Rescatando el agua RSE

Ducha que reduce el consumo de agua

Este proyecto pretende replantear la forma en que nos bañamos.

En la actualidad es necesario replantear algunas de las prácticas más cotidianas que pueden llegar a comprometer la salud de los ecosistemas y el futuro del planeta, tales como el uso de bolsas desechables de plástico, el automóvil para distancias cortas o largas duchas para relajarnos, por mencionar algunas.

Aunque la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el tiempo de ducha es de máximo cinco minutos, es decir 95 litros de agua, cantidad que equivale a lo que bebe una persona en un total de 50 días, muchas personas ignoran la medida y tardan de 10 a 15 minutos en ducharse, gastando aproximadamente 250 litros de agua ¡Es tiempo de actuar!


La OMS recomienda un tiempo máximo de ducha de 5 minutos, esto equivale a 95 litros de agua, es decir, lo que bebe una persona en un total de 50 días.

Twittea esta frase.


Para disfrutar de un baño relajante sin que esto signifique gastar cantidades absurdas de líquido y comprometer los recursos en el futuro, dos estudiantes desarrollaron el prototipo de una ducha que reduce el consumo de agua.

Una ducha que reduce el consumo de agua hasta en un 90%

Judith Capron y Jean-André Davy-Guidiecelli son dos estudiantes de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL); Capron es del área de ingeniería civil y Davy-Guidiecelli de ciencias e ingeniería del medio ambiente. Ambos desarrollaron el prototipo de una ducha que reduce el consumo de agua hasta en un 90% basado en un proyecto del ingeniero finlandés Jason Selvarajan.

El prototipo se llama Showerloop y es parecido a una ducha estándar, la diferencia es que el agua que sale por el cabezal, una vez utilizada no se va al desagüe, llega a un sistema con una bomba que la impulsa para que esta se vuelva a utilizar.

El agua pasa por tres tipos de filtros: el primero de membrana que es capaz de retener todas las macropartículas que pueden bloquear el resto del circuito, como el cabello o el polvo; el segundo filtro que se compone de arena y carbón activo se encarga de limpiar el líquido de otras impurezas antes de pasar por el tercero, el cual, por medio de un sistema de esterilización ultravioleta elimina bacterias y patógenos.

Una vez que el agua está purificada vuelve a salir por el cabezal y se reinicia el proceso una y otra vez hasta finalizar la ducha, entonces el agua se une al canal de aguas residuales. Lo mejor de esta ducha ecológica es que solo gasta y reutiliza 10 litros de agua, en lugar de los 95 o más de 200 litros que se consumen de forma común.

De acuerdo con los desarrolladores, con este sistema la ducha se puede alargar 10, 15 o hasta 20 minutos, gastando los mismos 10 litros iniciales, mientras que las duchas convencionales gastan 10 litros en promedio por minuto.

El prototipo se pone a prueba

El prototipo está pensado para las regiones donde el agua es escasa, sin embargo lo ideal es que pueda llegar a todo el mundo para contribuir a la cultura de ahorro del líquido.

Para probar su eficacia, en septiembre se instalarán tres de estos prototipos ecológicos a las duchas en los vestuarios de los polideportivos de la Universidad del Valle en Colombia, una zona que enfrenta escasez de agua.

La instalación de los tres prototipos será posible gracias a una beca otorgada por el Centro de Cooperación y Desarrollo de la EPFL, que tiene el objetivo de apoyar proyectos que promueven los Objetivos de Desarrollo Sostenible fijados por la ONU en 2015.

Según los cálculos que se han hecho hasta ahora, se trata de una instalación rentable, que además de ahorrar en agua, lo hace en electricidad o gas, dependiendo la forma en que se caliente el agua.

La diferencia que hay con el proyecto finlandés que sirvió de inspiración, es que el sistema creado por los estudiantes no requiere desmontar una ducha existente, los filtros y componentes se instalan de forma adicional.

Los desarrolladores siguen trabajando para hacer que el prototipo sea lo más atractivo posible, tanto en temas económicos, como ecológicos, con el fin de publicar un artículo científico que demuestre su rentabilidad y convenza a otros actores.

Los estudiantes afirman que de comercializarse, la instalación de este sistema para la ducha tendría un costo aproximado de 97 dólares, mismo que se recuperaría después de once meses de uso continuo debido al ahorro que genera.

Es importante difundir e impulsar la creación de proyectos como este, que responden a los desafíos ambientales presentes y futuros para lograr un desarrollo sostenible.

Acerca del autor

Pamela Garcidueñas

Lic. en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad de La Salle Bajío, interesada en el conocimiento, la sociedad y el medio ambiente. Ha trabajado para distintas empresas formulando información de temas sociales; actualmente forma parte de Expok en el área de desarrollo de contenido.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact