¿Empuja la economía de un país la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) o sucede al contrario? Quizá sea más bien un círculo virtuoso. Ésa es la filosofía que comparte Astrid Mayen Cornejo, gerente de Relaciones Institucionales de Perú 2021, la principal organización promotora de RSE en territorio andino.

Muestra de este círculo surge cuando se le pregunta a Astrid cuál sector es el más avanzado en RSE en Perú. No duda: el minero. Y habla de la tradición minera del país, que lo hace ocupar los primeros lugares a nivel mundial como exportador de oro y plata.

La RSE ha permeado más en el sector extractivo que en otros sectores. Perú tiene una fuerte tradición minera: es el número uno en exportación de oro; dos, en plata. Eso llevó a que muchas mineras empezaran a trabajar con su comunidad y a pensar que el medio ambiente forma parte de su línea de negocio”.

Y aunque reconoce que dentro del sector hay casos que no parecen atender mucho las demandas sociales, descarta que sea la generalidad.

Sí hay mineras que tienen problemas, pero el mensaje no es que no se interesen en la comunidad, lo que sucede es que nunca puede tenerse el respaldo a 100 por ciento. La lección aquí es que no es fácil construir la imagen, pero destruirla es cosa de un segundo”.

—¿Por tamaño de empresas, cómo ha permeado la RSE en Perú?

Como en toda América Latina y en el mundo, en general, las grandes empresas han sido las que empezaron a liderar en el tema y han mostrado mayor interés. Estamos hablando de que alrededor de 80% de las empresas socialmente responsables es grande y el resto, medianas y pequeñas.

—¿Cómo estimula el gobierno peruano 
la RSE?

Hace cuatro años, en mayo del 2008, se promulgó la Ley de Obras por Impuestos, la cual permite a las empresas destinar el dinero para el pago de sus impuestos a una obra pública. Es un proceso que todavía toma su tiempo de aprobación y que requiere mucha difusión, pues se conoce poco, pero ya ha tenido algunos logros. Por lo general, las empresas se acogen a esta ley para construir o rehabilitar obras alrededor de sus plantas u oficinas. Un ejemplo fue la carretera alrededor de la planta de Backus (filial de SabMiller) ubicada en Ate (uno de los 43 distritos de Lima). Otras han realizado obras de luz o agua, que el gobierno no ha hecho”.

—¿Las universidades cómo han empujado el tema?

Hasta hace cinco años, la oferta de estudios relacionados con la responsabilidad social era muy escasa. Hoy, ya te encuentras diplomados, maestrías en Negocios Inclusivos y Responsabilidad Social, en Gestión Estratégica y Responsabilidad Social.

—El consumidor peruano promedio, ¿qué piensa de la RSE?

Al consumidor, en general, todavía le pesa más el bolsillo que ningún otro factor; si hay un producto que cuesta ocho soles y otro de tres, se va a ir por el de tres. Todavía no es muy representativo el consumidor responsable, pero va creciendo poco a poco.

En los últimos tres años, dice Astrid, se avanzó más en RSE de lo que se había logrado en los 10 previos. El tema ya es parte de la agenda. Perú es el único país, además de México, que entrega el Distintivo ESR, con metodología exportada por el Centro Mexicano para la Filantropía. Justamente mañana, Perú 2021 llevará a cabo la segunda edición de la entrega del Distintivo, que es al mismo tiempo la primera en la que participan empresas a nivel nacional, luego de que en el 2011 lo otorgó sólo a empresas de su patronato. Esta historia y lo que viene para Perú 2021 quedan para la próxima semana.

Fuente: eleconomista.com.mx
Por: Alejandra Aguilar
Publicada: 06 de Agosto de 2012

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact