Fundaciones Empresariales

Doce responsabilidades de un Director de una Fundación Empresarial (Segunda parte)

La semana pasada pudimos conocer lo que a nuestro juicio son las primeras 6 responsabilidades que puede observar un Director(a) o Gerente de una fundación empresarial. Hoy presentamos las seis restantes.

Respecto al voluntariado corporativo

Este tema ofrece una doble responsabilidad que cuidar: Con la empresa y con la comunidad. 1) El Director tiene la posibilidad de comprender que el programa de voluntariado corporativo tiene su propia lógica y que si le es asignada esa función debe cuidar que el área de Recursos Humanos “no se pase de lanza”; no vaya a ser que la empresa o el Consejo Directivo de la Fundación establezca un programa que, por un lado exima a aquella área de sus responsabilidades como es el desarrollo profesional de los colaboradores y su bienestar. El riesgo es que Recursos Humanos transfiera al grupo voluntario lo que inherentemente le toca hacer y para lo cual cuenta con un presupuesto. 2) El programa de Voluntariado Corporativo y la Fundación tienen un compromiso, por definición, con terceros. Es decir, el beneficio perseguido se ubica fuera del ámbito de la comunidad empresarial y tendrá que estar enfocado y dirigido a la comunidad. Si el programa se construye bajo conceptos de auto beneficio, es decir, para los colaboradores de la empresa, entonces se está aprovechando la disposición de voluntarios para ahorrarle costos a la empresa y a la larga se desalentará la participación voluntaria cuando al colaborador “le caiga el veinte” y perciba que un sólo lado es el que gana ya que suple a recursos humanos y además fuera de su horario laboral. Al respecto, es fundamental señalar que los programas de voluntariado corporativo que se precian de ir a la vanguardia son aquellos que respecto al tiempo voluntario tienen una clara política: Permiten que la actividad voluntaria ocurra en el tiempo laboral, o bien en un horario mixto. Donar tiempo empresarial es una fundamental contribución para el programa, a lo que se oponen muchas empresas.

Respecto a la comunicación institucional

Es importante vislumbrar a la comunicación como una estrategia transversal que como medio ofrece la oportunidad que desde un principio del trabajo fundacional se tenga claridad en los mensajes que se emitirán a las distintas audiencias con las que tiene relación. La Fundación es una unidad de negocio que está al servicio de la empresa para apoyar su visión sustentable y por lo tanto se trata de invertir recursos, no de hacer donaciones a “ton y son”. La comunicación puede poner énfasis en los impactos y en los cambios provocados por sus programas. Es importante apoyarse en ella para la construcción del retorno de inversión que señalaremos adelante, pero para lograr ese fin se deben obtener siempre testimonios y opiniones de los beneficiarios y en su caso, de los voluntarios de la empresa que participan en alguna iniciativa.

Respecto a las organizaciones socias

El Director(a) tiene la oportunidad de asumir una actitud prudente y humilde respecto a los recursos que la Fundación invierte, no son donaciones de él (o ella), que hace a título personal o desde su bolsillo, sino provienen de una corporación. Aunque está siempre en riesgo de caer en esa tentación deberá olvidar que no es él el protagonista sino la empresa a la que presta sus servicios y los beneficiarios. Por otra parte, es importante reconocer que la Fundación se asocia con las organizaciones por el hecho de que ésta conoce cómo trabajar con la comunidad, es capaz de entender las problemáticas pero también idea las soluciones. Es menester que la Fundación apoye el desarrollo institucional de sus socios y lo puede hacer de muy diversas formas: InIcluir en los presupuestos de inversión capacitación y participación en talleres y seminarios, encuentros y consultorías adicionales; alentar desde la empresa el mentorazgo para mejorar los proyectos con una visión empresarial y desde luego brindar acompañamiento.

Respecto a la evaluación del impacto y el retorno de inversión

En estas responsabilidades es importante señalar dos momentos. 1) Para evaluar el impacto de los proyectos apoyados es necesario que desde el inicio, en el momento de recibir proyectos, sean incluidos los indicadores que permitirán medir la efectividad y eficiencia del proyecto a financiar, pero aquí el Director (a) habrá de romper paradigmas de la evaluación empresarial que se basa primordialmente en los datos cuantitativos y su relación costo-beneficio. 2) La Fundación, junto con la organización responsable de la ejecución del proyecto, tiene la posibilidad de leer los rostros y las vidas de los beneficiarios para analizar qué cambió, qué mejoró, que procesos sociales se iniciaron a partir de la colaboración y el asociacionismo. El Director(a) habrá de construir el retorno de inversión con el apoyo de los resultados de la comunidad, el trabajo de la institución socia y la perspectiva de la empresa. El Gerente advertirá que una cosa es elaborar un “informe de actividades de la Fundación” y otro es un análisis que valida la licencia social para operar de la empresa en su comunidad.

Respecto a la comunidad en la que la Fundación tiene presencia

El Director(a) de la Fundación empresarial advierte que su institución es un puente de mutua comprensión para valorar a la empresa en la comunidad y a la comunidad dentro de la empresa. Esta sinergia construye relaciones positivas donde las partes se complementan y se benefician mutuamente. Esta actitud de conducir a la fundación como medio constituye una de las principales responsabilidades de un gerente. Se busca con la fundación motivar la transferencia de capacidades de la empresa para la comunidad pues muchas organizaciones civiles realizan su trabajo en forma empírica y la corporación puede ayudar el desarrollo institucional para profesionalizarlas. A lo anterior se puede sumar el hecho de que la Fundación puede constituirse como el brazo social de la empresa y canalizar las acciones de vinculación con la comunicación de los programas de Responsabilidad Social Corporativa.

Respecto a las relaciones con instancias públicas

Un valor agregado de las empresas que cuentan con una Fundación es que en ese mismo carácter de medio, este tipo de organizaciones permite disminuir prácticas de corrupción al canalizar vía sus programas y proyectos “sugerencias de dádivas” y “favores especiales” que algún proceso burocrático motive y en cambio canalizar recursos de inversión a la comunidad mediante proyectos que son públicos. Existe un buen número de ejemplos que revelan que a las autoridades conviene también la presencia de la empresa en la comunidad, pero que para refrendar su compromiso social, el corporativo está dispuesto a invertir en la comunidad con las necesidades que los gobiernos locales han detectado. Al terciarizar la inversión social de la empresa, los recursos que teniendo un origen privado, que tienen fines públicos, permanecen en ese carácter y la fundación evita “arreglos” amparados en el juego de la opacidad.

Cómo se advierte, el trabajo desde una Fundación empresarial es un asunto estratégico que va mucho más allá de la buena voluntad y relaciones públicas. Se trata de contribuir a hacer el bien en forma profesional sacando provecho para todas las partes involucradas. Por lo tanto, el Director(a) habrá de estar constantemente pendiente de las tendencias de RSC y del propio sector fundacional y filantrópico en lo general, y en lo particular, estar ocupado sobre la forma en la que su trabajo y perspectiva agrega valor a la Fundación y ésta a su vez, a la empresa.

Desde el Consejo Directivo

El Presidente del Directorio señaló que conforme han pasado los años ahora se torna como una gran responsabilidad de toda Fundación evaluar el impacto de su trabajo. Razón por la cual se congratuló sobre la nueva visita que hará a nuestro país el Dr. Víctor Manuel Quintero quien impartirá diversos talleres sobre Evaluación de Impacto de programas sociales.

También señaló que el 20 y 21 de marzo habrá de llevarse a cabo en Foro Regional del Sureste en Mérida y Cancún respectivamente. En ambos casos participarán destacados especialistas como el Dr. Enrique Suárez Toriello, Julio Domínguez Padilla y Alejandro Martínez Reyes. En Mérida además se presentarán: Ana Patricia López Sánchez, Bertha Rosado Rodríguez, Raúl López Osorio y Carmen Novelo Díaz; mientras que en Cancún, Santiago Alvarado y Pérez, Hans Serrano Malpica y Federico Ruiz Piña. Para conocer los programas se recomendó visitar la página de Fortalece.


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • Emilio,

    Muchas gracias por tus artículos tan atinados e interesantes! Son de gran apoyo para optimizar la operación y sobre todo definir la doble misión de una fundación empresarial; la social y la Institucional.

    Felicidades por darle difusión a la dinámica de las fundaciones empresariales con el fin de contar con las herramientas adecuadas.

    Muchas felicidades y por favor publica más artículos sobre las fundaciones empresariales.

    Saludos,

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]