Ambiental RSE

El embotellador de Coca-Cola más grande de Europa será cero neto

El embotellador de Coca-Cola más grande de Europa será cero neto
Escrito por Corinna Acosta

Coca-Cola European Partners (CCEP) se ha comprometido a reducir las emisiones netas en toda su cadena de valor en un 30% para 2030, antes de llevarlas a cero para 2040.

Coca-Cola European Partners (CCEP) es una de las compañías que está entre la cohorte de miembros de la Coalición de We Mean Business que se comprometieron por primera vez a alinearse con la trayectoria de 1.5C del Acuerdo de París en la COP25 en Madrid el invierno pasado.

Según el IPCC, las emisiones netas globales deben reducirse a la mitad para 2030 y llegar a cero para 2050 si queremos tener la mejor oportunidad de limitar el aumento de la temperatura global.

De acuerdo con edie, los nuevos compromisos del CCEP abarcan las emisiones de las fuentes de alcance 1 (directas), alcance 2 (relacionadas con la energía) y alcance 3 (indirectas). Las principales fuentes de emisión de la empresa, aparte de las operaciones, son los ingredientes, el envasado, el transporte y la refrigeración.

Objetivos basados en la ciencia y la transición a una electricidad 100% renovable

Dado que la mayoría de las emisiones de Alcance 3 de la empresa se encuentran en la cadena de suministro, la empresa se propone ayudar a todos sus proveedores estratégicos a establecer objetivos basados en la ciencia y a hacer la transición a una electricidad 100% renovable.

En lo que respecta a las emisiones relacionadas con los ingredientes y el embalaje, la empresa acelerará los planes relativos a la agricultura sostenible y a los plásticos 100% reciclados. Algunos análisis del ciclo de vida han descubierto que las botellas de refrescos fabricadas con plástico 100% reciclado después del consumo generan un 40% menos de CO2e que las botellas de plástico virgen.

El CCEP ha destinado 250 millones de euros, que se gastarán a lo largo de un período de tres años, para desarrollar su plan de acción inmediato para cumplir sus nuevos objetivos climáticos. El dinero se utilizará para apoyar a los proveedores, mejorar la eficiencia y acelerar la I+D en torno a los materiales de embalaje.

La empresa está dando prioridad a las reducciones sobre las compensaciones y ha hecho que sus objetivos sean aprobados por la Iniciativa de Objetivos Basados en la Ciencia (SBTi). Sin embargo, invertirá en algunos créditos de carbono verificados «cuando sea esencial», dando prioridad a la eliminación de carbono basada en la naturaleza.

El CCEP dijo en una declaración que está listo para ir más lejos y más rápido después de reducir las emisiones de la cadena de valor en un 30.,5% desde 2010. Sus nuevos objetivos están todos fijados para 2019 y la empresa desarrollará nuevos objetivos y proyectos provisionales en los próximos años.

Tenemos una responsabilidad con las comunidades a las que servimos para seguir tomando esta acción sobre el clima.

Sabemos que será un viaje largo y desafiante —no hay soluciones rápidas ni balas de plata— pero estamos decididos a impulsar este cambio lo más rápido posible y a desempeñar nuestro papel para ayudar e influir en los demás. Hemos hecho progresos significativos hasta ahora, y mirando hacia adelante, seguiremos ayudando a liderar la transición hacia un futuro con bajas emisiones de carbono poniendo el impacto ambiental en el centro de nuestra toma de decisiones.

Damian Gammell, director ejecutivo del CCEP.

Movimiento neto-cero

Hasta septiembre, unas 1,540 empresas de todo el mundo habían establecido algún tipo de objetivo neto cero, frente a las 500 de diciembre de 2019. Eso es de acuerdo con la investigación de Data-Driven EnviroLab y el Instituto NewClimate.

Desde entonces, las empresas como Uber, Japan Tobacco International, Diageo, Vodafone, KPMG y Tesco han hecho nuevos anuncios de «net-zero».

Pero a pesar de todo el ruido de bienvenida sobre el liderazgo climático en el sector privado, hay preocupación sobre cuántos objetivos de net-zero se cumplirán. Una encuesta reciente realizada por South Pole entre 120 profesionales de la sostenibilidad de distintas empresas reveló que sólo una de cada diez empresas con una visión neta-cero tiene un marco de objetivos de base científica aprobado para respaldarla.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga y mercadóloga de formación. Especialista en Perspectiva de Género. Mira el mundo con lentes violeta.

Firme creyente de las marcas con enfoque humano. @coryacr en Twitter

Dejar un comentario