Ambiental Noticias RSE

El sistema alimentario mundial podría destruir los hábitats naturales en todo el mundo

El sistema alimentario mundial podría destruir los hábitats naturales en todo el mundo

Un grupo de investigadores concluyó que podemos esperar ver millones de millas cuadradas de tierras ricas en biodiversidad desaparecer para el 2050.

A la fecha, existen numerosos obstáculos a los que se enfrenta el sistema alimentario mundial al tratar de alimentar a 10,000 millones de personas para el año 2050, aprovechando al mismo tiempo menos recursos y asegurando un uso mínimo de la tierra.

De acuerdo con TriplePundit, la pandemia mundial de COVID-19 ha hecho que los desafíos del sector alimentario y agrícola sean aún más evidentes a medida que más ciudadanos se enfrentan a la inseguridad alimentaria.

Pero incluso si una crisis puede dar lugar a una oportunidad, las empresas que impulsan el sistema alimentario mundial tienen una enorme curva de aprendizaje que se avecina en los próximos años, si nosotros como sociedad vamos a producir suficientes alimentos sin segar el paisaje del planeta.

El impacto de la agricultura

Los activistas de derechos humanos se han preocupado durante mucho tiempo por el impacto de la búsqueda de más tierras de cultivo en las comunidades indígenas y más pobres. Las emisiones relacionadas con la agricultura son otro de los culpables que las empresas de alimentos y bebidas deben enfrentar en los próximos años.

La preocupación también debe centrarse en los hábitats naturales, según un estudio publicado en la revista Nature. El grupo de investigadores que se unieron en este artículo concluyó que podemos esperar ver millones de millas cuadradas de tierras ricas en biodiversidad desaparecer para el 2050.

Después de evaluar los hábitats de casi 20,000 especies, los investigadores encontraron que casi el 90% podría ver la tierra en la que deambulan perderse debido a las tierras de cultivo para mediados de siglo; casi 1,300 podrían perder más del 25%de su hábitat natural.

Michael Clark, investigador de sostenibilidad ambiental de la Universidad de Oxford y uno de los autores principales del estudio, en una entrevista con The Independent, comentó:

Hasta que no empecemos a considerar lo que comemos, cómo se produce y todo lo demás, no vamos a hacer progresos de gran escala hacia los objetivos de conservación y biodiversidad existentes.

Michael Clark, investigador de sostenibilidad ambiental de la Universidad de Oxford.

Para las empresas alimentarias que gestionan las cadenas de suministro mundiales y que también dicen estar comprometidas con la prevención de la pérdida de la biodiversidad, este estudio añade otra capa de complejidad a sus programas de sostenibilidad.

Los autores del estudio dejaron claro que no hay un enfoque único para gestionar el suministro de alimentos del mundo en los próximos años. Hay varias tácticas, como la reducción del consumo de carne y lácteos, la lucha contra el desperdicio de alimentos y la búsqueda de nuevas formas de aumentar el rendimiento de los cultivos.

El creciente interés por las proteínas vegetales en América del Norte, por ejemplo, podría ayudar a gestionar ese problema en este lado del charco, pero ese cambio no servirá de nada en regiones en las que el consumo de carne ha sido bastante bajo durante mucho tiempo y la inseguridad alimentaria se cierne como una amenaza constante. Por el contrario, hablar de aumentar los rendimientos en regiones como el África subsahariana —donde los indicios sugieren que ya se está produciendo ese cambio— tiene sentido. Pero a varios husos horarios de distancia, los agricultores estadounidenses han ganado en gran medida esa batalla en las últimas décadas.

Algunas empresas de alimentos y bebidas están tomando las medidas necesarias para asegurar una cadena de suministro más sostenible. Sin embargo, es evidente que el momento de replantear nuestro sistema alimentario mundial fue ayer, y las empresas y sus proveedores tendrán que considerar una amplia gama de estrategias para estar a la altura de la tarea de cultivar más alimentos con un mínimo de destrucción.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]