En Reino Unido se está pidiendo un etiquetado semáforo para acabar con la información engañosa, ¡entérate!

Son miles de productos con los que nos encontramos día con día en los supermercados, tiendas o plazas, sin embargo, con tanta tecnología y algunos otros avances ya no sabemos en realidad qué estamos consumiendo y si nos hace daño.

En los alimentos, normalmente nos encontramos con etiquetas que dicen qué es lo que contiene el producto, cuántas porciones hay y qué ingredientes tiene, sin embargo, poco a poco nos hemos dado cuenta de que esta información en realidad, no es suficiente, ni entendible para saber qué es lo que estamos ingiriendo.

En México, el etiquetado de alimentos y bebidas procesadas, ya sea de fabricación nacional o extranjera, se encuentra regulado en la Norma Oficial Mexicana (NOM) 051 SCFI/SSA1-2010, misma que indica que todos los envases deben mostrar la información nutricional correspondiente al contenido calórico, grasas saturadas, azúcares y sodio.

Así como en México, en otros países también tendría que haber información más clara y transparente, debido a los ajustes de las regulaciones que establecen que las marcas deben mostrar dicha información no en la parte lateral o posterior de las etiquetas, sino al frente de las mismas.

A pesar que se tiene esta información, varias marcas no siguen las recomendaciones e incluso infringen las normas al añadir más azúcar de la recomendada en cierto producto.

Es por eso que Which, una organización de consumidores del Reino Unido solicitó al Gobierno del país que se introduzca el etiquetado semáforo obligatorio.

Etiquetado semáforo obligatorio en Reino Unido


Which, una organización de consumidores del Reino Unido solicitó al Gobierno del país que se introduzca el etiquetado semáforo obligatorio.

Twittea esta frase.


La solicitud la realiza en un informe en el que se denuncia que los cereales para el desayuno tienen un elevado contenido en azúcares añadidos, algunas marcas contienen más de tres cuartas partes de la ingesta máxima recomendada diaria en una sola ración.

Which ha comparado cereales y, entre sus resultados ha encontrado que los cereales All Bran de Kellogg’s, que para muchos pueden ser poco saludables, contienen dos cucharaditas de azúcar en una ración de 40 gramos.

Por si fuera poco, otras marcas dicen que su producto contiene fruta, sin embargo, esto no es así, gran parte de ella es azúcar añadida.

La organización también ha denunciado las raciones recomendadas por ser confusas, algunas marcas recomiendan 30 gramos, otras entre 30 y 45 gramos, son una serie de problemas que según el artículo de Which se solventarían fácilmente implementando un etiquetado semáforo obligatorio.

Etiquetado de alimentos en Reino Unido

El etiquetado de semáforo, (verde, amarillo y rojo), ha entrado en vigor en algunos países, por ejemplo en Ecuador. Al implementar el etiquetado de semáforo en un producto, es necesario que éste sea visible, ya que ello ayuda a que la gente tenga el conocimiento de qué va a comer y qué es lo que contiene.

De acuerdo con Which “es evidente que el actual sistema de etiquetado alimentario es confuso y engañoso, considera necesario ayudar a los consumidores a que con un simple vistazo, puedan realizar comparativas en cuanto a la cantidad de grasas, azúcares y sal que contienen los productos, estando demostrado que es una forma eficaz de facilitarles la tarea de elegir los productos más saludables, algo que se consigue perfectamente con el etiquetado semáforo”.

Las marcas que han fomentado un semáforo han sido Coca-Cola, Mondelez, Nestlé, PepsiCo y Univelever.

De acuerdo con Which, compañías como Kellogg’s reconocen que tienen un papel importante para ayudar a los consumidores a tomar decisiones más saludables.

Etiquetado semáforo obligatorio en Reino Unido

Es por eso que la firma anunció un plan para renovar la gama de cereales, incluida una reducción del 40% del contenido en azúcar, así como el lanzamiento de nuevos productos supuestamente más saludables, pero no se pronuncian sobre el etiquetado semáforo, si tanto van a mejorar la calidad de los productos.

La idea del etiquetado semáforo basado en los cien grados de producto, alerte a los consumidores de su contenido, además se pueden percibir los productos más sanos, el exceso de grasa, de sal o de azúcar que contiene.

 

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.