Entendiendo la Responsabilidad Social

El futuro de la RSE ante desastres naturales

El futuro de la RSE ante desastres naturales

Entérate sobre todo lo relacionado con la RSE ante desastres naturales y sus retos. ¿Cómo la responsabilidad social puede ser mutuamente beneficiosa para las marcas y la comunidad?

La responsabilidad social empresarial (RSE) ante desastres naturales se encuentra en una coyuntura crítica. En todo el mundo, los desastres aumentan en frecuencia y gravedad, predominantemente debido al cambio climático, y se prevé que su impacto económico y social alcance niveles sin precedentes en las próximas cuatro décadas. A medida que la amenaza de desastre se intensifica, la RSE ante desastres naturales debe evolucionar para que las comunidades y las economías prosperen.

El reto de la RSE ante desastres naturales

Los efectos devastadores del cambio climático están aumentando y las comunidades de todo el mundo ya están lidiando con consecuencias muy reales. Los desastres relacionados con los cambios de temperatura, las precipitaciones, los niveles del mar y otros factores aumentaron un 41% en 2015 en comparación con el promedio anual de la década anterior. A nivel global, los desastres naturales en 2015 provocaron 22 mil 765 muertes y afectaron a 110 millones de personas. Terremotos, tsunamis, ciclones, inundaciones y otros desastres climatológicos ahora le cuestan al mundo un promedio de 250 a 300 mil millones dólares cada año.

RSE ante desastres naturales filantropia datos

Los países pobres soportan la mayor parte de las pérdidas

Durante la última década, China, los Estados Unidos, India, Filipinas e Indonesia fueron los países más afectados por los desastres naturales. Sin embargo, las catástrofes devastan desproporcionadamente a los países de bajos y medianos ingresos:

  • 80% del total de años de vida perdidos entre 1980 y 2012 proviene de naciones económicamente vulnerables.

Las Naciones Unidas advierten que los desastres representan una amenaza para el desarrollo social y económico en igual medida que enfermedades como la tuberculosis.

  • Para el año 2050, se calcula que el 40% de la población mundial vivirá en cuencas hidrográficas, especialmente en África y Asia.
  • Para 2060, se prevé que el costo de la inacción sobre el cambio climático alcanzará los 44 billones de dólares, con las mayores pérdidas esperadas del PIB en el Medio Oriente, el África Norte y Subsahariana, y en el sur y sudeste de Asia. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), estas regiones consisten en países relativamente pobres y muy poblados que no tienen una gran capacidad para hacer frente a los impactos negativos significativos.

Los enfoques actuales son inadecuados y están mal alineados

La forma en que los gobiernos, las empresas, los organismos multilaterales y las fundaciones se están acercando a la recuperación de desastres y la reducción de riesgos es inadecuada y está desalineada respecto a la magnitud de la crisis que se avecina. El socorro en desastres, por ejemplo, representó solo el 2% de las donaciones corporativas generales en 2016, y la gran mayoría de los obsequios se destinaron a la ayuda inmediata en casos de desastre, en contraposición a la reducción de riesgos.


Estos son los retos de la RSE ante desastres naturales.

Twittea esta frase.


Por cada 100 dólares gastados en ayuda al desarrollo, 40 centavos se destinaron a proteger a los países de sucumbir a desastres naturales. Según las Naciones Unidas, una inversión anual de 6 mil millones dólares en estrategias apropiadas de gestión del riesgo de catástrofes podría generar beneficios de reducción de riesgo por un valor de 360 mil millones dólares. Las estrategias proactivas como la infraestructura resistente a los desastres, los sistemas de alerta temprana y el mapeo de riesgos podrían salvar vidas y medios de subsistencia.

Financiamiento cuando se trata de RSE ante desastres naturales

Una estrategia de desastre proactiva también tiene beneficios de relaciones públicas duraderas. Walmart y varias otras compañías fueron elogiadas por sus rápidas donaciones en especie y monetarias para la recuperación del huracán Katrina.

Las empresas que participan estratégicamente en la RSE ante desastres naturales pueden tener un tremendo impacto. Pero para maximizar el impacto y minimizar el riesgo, deben estar conscientes de las barreras comunes a la efectividad.

Barreras a la efectividad de la RSE ante desastres naturales

Las barreras más comunes para la RSE ante desastres naturales pueden agruparse en tres grandes categorías:

Mayor riesgo de fraude

En los periodos caóticos posteriores al desastre, existe una mayor sensación de urgencia para actuar junto con un mayor riesgo de fraude, lo que puede poner a las empresas en una situación precaria.

Algunas organizaciones explotan situaciones de desastre para beneficio personal. Después del huracán Katrina, el FBI investigó 15 sitios web ilegítimos diseñados para parecer organizaciones benéficas.

Complejas cuestiones reglamentarias

Cada categoría presenta desafíos únicos para las compañías, especialmente aquellas que no han considerado su estrategia de RSE ante desastres naturales antes de un evento catastrófico.

Garantizar que la ayuda llegue realmente a los sobrevivientes de desastres en el extranjero presenta desafíos aún mayores. En los días después del devastador terremoto de magnitud 7.8 en Nepal, gran parte de la financiación no podía llegar a las zonas más remotas y afectadas del país en el momento oportuno. Los trabajadores de la asistencia citaron problemas generalizados relacionados con las restricciones aduaneras, los impuestos a la importación y las regulaciones gubernamentales sobre el flujo de ayuda a organizaciones sin fines de lucro. De hecho, los problemas regulatorios en todo el mundo son una carga creciente para la RSE ante desastres naturales. Más de 50 países ahora tienen leyes que prohíben o restringen el financiamiento extranjero de organizaciones sin fines de lucro.

Por si fuera poco, los bancos están cada vez más reacios a realizar negocios con organizaciones benéficas que trabajan en zonas de desastre por temor a que puedan verse atrapados en la financiación del terrorismo internacional, de acuerdo con Rob Kunzia de The Washington Post.

Perdidas en desastres naturales

Desconfianza pública de las instituciones tradicionales

A medida que la demanda de soluciones novedosas y la reducción del riesgo aumenta en todos los sectores, la confianza pública en las instituciones tradicionales disminuye, lo que representa riesgos y oportunidades significativos para las empresas que desean contribuir. La confianza en las empresas, el gobierno, las organizaciones no gubernamentales (ONG) y los medios disminuyó en 2017, cayendo por debajo del 50% en dos tercios de los países encuestados para el Edelman Trust Barometer 2017. Esta es la primera vez que la confianza en las cuatro instituciones principales ha disminuido desde que Edelman comenzó su seguimiento en 2012.


Este es el futuro de la RSE ante desastres naturales.

Twittea esta frase.


Para construir y mantener la confianza del cliente, Edelman aconseja a las empresas que salgan de lo tradicional y ayuden a resolver problemas en las comunidades donde operan. No actuar no es una estrategia sensata. Según Edelman, tres de cada cuatro encuestados de la población general coinciden en que una empresa puede tomar medidas que incrementen las ganancias y mejoren las condiciones económicas y sociales.

Soluciones para la RSE ante desastres naturales

La promesa de asociaciones locales

En su análisis de las lecciones de ayuda de Haití, John Mitchell, director de una red internacional de agencias humanitarias, dijo que las estrategias de afrontamiento de la población local se pasaron por alto, por lo que se perdieron las oportunidades de apoyar a las empresas. Existe un creciente reconocimiento en el sector social de la centralidad de la población local para la RSE efectiva ante desastres naturales. De acuerdo con un análisis posterior a la Cumbre Humanitaria Mundial de las Naciones Unidas en mayo de 2016, las personas afectadas por crisis o que viven en situaciones de riesgo son titulares de derechos que deben ponerse al centro de los procesos de toma de decisiones.

Ejemplo de RSE ante desastres naturales

Alianzas locales exitosas

En los casos en que las compañías pueden cerrar el abismo entre las mejores prácticas y el financiamiento real de desastres, se logran resultados prometedores. Por ejemplo, los fondos gestionados por las Naciones Unidas que ofrecen un mecanismo para que los gobiernos y los donantes privados agrupen sus contribuciones para atender emergencias específicas están creciendo en popularidad como una solución para los donantes que no pueden financiar o evaluar directamente a los socios implementadores locales por las restricciones de tiempo, regulaciones u otros factores de riesgo.

Conclusión

La RSE ante desastres naturales exitosa no solo es posible, también existe gracias a compañías y fundaciones audaces que están construyendo relaciones significativas con comunidades internacionales en riesgo, en asociación con GlobalGiving y otros innovadores. Para hacer que las localidades donde operan sean más resilientes en una era cada vez más propensa a catástrofes intensas, las empresas deben buscar socios y mecanismos que les permitan superar las barreras más difíciles para la RSE ante desastres naturales.

Acerca del autor

Daniela Lazovska

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact