¿Es cierto que las empresas salvarán al mundo? Algunas ya lo están haciendo. ¡Descubre cómo!

Hay muchas cosas de qué preocuparse estos días. Cambio climático, inundaciones, tsunamis, huracanes, terremotos, ataques terroristas. ¿Qué sigue, el apocalipsis? Pero ¿qué tiene que ver todo esto con las empresas? ¿Es cierto que las empresas salvarán al mundo?

La tierra tiene una piel y esa piel tiene enfermedades. Una de sus enfermedades se llama hombre. –Friedrich Nietzsche.

Hace años, Michael Jackson cantó sobre sanar el mundo.

En la reciente cumbre COP 23 en Bonn, Alemania, Steven Tebbe, director general del Carbon Disclosure Project en Europa dijo: “El mundo va a ser salvado o condenado por lo que haga el sector privado”.

¿Crees que las empresas salvarán al mundo?

La gente espera que las empresas salven al mundo

Las personas quieren que las marcas hagan más que solo venderles productos. Las generaciones jóvenes depositan más fe en el poder que las marcas globales tienen para mejorar el mundo que en los gobiernos. El 84% de las 30,000 personas encuestadas en 29 mercados internacionales, incluyendo India y China, cree que las marcas tienen la capacidad de efectuar cambios más positivos que los gobernantes.

Confianza en las marcas locales vs globales

Según Jitender Dabas, vicepresidente sénior de McCann Worldgroup, la gente ve a las marcas como un sistema global, una red internacional con el poder de afectar el cambio a una escala que los gobiernos, con su área de influencia limitada geográficamente, no pueden lograr. Creen que las marcas tienen ese potencial y que las empresas salvarán al mundo.

El estudio de McCann Worldgroup mostró que la participación de las marcas globales en el cambio es una expectativa creciente. En general, la investigación se trata de las formas en las que operan las marcas y cómo reaccionan ante los peligros y amenazas.

La pregunta para los propietarios de marcas es, ¿hasta qué punto desean asumir este desafío? Si bien muchas han revisado sus cadenas de suministro, han cambiado los procesos dañinos con el medio ambiente, han empleado a gente local, les han pagado de manera justa y han sido transparentes, no creo que todas las marcas acepten el reto. Muchas empresas continuarán enfocándose solo en vender. No obstante, existen muchas oportunidades para aquellas compañías dispuestas a salvar el mundo.

¿Pueden las empresas cambiar el mundo? Y, ¿por dónde hay que empezar?

Es importante entender que no todos los cambios deben ser enormes. Lo fundamental es que cualquier cambio que aborde una empresa debe ser relevante y significativo. Tiene que tratar un tema que les importe a los consumidores; por ejemplo, tienes una cervecera y quieres hacer que el agua potable sea más accesible, ¿dónde lo harás? ¿Cómo? ¿Qué esperas aprender de ese reto que puede volver a tu empresa más competitiva y rentable en general?

Tienes que pensar en tu estrategia y responder preguntas:

  • ¿Cómo ganarás visibilidad?
  • ¿Qué retornos tangibles estás buscando lograr?
  • ¿Qué es lo que hace posible tu compromiso y por qué los consumidores valoran eso?
  • ¿Qué crítica es probable que genere y cómo vas a contrarrestarla?

8 maneras en las que las empresas salvarán al mundo

Estos son los ocho pasos a seguir para hacerlo bien cuando se trata de salvar el mundo.

8 maneras en las que las empresas salvaran al mundo

1. Decidir dónde tu marca puede hacer un cambio en el planeta.

Hay que comprender en qué tienes experiencia e interés para encontrar el punto óptimo entre el cambio global y la agenda comercial. Empieza por encuestar a tus clientes. Averigua las cuestiones que les importan y en qué les gustaría ver un cambio profundo.

Patagonia lleva varios años implementando la campaña «Compra Menos» en Black Friday, pidiendo a los clientes actuales que usen lo que tienen hasta que esté raído. El resultado ha sido un aumento en las ventas de la compañía. El fundador Yvon Chouinard comentó «Sé que suena loco, pero cada vez que he tomado una decisión que es la mejor para el planeta, he ganado dinero. Nuestros clientes lo saben y quieren ser parte de ese compromiso ambiental».

2. Identificar no solo cuál será el cambio, sino el alcance.

El desafío aquí es asumir un cambio que puedes gestionar y que se considera significativo y «urgente».

Ben&Jerry’s forma parte de las empresas que salvarán al mundo.

3. Ampliar tu estrategia comercial para incorporar objetivos más extensos.

Antes de empezar, responde las siguientes preguntas:

  • ¿Qué papel tendrán estos «cambios globales» en tus aspiraciones como organización?
  • ¿Cómo afectarán lo que inventas, lo que mejoras, dónde estás, lo que estás buscando lograr?
  • ¿Cómo hablarás con los inversores sobre esto?

Las piezas de Amour Vert que se fabrican en Estados Unidos son 100% sostenibles y la compañía trabaja continuamente con la organización sin fines de lucro American Forests® como parte de su programa «Buy a Tee, Plant a T(r)ee». Por cada una de las camisetas vendidas, Amour Vert planta un árbol.

4. Afinar la agenda comercial en torno a este objetivo más amplio.

Necesitas respuestas a estas preguntas:

  • ¿Cómo cambia lo que aspiras conseguir?
  • ¿Cuáles son las oportunidades comerciales para lograrlo que no hayas visto antes?
  • ¿Cómo «pagarán» el objetivo más amplio con el que se ha comprometido tu empresa?

El programa Shared Planet™ de Starbucks constituye su compromiso de operar en formas que resulten positivas para las personas y el planeta.

Se trata de la voluntad de adquirir solamente café de máxima calidad –obtenido de acuerdo con principios de abastecimiento ético y cultivado conforme a prácticas responsables–, reducir la huella medioambiental y combatir el cambio climático. Con Shared Planet™, la marca también pretende apoyar a los barrios y las comunidades donde opera.

Programa Shared Planet de Starbucks un ejemplo de empresas salvaran el mundo

5. Cambiar tu historia.

Se trata de ajustar tu historia para que refleje el nuevo objetivo.

  • ¿Cuánto tiempo durará el proceso o «viaje»?
  • ¿Qué desafíos esperas enfrentar en el camino?
  • ¿Por qué esperas prosperar?
  • ¿Qué diferencia hará eso?

Un ejemplo de esto es Grupo Modelo y los voluntariados en los que participará para el Día Internacional de los Voluntarios el próximo 2 de diciembre.

Sitio web de Voluntariados Modelo

Proyectos de Voluntariado Modelo para el Dia Internacional del Voluntariado ejemplo de empresas salvaran al mundo

6. Asignar recursos operacionalmente.

  • ¿Qué necesitarás para capacitar a tu gente y volverlos parte de tu objetivo?
  • ¿Cómo afectará esto el ritmo y el alcance del desarrollo de tu producto?
  • ¿Dónde probarás esto?
  • ¿Qué dejarán de hacer los colaboradores para comprometerse esta vez?

Cada año, Voluntarios Telefónica de todo el mundo comparten el tiempo de sus vacaciones con quienes más lo necesitan participando en Vacaciones Solidarias. Esta es una oportunidad para vivir una experiencia solidaria única y trabajar junto a otros compañeros que comparten sus ganas de promover el cambio.

7. Presentar tu avance.

Muy a menudo las empresas anuncian su intención de ofrecer cambios y luego no informan de manera significativa e interesante sobre el alcance, la velocidad de transformación y la diferencia que han logrado.

Boxed Water vende agua en cartones de leche en lugar de botellas de plástico. Por cada foto en Instagram publicada con el hashtag #Retree, Boxed Water planta dos árboles y presenta los avances a sus seguidores.

Imagínate si los árboles emitieran señales wifi, plantaríamos muchos y probablemente también salvaríamos al planeta. Lástima que solo producen el oxígeno que respiramos.

8. No tratar esto como solo otro proyecto.

Cambiar el mundo es un compromiso a largo plazo y sustancial, no es algo que simplemente puedas comenzar y detener. Puede haber o no una fecha de finalización y debes ser muy claro al respecto con tus colaboradores y clientes. Si vas a colocar el proyecto dentro de un marco de tiempo, ten muy claro cuál es el plazo, por qué lo has elegido, la diferencia que esperas hacer en ese tiempo y por qué crees que hay una fecha de finalización.

TOMS lleva años con la campaña #OneDayWithoutShoes para aumentar la conciencia sobre la situación de los niños que no tienen zapatos y que viven en varias partes del mundo.

Todo esto prueba que los consumidores están recompensando a las marcas humanas que demuestran honestidad, transparencia y valor de admitir cuando se equivocan.

¿Cuál es tu opinión? ¿Lograrán las empresas salvar al mundo? Te leemos en los comentarios.

 

Acerca del autor

Daniela Lazovska