Noticias

El presidente Biden firma una orden ejecutiva sobre el riesgo financiero relacionado con el clima

El presidente Biden firma una orden ejecutiva sobre el riesgo financiero relacionado con el clima
Escrito por Corinna Acosta

La orden ejecutiva sobre el riesgo financiero relacionado con el clima es clave en la agenda climática de Biden y pone a Estados Unidos más cerca de la trayectoria de Europa.

El 20 de mayo, el presidente Joe Biden firmó una orden ejecutiva sobre el riesgo financiero relacionado con el clima destinada a abordar la amenaza que el cambio climático supone para la estabilidad financiera de Estados Unidos. Esta exige a los organismos federales, incluidos los reguladores financieros, que emprendan una labor de divulgación clara y equiparable de los riesgos financieros relacionados con el clima y que actúen para mitigarlo, así como sus causas.

De acuerdo con Environment, Land & Resources, la Administración Biden ha tomado una serie de medidas para promulgar un enfoque de “todo el gobierno” para el cambio climático, incluyendo la reincorporación al Acuerdo de París y dirigiendo cada agencia gubernamental para abordar la justicia ambiental, los impactos de las emisiones de gases de efecto invernadero, la financiación de energía limpia, y más.

Los impactos cada vez más intensos del cambio climático presentan un riesgo físico para los activos, los valores que cotizan en bolsa, las inversiones privadas y las empresas.

La incapacidad de las instituciones financieras para contabilizar y medir adecuadamente estos riesgos físicos y de transición amenaza la competitividad de las empresas, los mercados estadounidenses, los ahorros de toda la vida y las pensiones de los trabajadores y en general de las familias estadounidenses, así como la capacidad de las instituciones financieras estadounidenses para servir a las comunidades.

Joe Biden en la Orden Ejecutiva.
 riesgo financiero relacionado con el clima

La orden ejecutiva, que incluye una estrategia de riesgo climático para todo el Gobierno, pide que se identifiquen los medios públicos y privados para lograr la neutralidad neta del carbono en 2050.

Puntos clave de la Orden Ejecutiva

La Orden Ejecutiva encarga específicamente a la Secretaria del Tesoro, Janet Yellen, que trabaje con el Consejo de Supervisión de la Estabilidad Financiera (FSOC) para:

  • Evaluar los riesgos financieros relacionados con el clima, tanto físicos como transitorios, para la estabilidad del gobierno federal y del sistema financiero de Estados Unidos.
  • Compartir la información sobre los riesgos financieros relacionados con el clima entre los organismos miembros del FSOC y otras agencias ejecutivas, según proceda.
  • Elaborar un informe en un plazo de 180 días a partir de la orden sobre los esfuerzos de los organismos miembros del FSOC para integrar las consideraciones de riesgo financiero relacionadas con el clima, incluidas las posibles recomendaciones o prácticas actuales para mejorar la información relacionada con el clima por parte de las entidades reguladas.

El enfoque en la creación de una mayor transparencia y coherencia en las divulgaciones financieras relacionadas con el clima se hace eco de los llamamientos de los inversores y las empresas por igual para la acción en relación con las divulgaciones ASG.

La orden ejecutiva exige además que el secretario de Trabajo, Marty Walsh, considere la posibilidad de suspender, revisar o rescindir dos normas de la era Trump que pretendían prohibir que las empresas de inversión tuvieran en cuenta las consideraciones ASG a la hora de tomar decisiones de inversión, lo que refleja la creciente demanda de inversión ASG a nivel mundial.

 riesgo financiero relacionado con el clima

La regulación formal de la divulgación de información sobre ASG se ha ido desarrollando al otro lado del Atlántico en los últimos tiempos, con la adopción por parte de la Comisión Europea de la Directiva sobre Informes de Sostenibilidad Corporativa (CSRD) a principios de este año como principal ejemplo.

Aunque la Administración Biden parece centrarse en la divulgación de riesgos relacionados con el clima, podría adoptar un enfoque más amplio. En particular, la Administración Biden podría incorporar el marco ASG que está desarrollando la Fundación IFRS, un marco con el que la Comisión Europea ha indicado que pretende trabajar en relación con la CSRD.

Esta posibilidad podría contar con el apoyo del Director del Consejo Económico Nacional, Brian Deese, que al anunciar la Orden Ejecutiva dejó clara la importancia de armonizar las normas estadounidenses con las de otras naciones. Esta posible armonización será una cuestión clave que habrá que vigilar en el futuro.

Aspectos clave del riesgo financiero relacionado con el clima

La Orden Ejecutiva es una palanca clave en la agenda climática de la Administración Biden para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de EE.UU. a casi la mitad para 2030 y a cero neto para 2050.

La consolidación y (en la medida de lo posible) la homogeneización de las normas de información relacionadas con el clima y las normas ASG más amplias ha sido una cuestión clave para las empresas y los inversores de todo el mundo desde el notable aumento del interés por la inversión centrada en el clima y las ASG en los últimos años.

 riesgo financiero relacionado con el clima

Ahora, los Estados Unidos están abriendo el camino para obligar a los organismos federales y a las empresas públicas a divulgar más datos sobre el riesgo climático, lo que sitúa a los Estados Unidos más cerca de la evolución en Europa.

Teniendo en cuenta los detalles que aún se anuncian en forma de informes encargados por la Orden Ejecutiva, será interesante supervisar qué obligaciones adicionales de divulgación relacionadas con el clima se imponen a las empresas públicas de EE.UU. en el futuro, y cómo tales obligaciones se alinean con las que son o serán requeridas por la legislación europea y las normas internacionales (como las del Grupo de Acción sobre Divulgación Financiera Relacionada con el Clima (TCFD)).

Cabe destacar que la Orden Ejecutiva se firmó apenas dos días después de la publicación de la guía Net Zero by 2050 de la Agencia Internacional de la Energía (un documento en cuya importancia el enviado de EE.UU. para el clima, John Kerry, dijo creer “profundamente”) y unos meses antes de la cumbre COP 26 de Glasgow. Teniendo en cuenta el calendario, está claro que los riesgos financieros relacionados con el clima y la información obligatoria seguirán siendo una prioridad para los legisladores y los gobiernos de todo el mundo.

“Vice President Joe Biden visit to Israel March 2016” byU.S. Embassy Jerusalem is licensed under CC BY 2.0

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario