Ambiental

El hollín es el contaminante que más preocupa en México

Sus pequeñas partículas inducen a la mortalidad y limitan el crecimiento de los pulmones en los niños: Mario Molina.

Los motores a diésel de los autos modernos generan unas pequeñas partículas de color negro que miden entre cinco a 20 nanómetros (unidad equivalente a una mil millonésima parte de un metro), conocidas como hollín. A finales de la década pasada, un grupo de científicos europeos dio a conocer que por sus características, este contaminante representa un grave riesgo para la salud, al tener la capacidad de introducirse hasta los pulmones y matar a las células macrófagas (del sistema inmunológico).

Aunado a esta investigación, las Universidades de California y San Diego, en Estados Unidos, realizan un proyecto en el que colabora el doctor José Mario Molina Pasquel-Henríquez, con el fin de saber cómo y a quienes afectan más dichas partículas.

Los primeros resultados de este trabajo, dijo el investigador de origen mexicano y Premio Nobel 1995, manifiestan que efectivamente, el hollín es muy dañino para la salud y puede ser “el componente más preocupante de la contaminación que hay en México”.

Aunque reconoció que el bióxido de carbono es un problema bien conocido, “las partículas pequeñas como las del hollín inducen a la mortalidad y limitan el crecimiento de los pulmones en los niños”, por lo que clasificó a dicho contaminante como uno de los de mayor cuidado y del que se debe buscar la manera de erradicarlo.

Aseguró que estas partículas también están relacionadas con el cambio climático, pues de acuerdo con la investigación, una vez que llegan a las zonas de nieve, la ensucian, penetran en el hielo y provocan que se derrita en un corto lapso de tiempo.

“Estos hallazgos son relativamente recientes por parte de la comunidad científica. Sin embargo, es un hecho que las partículas de hollín son muy dañinas, incluso afectan las células de las defensas inmunológicas en el humano “, comentó.

De manera simultánea, el equipo de investigación de dichas universidades analiza las partículas de hollín cuando llegan a la atmósfera y cómo afectan a las nubes, pues se han identificado reacciones ante esa combinación, por lo que analizan si el contaminante está involucrado en la disminución o aumento de la actividad pluvial y qué tipo de lluvia generan con la presencia del hollín.

Por otro lado, el doctor Molina Pasquel-Henríquez señaló que en México el sector automotriz es el que produce la mayor contaminación por el uso de comestibles fósiles, por lo que recomendó mejorar el transporte público, tal como lo han hecho diversas ciudades que ahora ven su impacto positivo en la calidad del aire.

Agregó que en la medida que el transporte sea más eficiente y se implemente tecnológica en el sector automotriz se van a reducir las emisiones de carbono a la atmósfera y los gases que contaminan la ciudad.

El investigador y director del Centro Mario Molina, cuya sede está en el Distrito Federal, explicó que en dicho lugar se llevan a cabo trabajos relacionados con distintas regiones de México, a fin de asesorar su desarrollo sustentable. “El país debe contar con un plan real que se materialice y cuyo costo económico sea pequeño frente a los daños que causa el cambio climático, como es el caso de las inundaciones o sequías”, observó.

Resaltó las acciones implementadas en la capital mexicana, como el caso de la verificación vehicular, aunque recomendó eficientar el transporte público para que la población prefiera usarlo en lugar de los autos particulares, y así disminuir las emisiones de partículas dañinas, como las del hollín.

Fuente: La Jornada.unam.mx
Publicada: 28 de Enero 2011

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

Dejar un comentario