Noticias

Dobla a Cofepris empresa de productos milagrosos

Luego de tres años de sostener un litigio con la Comisión Federal contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), la empresa Capslim obtuvo un fallo definitivo a su favor que le permite volver a comercializar sus productos, entre ellos, suplementos alimenticios.

Sin embargo, la propietaria de la compañía, Teresa Vázquez denunció ser presionada por funcionarios de la dependencia sin importar la determinación del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa.

“A pesar de que ya contamos con el permiso de publicidad, la autoridad insiste en acosar a nuestra empresa y tratar de encontrar algún fallo, cuando en tanto tiempo no pudo sustentar nada ante las instancias legales en donde interpusimos demandas”, sostuvo la dueña.

“Fue una lucha legal de tres largos años contra injusticias por parte de servidores públicos federales que no tuvieron sensibilidad para perjudicar a más de 500 familias”, aseguró Vázquez.

En entrevista, la propietaria de Capslim recordó que en 2007 la Cofepris vetó el producto a través de una acción administrativa por publicidad en el empaque.

“Esto es en la imagen general, más no en la fórmula del producto, imponiéndonos una multa de un millón 276 mil pesos, pero ganamos en distintos tribunales e instancias legales por lo que no cubrimos esa penalización”, indicó la empresaria.

En 2008, la Cofepris comenzó una campaña publicitaria negativa en contra de Capslim, al argumentar que el consumo de productos reductores de peso y talla provocaban no sólo mareos y vómito sino hasta la muerte.

“De manera ventajosa, la Cofepris nunca nos proporcionó el listado de personas que supuestamente sufrieron alguna de las reacciones adversas al haberse administrado nuestros productos”, señaló la propietaria de Capslim.

De igual forma, el entonces director general de la Cofepris, Miguel Ángel Toscano, reveló en diversas entrevistas que tenía reportes de 248 reacciones adversas por consumir productos de la empresa, incluso muertes.

“La Cofepris, en particular quien fue el comisionado federal, (Miguel Ángel Toscano) hizo todo lo que estuvo a su alcance y al margen de la ley para atacarnos sin importarle que seamos simplemente un grupo de mujeres emprendedoras que dimos vida a una pequeña empresa”, manifestó.

Agregó que incluso el éxito de sus productos, especialmente la creación de una fórmula en capsulas y té, provocó su piratería.

Por su parte, Mariana Elías Luna, representante legal de Capslim México aseguró que después de tres años de juicio ante distintas instancias jurídicas y legales, no sólo se evitó pagar la sanción que exigía la Cofepris, sino que se continuó la elaboración de la fórmula de sus productos alimenticios.

No obstante, lamentó que la dependencia federal este “acosándonos con visitas permanentes, constantes como a ninguna otra empresa”.

“No pasa un solo día sin que nos inspeccionen con el ánimo de perjudicarnos y no permitirnos trabajar en libertad con un producto que es legal ante todas las instancias federales y locales, sobre todo las del sector salud”, dijo.

Pese a lo anterior, los productos alimenticios siguen teniendo éxito en el consumidor, inclusive muchos han enviado a Capslim cartas —con todo y copia de sus credenciales de elector— para hacerle ver a la a utoridad que lejos de verse perjudicados en su salud y estado físico, han logrado mejoría en su salud, en su peso y talla.

Estas cartas también han servido como una herramienta de defensa legal ante “el acoso” de los principales directivos de la Cofepris.

– Claves

Capslim

• Es una empresa mexicana creada en 1998 por un grupo de mujeres. Actualmente da empleo a aproximadamente 500 personas.

• Comercializa suplementos alimenticios creando una fórmula en cápsulas y té. Debido al éxito surgió en el mercado negro una versión pirata.

• Recibió el fallo a favor por parte del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa después de tres años de juicio contra la instancia de gobierno.

Fuente: Impreso.milenio.com
Publicada: 17 de octubre de 2011.

Acerca del autor

ExpokNews

Comentarios

  • La ingesta de cápsulas y tabletas de la marca Capslim, que se anuncian como coadyuvantes para bajar de peso, provoca 162 reacciones adversas, las cuales van de diarreas a problemas renales e hipertensión arterial, aseguró la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

    Al informar que en una semana se han decomisado 477 mil cápsulas del producto en 20 estados y el Distrito Federal, el organismo, dependiente de la Secretaría de Salud (Ssa), pidió a la población que deje de consumirlo, porque representa un riesgo para la salud. Es falso que reduzca talla y peso o que ayude a la digestión. Tampoco elimina la celulitis, puntualizó.

    La empresa Capslim de México SA de CV empezó a operar en el país en 2003, con la venta de polvo de salvado de trigo y linaza para la preparación de licuados. También comercializaba geles y tés. En año 2005 introdujo las cápsulas al mercado.

    En diciembre de 2007 se presentaron las primeras denuncias de ciudadanos que reportaron efectos adversos a la salud por consumir cápsulas o tabletas. La Cofepris comenzó una investigación sobre el contenido y encontró que el fabricante mintió a la autoridad sanitaria y a los usuarios.

    Informa que sus productos contienen “troncomin”, ingrediente “natural” para combatir la obesidad, pero, de acuerdo con la indagatoria de la comisión, en realidad están hechas con la planta Thevetia peruviana, clasificada en la farmacopea herbolaria como altamente tóxica.

    La comisión también detectó que el gel para masajes de la misma marca contiene éter etílico, sustancia prohibida en el país.

    Respecto de los efectos adversos por el consumo de cápsulas y tabletas, la Cofepris señaló que cuenta con 48 reportes de personas que han padecido diarrea, dolores de cabeza, problemas renales, vómito, hipertensión arterial, daños en la piel y alteraciones de la función hepática, entre otros.

    En operativos realizados en diversas entidades del país se han decomisado 477 mil cápsulas, 89 mil 400 tabletas, 8 mil 687 sobres de té, 3 mil 720 sobres de linaza, 203 frascos de gel y 12 mil 938 piezas de material publicitario.

  • SIEMPRE ES LO MISMOS LA COFEPRIS NO INVESTIGA SOLO PERJUDICA Y EN ESTE CASO QUIEN LES PAGO LOS DAÑOS OCACIONADOS A CAPSIM. DEBERIAN DE MULTARLOS Y SANCINAR A LOS RESPONSABLES.

  • Que Capslim No sea ventajosa y que no insulte a la. Cofepris
    ya que deje d sacar formulas. Y productos. Nuevos

  • YO CONSUMI CAPSLIM POR 2 AÑOS, BAJE 27 KILOS DE PESO, ESTO HACE YA APROXIMADAMENTE 8 AÑOS, Y ME REALIZO CHECKUPS MEDICOS CADA AÑO Y MI SALUD ES PERFECTA Y NO HE SUBIDO NI UN KILO DESDE ENTONCES. AL PARCER ALGUNAS PERSONAS, NO LEEN BIEN, CAPSLIM LE GANO JUICIOS A COFEPRIS POR NO TENER RAZON. COMO EN TODO, SURGIO LA PIRATERIA QUE CON SEGURIDAD ESAS FORMULAS FUERON LAS QUE CAUSARON DAÑOS, SOLO HAY QUE ASEGURARSE DE ESTAR ADQUIRIENDO LA ORIGINAL, COMO EN TODO, PERO CLARO, OPTAMOS POR LO PIRATA POR SER MAS BARATO Y A LA LARGA SALE CARO, CON DAÑOS A NUESTRA SALUD Y SIN OBTENER LOS RESULTADOS DESEADOS.
    FELICIDADES A LAS EMPRENDEDORAS DE CAPSLIM POR LANZAR AL MERCADO UN PRODUCTO QUE SI CUMPLE LO QUE OFRECE SIN RIESGOS.

Dejar un comentario