Responsabilidad gota a gota RSE

En estas vacaciones: ¿Cómo pueden hacer los niños un purificador de agua casero?

Esta columna es patrocinada por Cuauhtémoc Moctezuma

Una de las mejores formas de cuidar el agua es enseñar a las nuevas generaciones a ser amigables con el medio ambiente y evitar la contaminación, así como el desperdicio del vital líquido. Y es que obtener el agua limpia o purificada, cada vez se vuelve una tarea más complicada. Si bien, existen purificadores de diversos tipos, desde casa y sin costo alguno también se pueden hacer unos.

A continuación se describe una forma útil y económica de hacer un purificador, el cual se puede hacer en familia, ya que es de muy fácil comprensión para los niños.

Para este experimento se requieren los siguientes materiales:

  • Una caja de 8 pulgadas de alto, también se puede usar una silla o algún otro objeto que tenga estabilidad al momento de ponerlo en el suelo.
  • Dos tazones.
  • Agua, de caño de la cocina o de la lavandería.
  • Cuerda de lana, con un metro basta y sobra.

Purificador-de-agua

¿Qué sigue?

  • La caja o la silla se posicionará en un lugar con poco tránsito peatonal (entiéndase por esto como un lugar donde no concurra mucha gente).
  • Se llena uno de los dos tazones con agua limpia.
  • El tazón (con agua) es colocado encima de la caja.
  • El otro tazón (sin agua) será ubicado en el suelo, junto a la caja.

OJO: No debe topar la tira de lana con la caja.

  • Al tazón con agua se le agrega un puñado de tierra
  • Posteriormente se unen los dos tazones usando la cuerda de lana.

¿Qué pasa?

Lo que sucederá es que empezaran a caer gotas de agua por la cuerda y serán recolectadas en el otro tazón. Así, en cierta manera,  se contribuye a la purificación del H2O.

Este experimento muestra una forma de purificar el agua, sin embargo la forma más efectiva de no incrementar los daños al vital líquido es no malgastarlo.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario