Diversidad RSE

El problema del racismo en Hollywood

Este es un ejemplo de uno de los «blanqueos» más descarados en toda la historia cinematográfica

En el mundo del cine existe un término empleado con los actores blancos que representan a personajes que pertenecen a otros grupos éticos, este se le denomina como whitewashing que en español se traduce como «blanqueamiento».

Esto comenzó en los inicios del cine, con los denominados blackface o yellowface mediante los que se contrataba a actores blancos para representar a personajes  negros o asiáticos empleando maquillaje exagerado que plasmaba a la figura de forma estereotipada.

Un ejemplo de esto es John Wayne interpretando a Gengis Kan o Mickey Rooney interpretando al japonés Yunioshi en Desayuno con Diamantes.

Otro ejemplo de esto es Alec Guinness, a un príncipe árabe en Lawrence de Arabia, Jon Wayne fue Gengis Kan, un guerrero y conquistador mongol y Elisabeth Taylor, la faraona egipcia Cleopatra. Y todos eran occidentales.

Con tan solo un poco de maquillaje convirtió al británico Alec Guinness en un saudita, el cual se considera que es «uno de los blanqueos más descarados en toda la historia cinematográfica».

El blackface o yellowface fueron dos las técnicas habituales en los sesenta y es ahí donde salieron los primeros casos del «blanqueamiento étnico de Hollywood.

Actualmente las cosas no han cambiado del todo. Hace unos días, el actor británico Ed Skrein abandonósu papel en la tercera parte de la serie cómica de culto Hellboy tras recibir críticas por el racismo que ello implicaba.

Su trabajo era el interpretar a Benjamin Daimio, un personaje asiático. La elección del casting ha creado polémica y desatado quejas entre los seguidores, acusando a Hollywood de «blanqueamiento», una tendencia que la industria parece estar explotando para occidentalizar obras extranjeras y rentabilizar así sus productos.

Uno de los casos más recientes es el de  Scarlett Johansson, que asumió el papel protagonista en Ghost In The Shell (2017), cuando en la obra original el personaje principal era asiático.

Otro ejemplo es con Johnny Depp con El llanero solitario (2013)

Matt Damon en La gran muralla (2016)

Tilda Swinton en Doctor Strange (2016)

Actualmente es muy frecuente encontrar la occidentalización de las historias y personajes asiáticos. De acuerdo con abc, en Hoollywood, todos estos casos están siendo tratados como racismo étnico, aunque también podría tratarse de una intención de los directores y productores de occidentalizar el cine extranjero.

Después de las críticas de Ghost in the Shell y de Death Note, el gesto de Skrein con Hellboy puede abrir la puerta a una nueva actitud por parte de las multinacionales que financian y hacen cine.

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact