2012 y es la encargada de planear el contenido de Expoknews para hacer llegar a tus manos información útil y entretenida.

Actualmente es estudiante de la Maestría en Mercadotecnia por la Universidad de la Comunicación.

1 comentario