El futuro son las bicis eléctricas, no los autos – ExpokNews

El futuro del transporte son las bicis eléctricas. ¡Echa ojo y averigua por qué!

Anon dijo «No puedes comprar la felicidad, pero puedes comprar una bici y eso es casi lo mismo».

En los Estados Unidos, el viajero promedio pasa 100 horas al año sentado en el tráfico, lo que equivale a medio año de vida. En la Ciudad de México, se pierden 227 horas al año en embotellamientos. Según el Índice TomTom, los mexicanos pierden más de 4 años de vida en el tráfico. Por eso el futuro son las bicis eléctricas, y no los coches.

¿Qué es una bici eléctrica?

Una bici eléctrica es una bicicleta normal con la adición de un sistema de transmisión eléctrica. Esto consiste en una batería, un motor e integrar y controlar la potencia del motor en la transmisión.

Beneficios de las bicis electricas

Beneficios de las bicis eléctricas

Las bicis eléctricas:

  • Cortan el tiempo y la distancia.
  • Hacen que conducir sea cómodo, fácil y sin esfuerzo.
  • Ahorran dinero. Al elegir viajar con tu bici eléctrica, estás eliminando los costos de gasolina y de estacionamiento.
  • Son baratas y una forma sencilla de viajar si te encanta la idea del transporte diario gratuito, el aire fresco y el ciclismo relajante.
  • Usar las bicis eléctricas significa un equilibrio de tiempo óptimo, previene el estrés y promueve la felicidad.
  • Son respetuosas con el medio ambiente al no contribuir a la contaminación del aire.

Coche eléctrico vs. bicicleta eléctrica

La mayoría de las personas no parecen darse cuenta de que las bicicletas son más o menos tan rápidas como los automóviles en las ciudades, y que durante la hora pico son mucho más rápidas que los coches (en Europa, en promedio, son un medio 40% más rápido).

La comparación entre coches eléctricos y bicicletas eléctricas no cambia la ecuación a favor de los automóviles. Por el contrario, el futuro son las bicis eléctricas y una de las razones es porque son más rápidas que los autos eléctricos, esto es visible sobre todo cuando se agrega al tiempo real de viaje la cantidad de horas que uno pasa trabajando para pagar su vehículo.

Toma en cuenta la distancia de un viaje urbano de 10 kilómetros. En promedio, tomaría unos 20 minutos para un coche eléctrico y 33 minutos para que una bici eléctrica recorra esa distancia.

El costo promedio de un auto eléctrico, incluido el precio de compra y mantenimiento, es el equivalente a 40 minutos de trabajo por cada 10 kilómetros recorridos en ese automóvil. El costo de una bicicleta eléctrica, en cambio, es el equivalente a solo seis minutos de trabajo cada 10 kilómetros.

¿Por qué las bicis eléctricas son el futuro?

La planificación y el diseño urbanos están ayudando a pasar de un sistema centrado en el automóvil a uno centrado en la bicicleta al hacer que las bicis y la infraestructura diseñada para ellas sean superiores en funcionalidad y atractivo. Sin embargo, las ciudades aún se deben rediseñar para ser amigables con el ciclismo. Por ejemplo, uno puede ver muchas estaciones de carga de automóviles eléctricos en las ciudades, pero ninguna para bicicletas eléctricas.

¿No sería genial si pudieras cargar tu bicicleta frente a tu oficina, un restaurante o donde sea? De esta manera, mucho más personas se animarían a andar en una bicicleta eléctrica, ya que estarían menos preocupados por quedarse sin batería.

El futuro son las bicis eléctricas porque permiten moverse más rápido y por más tiempo que en las bicicletas ordinarias, sin empaparse de sudor en el camino al trabajo.

El futuro son las bicis electricas

Muchas empresas de bicicletas de carga, incluidas Butchers & Bicycles, han cambiado completamente de bicicletas sin motor a bicicletas eléctricas. Los países montañosos como Suiza están experimentando un aumento en el uso de las bicicletas, porque ahora los padres pueden andar cuesta arriba con sus hijos y los víveres. La estética también juega un papel importante y los hermosos diseños de autos se complementan con hermosos diseños de bicicletas.

El futuro son las bicis eléctricas: Tendencias

Una investigación de McKinsey muestra que las ciudades de todo el mundo se están alejando gradualmente del transporte automovilístico, y las bicicletas eléctricas representan una gran parte del porqué. Por ejemplo, Madrid y Copenhague ahora ofrecen bicicletas eléctricas compartidas, mientras que los viajeros de Inglaterra, Holanda y Dinamarca pueden ir a trabajar en supercarreteras para bicis, vialidades que son más grandes que los carriles ciclistas tradicionales, y tienen pocas o ninguna interrupción para los ciclistas, quienes pueden explotar el pleno potencial de sus bicicletas eléctricas.

Hay otra tendencia, en algunas partes del mundo en desarrollo, donde el crecimiento económico ha empujado a millones de personas que solían moverse en bicicleta a usar motos. Hanoi en Vietnam y Ouagadougou en Burkina Faso han sido llamadas la ciudad de los motociclistas y la tierra cautivada por los ciclomotores, respectivamente, por los medios de comunicación estadounidenses. En estos países, los automóviles eléctricos han tenido dificultades para extenderse, pero se siente la desventaja de los motores de combustión.

Falta de inversión en bicis eléctricas

A pesar de todos los beneficios de las bicicletas eléctricas y su creciente popularidad, los automóviles eléctricos todavía se promocionan como la movilidad del futuro. Las estrategias del sector público ayudan, financian y refuerzan esta tendencia, y casi no se realizan inversiones en bicicletas eléctricas.

Aunque las bicis electricas son el futuro y no los autos electricos hay muy poca inversion

Por ejemplo, en Alemania, donde hasta el 2014 (último dato disponible) los subsidios para los automóviles eléctricos ascendían a 1,4 mil millones de euros, mientras que el costo de las bicicletas eléctricas era cero. A finales del 2016, circulaban 25,500 coches eléctricos en las carreteras alemanas y 2.5 millones de bicicletas eléctricas.

Solo imagínalo: el crecimiento en el número de ciclistas podría ayudar a salvar las ciudades y evitar un mayor calentamiento global, si las bicicletas eléctricas recibieran apoyo estratégico y financiero similar al que tienen los automóviles eléctricos. Pero no solo eso. El futuro son las bicis eléctricas porque ayudan a ganar tiempo para dedicar a los hijos, la familia y uno mismo.

Según las ventas, el futuro son las bicicletas eléctricas

Las bicicletas eléctricas también podrían ser populares en los lugares donde las personas ya se han dado cuenta de que dos ruedas se mueven más rápido que cuatro y, además, quieren respirar aire limpio. En Japón, la demanda de bicicletas eléctricas superó a la de las motos pequeñas hace nueve años, mientras que en Alemania unos 6,000 empleados postales ahora entregan paquetes en bicicletas eléctricas. En Europa, las ventas de bicicletas eléctricas ahora superan el millón de unidades por año. En Asia, el año pasado se vendieron 33 millones de bicicletas eléctricas.

Según Navigant Research (2014) la venta de bicicletas eléctricas creció a casi 32 millones en 2014 y seguirá creciendo a más de 40 millones para 2023. China es el mercado líder, seguido por Europa Occidental con un aumento de ventas en los Estados Unidos.

En Francia, el número de bicicletas eléctricas compradas aumentó en un 37% comparando 2014 con 2013; en los Países Bajos esta cifra aumentó en un 16% y en Alemania un 17%, (Federación Europea de Ciclismo).

Mira

Segun las estadisticas de ventas el futuro son las bicis electricas

John F. Kennedy dijo que nada se compara con el simple placer de andar en bicicleta. ¿Estás de acuerdo con él y con que el futuro son las bicis eléctricas?

Acerca del autor

Daniela Lazovska

Comentarios

  • Las bicicletas eléctricas tienen la autonomía para recorridos citadinos sin ningún problema, no importa la extensión. Los costos la hacen la mejor alternativa entre otras muchas razones.