Entendiendo la Responsabilidad Social

¿El mundo está viviendo de acuerdo a los compromisos sustentables?

Esta el mundo viviendo de acuerdo a los compromisos sustentables

¿Se están cumpliendo los compromisos sustentables o no?

¿Qué avance se está teniendo para enfrentar la crisis climática y cómo se mide este progreso? ¿El mundo está viviendo de acuerdo a los compromisos sustentables?

En 2015, la comunidad global se reunió en París para construir un enfoque común con la finalidad de combatir el cambio climático. Acordaron hacer esfuerzos para restringir el aumento de las temperaturas globales a muy por debajo de 2 grados centígrados, por encima de los niveles preindustriales y, si es posible, alcanzar 1.5 grados centígrados.

Sin embargo, en julio de este año, la temperatura midió 1.2 grados Celsius por encima de esos niveles, igualando e incluso rompiendo el récord del mes más caluroso, y la tendencia continúa hacia arriba.

Los eventos climáticos extremos en todo el mundo significan que el planeta está en camino de registrar los cinco años más calurosos en la historia, según el Secretario General de la ONU, António Guterres.

UN News analizó uno de los instrumentos internacionales clave utilizados para medir la lucha contra el calentamiento global: las contribuciones determinadas a nivel nacional o NDC.

¿Qué son los NDC?

El Acuerdo de París sobre el cambio climático no asesora a los países sobre cómo deben reducir las emisiones, construir resiliencia y adaptación al clima, sino que los alienta a escribir sus propios NDC.

Estos planes climáticos describen lo que un país promete hacer y cuánto planea reducir las emisiones. Reconociendo que los países en desarrollo a menudo carecen de los recursos, las finanzas y la tecnología, el Acuerdo de París exige a los países en desarrollo que demuestren lo que pueden hacer por su cuenta y con la asistencia de la comunidad internacional.

¿Por qué son importantes los NDS?

Los países tienen muchas opciones sobre cómo pueden perseguir los objetivos del Acuerdo de París. Esto podría involucrar legislación, incentivos financieros o políticas fiscales para promover actividades que reduzcan las emisiones. Por ejemplo, los países pueden decidir poner cierto precio al carbono, a través de un impuesto o construyendo un sistema de comercio de carbono.

La idea es que, si las personas tienen una idea clara del costo de la contaminación por carbono, invertirán y gastarán en áreas o combustibles que cuestan menos. Para el ciudadano promedio esto podría afectar qué tipo de automóvil, sistema de calefacción o enfriamiento utiliza.

Además, estas políticas pueden ayudar a regular el desarrollo en áreas más vulnerables a los impactos del cambio climático, como las áreas costeras que enfrentan el aumento del nivel del mar.

Hay un aumento de acción en todo el mundo para pasar a las energías renovables con enormes plantas de energía solar construidas en Marruecos, los Emiratos Árabes Unidos y Portugal, recibiendo la mayor parte de su energía ahora de energías renovables. Y cada vez más, muchos países descubren que pueden alimentar sus redes completamente con energía renovable.

La inversión en energía renovable ahora está superando a la de los combustibles fósiles, particularmente en los países en desarrollo. Y muchos países y subregiones han promulgado con éxito los precios del carbono.

Sin embargo, el mundo no se está moviendo con suficiente rapidez: las emisiones globales están en aumento y la temperatura incrementa.

Ninguna región supera a otras, pero hay países y ciudades que muestran un gran avance. Muchos países, incluidos los pequeños estados insulares en desarrollo de las islas del Pacífico, han dicho que avanzan hacia la neutralidad climática o que tienen una huella neta de carbono cero.

En la práctica, eso significa que con la eliminación de carbono en la atmósfera, a través de técnicas como plantar más árboles que absorben carbono, se pueden equilibrar las emisiones del mismo, por ejemplo, de la industria o incluso en el uso de automóviles.

¿Cómo podemos mejorar las cosas?

Se necesita mayor liderazgo y voluntad política. Continuar con los negocios como siempre será desastroso y conducirá a un aumento de la temperatura global de 3 grados centígrados, o más en este siglo.

El liderazgo audaz, por parte de los líderes del gobierno, las empresas y la sociedad civil, es fundamental para avanzar en la acción climática.

Las personas también marcan la diferencia: cambiar el comportamiento del consumidor es importante para avanzar hacia una economía baja en carbono, por tal razón la ONU ha promovido la Campaña ActNow, que ayuda a ofrecer ideas básicas sobre los pasos que todos podemos tomar.

¿Se puede resolver la crisis climática?

Sí. Existen las soluciones necesarias para abordar el cambio climático, pero hay que ponerlas en práctica. Es necesario cambiar la inversión de la economía gris, sucia, a la economía verde.

4 cambios necesarios para que el mundo viva de acuerdo a los compromisos sustentables

La tecnología existe, pero hay que hacerla accesible a todas las personas en todos los países.

Es urgente tomar medidas ahora. Cuanto más esperemos, mayor será el impacto negativo.

Reconociendo el papel que los jóvenes deben desempeñar en el avance de la acción climática en todo el mundo, se recordó el objetivo central común: no tener más de 1.5 grados de temperatura creciente al final del siglo.

La comunidad internacional, y especialmente la comunidad científica, ha sido muy clara en cuanto a que para alcanzar este objetivo necesitamos absolutamente tener neutralidad de carbono para 2050.

Por esa razón, el Secretario General de la ONU, António Guterres, pidió a las naciones de todo el mundo que realicen cuatro cambios fundamentales:

1. Impuestos a la contaminación fiscal, no a las personas

El jefe de la ONU pidió que se haga hincapié en los impuestos sobre las emisiones de carbono, conocidos como fijación de precios del carbono, en lugar de ser colocado en los salarios.

2. Dejar de subsidiar los combustibles fósiles

Guterres enfatizó que el dinero de los contribuyentes no debe usarse para aumentar la frecuencia de los huracanes, la propagación de la sequía y las olas de calor, el derretimiento de los glaciares y el blanqueamiento de los corales.

3. Dejar de construir nuevas plantas de carbón para 2020

La energía a base de carbón es clave según el Informe de brecha de emisiones 2018 de ONU-medio ambiente: todas las plantas en operación están comprometiendo al mundo con casi 190 giga toneladas de CO2, y si todas las plantas de energía de carbón actualmente en construcción entran en operación y funcionan hasta el final de su vida técnica, las emisiones aumentarán en otras 150 giga toneladas, poniendo en peligro la capacidad de limitar el calentamiento global en 2°C como se acordó en el Acuerdo de París de 2015.

 emisiones Está el mundo viviendo de acuerdo a los compromisos sustentables

4. Centrarse en una economía verde, no en una gris

«Es muy importante que en todo el mundo los jóvenes, la sociedad civil y aquellos en la comunidad empresarial entiendan que la economía verde será la economía del futuro y que la gris no lo tiene», dijo Guterres.

Es muy importante convencer a los gobiernos a actuar porque todavía hay mucha resistencia. Muchos tienen miedo de avanzar aunque sienten los costos de la acción climática, olvidando que los costos de la inacción son mucho mayores que cualquier costo de la acción climática.

«La naturaleza no negocia», agregó. «Es muy bueno ver a los jóvenes actuar».

Acerca del autor

Daniela Lazovska

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact