- Advertisement -
NoticiasRSEDiferencia entre capitalismo de stakeholders y de shareholders

Diferencia entre capitalismo de stakeholders y de shareholders

En el mundo, actualmente prevalecen dos sistemas económicos en competencia: el capitalismo de stakeholders y de shareholders. Si bien ambos han llevado al progreso económico en las últimas décadas, cada uno posee sus particularidades.

Para el segundo desempeñan un papel importante los aspectos de financiamiento, operaciones, gobierno y rumbo de la empresa, teniendo como prioridad a los inversionistas, mientras que el segundo cree en servir a las partes interesadas, en lugar de solo a los accionistas, y cuestiona la responsabilidad social de la compañía.

capitalismo de stakeholders y de shareholders

Entendiendo el capitalismo de stakeholders y de shareholders

De acuerdo con Quartz, el debate sobre qué sistema debería prevalecer y dirigir los negocios se ha mantenido durante los últimos años. ¿Es uno mejor o peor que el otro? Para tomar una postura, hay que entender sus diferencias.

Defensores del capitalismo de accionistas señalan que las corporaciones tienen un propósito: ganar la mayor cantidad de dinero posible y que intentar hacer cualquier otra cosa sería ir contra su naturaleza.

Por su parte, las personas que respaldan el de las partes interesadas dicen que las compañías deben considerar a todo, no solo a los propietarios, sino también a los empleados, clientes y proveedores, y que no hacerlo significa que estas pueden dañar el medio ambiente y afianzar la desigualdad.

capitalismo de stakeholders y de shareholders

¿Quién apoya la primacía de los accionistas?

Esta idea fue popularizada por el economista ganador del Premio Nobel, Milton Friedman, en 1970. Aunque sus predecesores debatían este tema desde la década de 1930, Friedman señaló que esperar que los ejecutivos asuman simultáneamente otras responsabilidades sociales significa “gastar el dinero de otra persona en un interés social general”.

El experto explicaba que un ejecutivo que busca múltiples partes interesadas es como un funcionario no elegido que grava el dinero de los accionistas y lo gasta como mejor le parece, con poca rendición de cuentas. Peor aún, que se podría usar la «responsabilidad social» como una táctica para evitar asumir cualquier compromiso. 

El argumento de Friedman se asemeja a la afirmación que Adam Smith hizo en su obra La Riqueza de las Naciones, donde explica que perseguir el propio interés a menudo termina ayudando a la sociedad.

De hecho, los que apoyan el capitalismo de shareholders, piensan que corresponde al gobierno, más que a las empresas, evaluar lo que es bueno para la sociedad, por lo que los funcionarios electos pueden crear regulaciones para cumplir con esos objetivos.

El ejecutivo de la empresa debe generar la mayor cantidad de dinero posible para los accionistas mientras se ajusta a las reglas básicas de la sociedad, tanto las contenidas en la ley como las contenidas en normas éticas.

Milton Friedman, economista ganador del Premio Nobel.

Pero, ¿qué dice de esto el capitalismo de stakeholders?

¿Quién apoya el capitalismo de partes interesadas?

Algunos defensores del capitalismo de las partes interesadas, incluyen a Business Roundtable, una asociación de ejecutivos que dirigen algunas de las empresas estadounidenses más grandes, y a Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial. Los aliados de esta filosofía indican que los corporativos deberían considerar un conjunto más amplio de intereses. 

Larry Fink, fundador y director ejecutivo de BlackRock —la administradora de activos más grande del mundo—, reconoció que la economía, desde la crisis financiera de 2008, había beneficiado a los ricos, mientras que la prosperidad y la estabilidad se habían esfumado para muchas personas comunes.

Las empresas deben beneficiar a todas sus partes interesadas, incluidos los accionistas, los empleados, los clientes y las comunidades en las que operan.

Larry Fink, fundador y director ejecutivo de BlackRock.

Además, a principios de 2020, Joseph Stiglitz, ganador del Premio Nobel de Economía refutó las ideas de Friedman. Stiglitz sugirió que los legisladores deberían centrarse en cosas como reducir el salario de los ejecutivos y gerentes para contrarrestar las disparidades salariales. Así como de asegurarse que los corporativos paguen su parte justa de impuestos y aumentar el poder de negociación de los trabajadores a través de sindicatos más fuertes.

¿Cómo cumplir con las partes interesadas?

En 2019, la Mesa Redonda de Negocios —asociación sin ánimo de lucro estadounidense con base en Washington, D.C., cuyos miembros son directores de importantes compañías—, señaló que se debe abogar por un compromiso con todas las partes interesadas, que se ejecute de la siguiente manera:

  • Entregando valor a los clientes.
  • Invirtiendo en los empleados, compensándolos de manera justa, brindándoles capacitación y educación, fomentando la diversidad y la inclusión, y dándoles dignidad y respeto.
  • Instaurando un trato justo y ético con los proveedores.
  • Apoyando a las comunidades respetando a las personas y protegiendo el medio ambiente, por medio de prácticas sostenibles.
  • Generando valor a largo plazo para los accionistas, y brindar transparencia y compromiso efectivo con ellos.
interactuar con los stakeholders

Equilibrar la balanza

Algunos creen que el esquema de shareholders permite a los líderes empresariales tomar decisiones que producen dinero rápido pero que tienen consecuencias perjudiciales a largo plazo. Dichas repercusiones pueden ir desde daños a los clientes, desigualdades salariales, hasta afectaciones a las comunidades en las que se realizan las actividades.

Una respuesta a ello, son las empresas B Corp que representan una nueva forma de hacer negocios rentables desde la responsabilidad empresarial, ya que se comprometen a autoevaluarse en términos de gobierno, trabajadores, comunidad, medio ambiente y clientes.

Es cierto, que una industria no sobrevivirá en ausencia de beneficios. Pero en algunos aspectos, los dos lados pueden estar más alineados de lo que parecen. Esto implica que algunos ideales de las partes interesadas serán beneficiosos para los accionistas.

¿Puede operar el capitalismo de stakeholders y de shareholders al mismo tiempo en una corporación? Cambiar la forma en que se administran las organizaciones no es una propuesta de todo o nada, pero equilibrar la economía puede requerir algo de cada parte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente

DEBES LEER

TE PUEDE INTERESAR