Noticias

El check up médico incrementa la productividad

Hace un año, José Luis pesaba 103 kilos, 20 más de los que necesita un hombre como él de 1.80 metros de estatura. Como muchos otros de sus compañeros de trabajo, ingresó a un programa que contrató su empresa para diagnosticar los principales problemas de salud de los trabajadores.

Empresas especializadas en realizar check up médicos tienen programas encaminados a llevar a las empresas servicios que diagnostiquen los padecimientos principales de sus trabajadores y, con base en ello, mejorar aspectos como la productividad por el tema del ausentismo y presentismo (se refiere a los empleados que trabajan a pesar de estar enfermos, lo que provoca un bajo desempeño en sus actividades), además del estado físico y emocional de los trabajadores.

“Las personas que padecen obesidad gastan 36% más en consultas y 77% más en medicamentos”, aseguró Benjamín Villaseñor, director de Uhma Salud, empresa que ofrece check up a diversas firmas.

Programas específicos

Datos de la Organización Mundial de la Salud reportan que México ocupa los primeros lugares mundiales en obesidad, diabetes e hipertensión, lo que representa importantes consecuencias en la economía y calidad de vida, además de que la población del país se ve afectada por pérdidas en los niveles de productividad, discapacidades, muertes prematuras y aumentos en nuestros gastos de salud.

“Nuestro programa se sustenta a lo largo de un año, ofrece beneficios muy concretos a muy bajo costo que se obtienen para los trabajadores y se identifica el estado de salud de cada uno de ellos. Con base en esto se implementan programas específicos o personalizados con cada trabajador”, explicó Jorge Wolf Sepúlveda, director general de Salud Interactiva.

Los programas siguen un método específico que inicia en el momento en que la empresa especializada llega a la firma. Una vez ahí, se hacen exámenes generales para determinar cuáles son los puntos débiles de cada persona.

Benjamín Villaseñor agregó que, según estudios de su compañía, brindar este tipo de servicios a los trabajadores disminuye costos al interior de las empresas.

“En países de primer mundo, las empresas tienen diversos programas de salud y según estimaciones propias, por cada peso que se invierte en estos programas se ahorran 7 en servicios médicos futuros, los trabajadores aumentan su productividad y bajan las primas de seguridad social”, comentó.

La base de sus estudios es el cambio en la cultura de la salud.

“Queremos sustituir el modelo actual del cuidado de la salud, que gira en torno a enfermedades y médicos, por uno enfocado al individuo. Los pacientes en la medicina tradicional con Uhma dejan de ser receptores pasivos de las órdenes del especialista, para participar en forma activa en el cuidado de su salud, armados con la información sobre el funcionamiento de sus cuerpos”, aseguró Villaseñor.

Mejoras en centros de trabajo

Respecto de temas laborales, los expertos afirmaron que se dan importantes puntos que benefician tanto a las empresas como al trabajador.

“La inversión es de la empresa, además de que el impacto en el tema de productividad es muy importante y se disminuye el ausentismo y el presentismo. En Brasil, por ejemplo, con mejorar la alimentación de los trabajadores, aumenta 25% la productividad de las compañías”, destacó Wolf Sepúlveda.

Graciela Bensusan, investigadora de la UAM en temas de derecho laboral, aseguró que “es una situación positiva si lo usan sin violar los derechos del trabajador”.

El costo de estos servicios va desde 750 pesos por persona en grupos de 40 trabajadores, hasta 350 pesos por grupos de más de 500 personas.

Sencilla evaluación

La revisión paso a paso

A pesar de que las clínicas dedicadas a diagnosticar los puntos débiles de los trabajadores usan diversos métodos, los procesos son similares en un gran porcentaje.

1) Acudir a la empresa y llevar a cabo una primera evaluación o tamizaje.

2) En el tamizaje se checa colesterol y glucosa a través de un piquete en el dedo.

3) Se observa la frecuencia cardiaca, presión arterial, índice de masa corporal, peso y talla.

Luego de esos resultados, se implementa una evaluación de riesgo a través de Internet, en la que cada uno de los empleados llena un cuestionario médico de aproximadamente 100 reactivos, lo que permite considerar cuatro factores:

a) Sueño

b) Alimentación

c) Ejercicio

d) Estrés

Este cuestionario arroja de manera inmediata y personal recomendaciones que van desde que el trabajador no come bien o ha dejado de comer, que no hace ejercicio y qué recomendaciones hacen para iniciar con una rutina básica.

Con las dos evaluaciones se le entrega a la empresa un factor de riesgo de sus trabajadores, con lo que se emprenden medidas preventivas.

Fuente: Eleconomista.com.mx
Por: Salomón Rodríguez.
Publicada: 12 de octubre de 2011.

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

Dejar un comentario