Ambiental Debes leer... Entendiendo la Responsabilidad Social

En 50 años, 1/3 de la población tendrá un planeta inhabitable

Más de una ocasión se ha advertido sobre las consecuencias futuras de nuestras acciones actuales, y esto podría ser más catastrófico de lo que imaginamos.

De acuerdo con un reciente estudio y Business Green, las áreas del planeta que actualmente albergan a un tercio de la población mundial podrían calentarse tanto como las partes más calientes del Sahara en 50 años.

El panorama parece ser inevitable a menos que las emisiones de gases de efecto invernadero disminuyan rápidamente en las próximas décadas.

Esa es la cruda conclusión de un estudio internacional publicado hace poco en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, basado en las peores proyecciones del caso sobre cómo podrían desarrollarse los impactos climáticos en las próximas décadas.

El estudio se llevó a cabo por un equipo de investigadores de la Universidad de Wageningen, la Universidad de Nanjing, la Universidad de Exeter, la Universidad de Aarhus y la Universidad del Estado de Washington, el Instituto Santa Fe. El él se advierte que el calentamiento rápido podría significar que para 2070 al menos 3 mil 500 millones de personas vivirían fuera del nicho climático en el que los humanos han prosperado durante 6 mil años.

La investigación también encontró que las poblaciones humanas se concentran en gran medida en bandas climáticas estrechas, con la mayoría de las personas que viven en lugares donde la temperatura promedio anual es de aproximadamente 11-15 ° C, mientras que un número menor de personas vive donde la temperatura promedio es de aproximadamente 20-25 ° C.

Este nicho climático sorprendentemente constante probablemente representa restricciones fundamentales sobre lo que los humanos necesitan para sobrevivir y prosperar.

Marten Scheffer de la Universidad de Wageningen, quien coordinó la investigación con su colega chino Xu Chi, de la Universidad de Nanjing.

El análisis se basa en gran medida en las proyecciones climáticas del peor de los casos conocidas como RCP8.5, que han sido objeto de un feroz debate entre los científicos del clima y el análisis energético en los últimos meses.

Algunos analistas han argumentado que RCP8.5 se basa en que las emisiones continuarán aumentando drásticamente en las próximas décadas y, como tal, es excesivamente pesimista dado el cambio global hacia fuentes de energía más limpias.

Sin embargo, otros han respondido que el nivel de emisiones de gases de efecto invernadero previsto en RCP8.5 podría ocurrir de manera factible para fines de siglo, especialmente dado el potencial de los circuitos de retroalimentación de liberación de emisiones. Además, han argumentado que incluso en escenarios donde se frena el crecimiento de las emisiones, es probable que los impactos climáticos aumenten a un nivel en el que partes importantes del mundo se vuelvan inhabitables durante la segunda mitad de este siglo.

El nuevo estudio advierte que, en el escenario RCP8.5, las temperaturas globales promedio podrían aumentar un poco más de 3 ° C para 2070, lo que significa que las temperaturas más altas sobre la tierra provocan que la persona promedio experimente un aumento de 7.5 ° C.

Sin embargo, incluso en escenarios de calentamiento menos extremos, el consenso es que el mundo está actualmente en camino de alrededor de 3 ° C de calentamiento en promedio para 2100, y se espera que las masas de tierra vuelvan a enfrentar mayores aumentos de temperatura.

Este rápido aumento de la temperatura, combinado con los cambios proyectados en la población mundial, significa que aproximadamente el 30% de la población proyectada del mundo vivirá en lugares con una temperatura promedio superior a 29 ° C en 50 años, si las emisiones de gases de efecto invernadero continúan aumentando.

«Estas condiciones climáticas son experimentadas actualmente por solo el 0,8% de la superficie terrestre mundial, principalmente en las partes más calurosas del desierto del Sahara, pero para 2070 las condiciones podrían extenderse al 19 por ciento de la superficie terrestre del planeta», comparten en el estudio.

Jens-Christian Svenning, de la Universidad de Aarhus, coautor del estudio, dijo que los hallazgos sugieren que 3.500 millones de personas podrían estar viviendo en áreas que enfrentan «condiciones casi imposibles de vivir».

«El coronavirus ha cambiado el mundo de una manera que era difícil de imaginar hace unos meses y nuestros resultados muestran cómo el cambio climático podría hacer algo similar. El cambio se desarrollaría con menos rapidez, pero a diferencia de la pandemia, no habría alivio que esperar: grandes áreas del planeta se calentarían a niveles apenas sobrevivibles y no se enfriarían nuevamente. No solo esto tendría un efecto devastador directo efectos, deja a las sociedades menos capaces de hacer frente a crisis futuras como nuevas pandemias. Lo único que puede evitar que esto suceda es un rápido corte en las emisiones de carbono», advirtió Jens-Christian Svenning.

El documento se presenta cuando un número creciente de gobiernos y empresas han comenzado a evaluar el impacto potencial de los peores escenarios futuros a raíz de la pandemia de coronavirus.

El coautor del estudio, Tim Lenton, especialista en clima y director del Instituto de Sistemas Globales de la Universidad de Exeter, dijo que se podían encontrar «buenas noticias» en la investigación dado que los impactos proyectados «se pueden reducir en gran medida si la humanidad logra frenar calentamiento global».

Nuestros cálculos muestran que cada grado de calentamiento por encima de los niveles actuales corresponde a aproximadamente mil millones de personas que caen fuera del nicho climático. Es importante que ahora podamos expresar los beneficios de frenar las emisiones de gases de efecto invernadero en algo más humano que solo términos monetarios.

Tim Lenton, especialista en clima y director del Instituto de Sistemas Globales de la Universidad de Exeter.

El estudio también destaca la necesidad urgente de una mayor inversión en medidas de resiliencia climática y un reconocimiento de que el aumento de las temperaturas podría conducir a una mayor migración, incluso si los impactos sociales precisos son difíciles de predecir.

«Prever la magnitud real de la migración climática sigue siendo un desafío», dijo Scheffer. «La gente prefiere no migrar. También hay margen para la adaptación local en una parte del mundo dentro de ciertos límites, pero en el Sur Global esto requerirá impulsar el desarrollo humano rápidamente.

«Este estudio subraya por qué un enfoque holístico para abordar el cambio climático que incluye adaptarse a sus impactos, abordar problemas sociales, construir gobernanza y potenciar el desarrollo, así como vías legales compasivas para aquellos cuyos hogares se ven afectados, es crucial para garantizar un mundo en el que todos los humanos pueden vivir con dignidad».

Acerca del autor

Arianne Lira

Licenciada en Letras Latinoamericanas por la UAEMex. Amante de la literatura, cine, teatro y admiradora de Beauvoir, Castellanos y Nin. Interesada en temas de género y cultura en general. Correctora de estilo y redactora en expoknews.

1 comentario

  • Hola, Arianne!
    Muchas gracias por la nota.
    Consulta: ¿Estos datos de qué fecha datan? ¿Está considerando el impacto actual COVID 19?
    Muchas gracias,
    Sabrina Rodriguez

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact