- Advertisement -
NoticiasAmbientalESG obligatorio, no opcional

ESG obligatorio, no opcional

El director general de Norges Bank Investment Management, el mayor propietario de acciones del mundo, afirma que la vida está a punto de volverse mucho más difícil para las empresas que no superen las pruebas medioambientales, sociales y de gobernanza establecidas por los inversores institucionales. En pocas palabras, está hablando de por qué se debe considerar un ESG obligatorio.

De acuerdo con The Business Times, Nicolai Tangen, que dirige Norges Bank Investment Management desde Oslo, afirma que el grado en que los ESG dictan las perspectivas de una empresa está empezando a definir el éxito de esta.

Las empresas que no se adapten se enfrentarán a un mundo en el que la financiación se agotará, las compañías de seguros se retirarán, los empleados desertarán, se intensificará el descrédito en las redes sociales y los clientes desaparecerán.

Nicolai Tangen, quien dirige Norges Bank Investment Management.

ESG obligatorio, no opcional

Como director general del fondo de inversión noruego, Tangen supervisa acciones por valor de 1 billón de dólares, lo que representa aproximadamente el 72% de la cartera total. El resto está en bonos, inmuebles e infraestructuras de energías renovables. El ex jefe de un fondo de cobertura, de 55 años, ha estado cuidando de los ahorros colectivos de los noruegos desde finales de 2020.

ESG obligatorio

Y ha prometido al gobierno noruego que convertirá el fondo, creado a partir de las riquezas de los combustibles fósiles del país, en un líder mundial de la inversión responsable. Se trata de una estrategia que, en última instancia, pretende ganar dinero, basada en la idea de que los fracasos de las empresas que no sean buenas en materia de ESG, harán que simplemente no se pueda invertir en ellas.

El siguiente paso del fondo es acelerar el ritmo de las desinversiones basadas en los riesgos ESG, así lo afirma su directora de gobierno corporativo, Carine Smith Ihenacho. ¿Cómo planean hacerlo?

En el caso de las empresas más grandes con bajas puntuaciones de ESG, el inversor dice que está a punto de aplicar mucha más presión. A las empresas se les envían los llamados documentos de expectativas, que abarcan desde el uso del agua hasta la biodiversidad y los derechos de los niños.

Las empresas que no obtengan una buena puntuación con respecto a estos requisitos pueden esperar que el fondo las interrogue, con vistas a un cambio de estrategia. Si eso no funciona, les espera un agresivo ciclo de votaciones de los accionistas.

Si las empresas no gestionan bien sus retos ESG, no van a ser rentables.

Si las empresas no mejoran, el fondo puede ‘empezar a votar en contra’, por ejemplo, de un director responsable del clima, o del presidente de un comité del consejo de administración, o del presidente del consejo.

Carine Smith Ihenacho, directora de gobierno corporativo.

En busca de la transparencia

Este año, el fondo noruego no apoyó la continuidad del director general de Exxon Corp, Darren Woods, como presidente, y exigió que el gigante petrolero fuera transparente en cuanto a sus contribuciones políticas, en un esfuerzo por frenar el tipo de presión corporativa que conduce a políticas climáticas dudosas.

El inversor también respaldó una propuesta para que los objetivos de emisiones de Chevron Corp incluyan el Alcance 3, que es la definición más amplia y abarca la huella de carbono de sus clientes. Por si esto no bastaras, Ihenacho afirma que el fondo está intensificando la presión sobre las empresas que no pueden explicar sus modelos fiscales.

ESG obligatorio emisiones

Es una estrategia que, según el fondo, es más poderosa que la desinversión directa.

El fondo se guía por las recomendaciones de un Consejo de Ética en cuanto a qué empresas deben incluirse en una lista negra, independientemente de cualquier consideración financiera.

Dentro de ese marco, el inversor ha excluido a decenas de empresas como Canadian Natural Resources, debido a sus «inaceptables emisiones de gases de efecto invernadero», BAE Systems, por su implicación en la «producción de armas nucleares», y Vale, basándose en los «graves daños medioambientales» causados por la empresa.

ESG obligatorio partes de ESG

Pero más allá de ese marco, Tangen caracteriza la desinversión como una evasión. Y afirmó:

Hay dos bandos. Uno ve un problema y simplemente huye. Creemos que ese enfoque no tiene mucho sentido, porque no se resuelve nada. Alguien tiene que ser dueño de estas empresas.

Creemos que es mejor que tratemos de moverlas constructivamente en la dirección correcta.

Nicolai Tangen, quien dirige Norges Bank Investment Management.

Desinversión ESG

El debate en torno a la desinversión ESG frente al compromiso está atrayendo cada vez más la investigación académica. Es un tema muy álgido actualmente.

¿Por qué?

Un estudio realizado a principios de este año demostró que los costes de financiación de las empresas que contaminan apenas cambian cuando se desinvierte en ellas, lo que indica que la asignación de carteras, en última instancia, hace poco por corregir el comportamiento poco ético del mundo empresarial.

Los autores, Jonathan Berk (Stanford Graduate School of Business) y Jules Van Binsbergen (Wharton School), escribieron:

Dados los niveles actuales de capital con conciencia social, una estrategia más eficaz para poner ese capital en uso es seguir una política de compromiso.

Otros estudios sugieren que ambas estrategias pueden ir de la mano. Tanto la desinversión como las estrategias integradas «tienen potencial para ayudar», según la investigación de Jonathan Harris, director de Total Portfolio Project e investigador asociado de EDHEC-Risk.

ESG obligatorio, no opcional desinversiones

Tangen afirma que el compromiso funciona la mayoría de las veces.

Habrá muy pocas empresas que no respondan. Y las que se resisten al cambio se enfrentan a un futuro sombrío.

No van a conseguir ninguna financiación, porque los bancos están sometidos a una presión cada vez mayor para ser muy cuidadosos; no van a conseguir ningún seguro, porque las compañías de seguros también están bajo presión.

Nadie va a trabajar para ti, porque para los jóvenes es muy, muy importante que sus valores estén alineados con los tuyos. Y luego está el impacto de las redes sociales, que tienen el poder de influir en el comportamiento de los clientes.

No vas a conseguir clientes… si no eres sostenible.

Nicolai Tangen, director de Norges Bank Investment Management.

La realidad es que con todo lo que está sucediendo en todas las dimensiones, el ESG obligatorio será una realidad, si no por regulación, sí por la presión de los inversionistas, clientes y sociedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente

DEBES LEER

TE PUEDE INTERESAR