Ambiental

Diagnóstico forestal en México y su impacto en el agua

La deforestación actual en México, de acuerdo a estimaciones de la FAO, es de más o menos 508 mil hectáreas al año, lo que nos ubica en el cuarto lugar a nivel mundial. Condición que a nivel mundial motiva serias controversias ecológicas relacionadas al cambio climático global e incluso, se asegura, “pone en riesgo la seguridad alimentaria y la propia continuidad de la vida”. Además se considera la existencia de una estrecha relación con el deterioro de las condiciones sociales, económicas y ecológicas del país.

Se estima que los desmontes ilegales con fines de cambio en el uso del suelo son responsabilidad del 90 por ciento de la deforestación en México. Los incendios, la tala clandestina y las plagas forestales constituyen el resto de las causas. Existiendo con ello una pérdida de invaluables servicios ambientales, dentro de los cuales encontramos la captación de agua y su reserva en los mantos acuíferos indispensables para sustentar la propia vida humana. Por ello es de primordial importancia considerar que el control de la deforestación es una acción fundamental para el tránsito a la sustentabilidad. Por ello es necesaria una gestión sustentable de los ecosistemas forestales para la preservación del ciclo del agua y su disponibilidad futura, considerando el ordenamiento del territorio y la conservación de los ambientes naturales con un enfoque de manejo de cuencas.

Las cuencas hidrológicas son unidades básicas integrales de interrelación natural, además de ser consideradas unidades de gestión pública y factor de identidad regional, donde puede hacerse efectiva la participación ciudadana y de comunidades ahí asentadas. La defensa del agua implica también recuperar la salud de los ecosistemas forestales, fuentes de captación, hasta el tratamiento de las aguas residuales, pasando por una administración pública eficiente y eficaz.

El manejo de cuencas hidrológicas requiere considerar el comportamiento en el manejo, conservación y deterioro de nuestros recursos forestales; por tal motivo exponemos un sucinto diagnóstico de este recurso natural invaluable.

Existen datos duros que demuestran la dinámica de deterioro permanente (y mal atendido) de nuestros recursos naturales; lo forestal no es la excepción. Los datos disponibles sobre la tasa anual de deforestación en diversas regiones del país (norte, centro y sur) y en los principales tipos de vegetación forestal (bosques, selvas y matorral), lo demuestran.

En la década de los 70 se hicieron las primeras estimaciones de deforestación en el primer Inventario Nacional Forestal donde se estimó una deforestación anual de 400 mil hectáreas. Posteriormente se estimó una deforestación anual de 365 mil hectáreas para la década de los 80. En 1990 se determinó una deforestación de 370 mil hectáreas por año. Actualmente se ha considerado la mayor estimación cercana a 508 mil hectáreas al año.

Todos los estudios señalan a las selvas como las más deterioradas por los procesos de deforestación y cambio de uso del suelo, continuando con los bosques y finalmente las zonas áridas de México. Faltaría considerar las estimaciones no sólo en zonas arboladas (como en los casos antes descritos), sino en vegetación forestal no arbolada como matorrales y otros tipos.

Las características generales muestran un mayor dinamismo en los cambios de uso del suelo en la región sur, continuando la región centro y en menor grado la región norte. La variación total en el cambio de uso del suelo por región es: norte once por ciento, centro 19 por ciento y sur 27 por ciento. La mayor dinámica de cambio, tanto de cobertura forestal como de otros usos del suelo se da en la parte sur de México.

En relación a las clases que dieron origen a cambios en el uso del suelo o sea las que se vieron afectadas en reducción de su área original, resaltan:

1. Los ecosistemas de selvas muestran una mayor tendencia de cambio con respecto a bosques y matorrales. Por regiones, el sur muestra las mayores reducciones de área 67 por ciento del total, le sigue el centro con el 30 por ciento y por último el norte con sólo el tres por ciento.

2. Por su parte los ecosistemas de bosques mantienen valores de cambio en sentido de reducciones relativamente similares en las tres regiones. Resultando ligeramente mayor en la región centro.

3. En cuanto a la reducción de áreas bajo uso agropecuario se observa un comportamiento similar en las tres regiones, con cierta tendencia de ser menor en la región norte y mayor en la región sur.

Con respecto al destino en los cambios de uso del suelo mostrados en la ampliación de su superficie, destacan las siguientes observaciones en las principales clases de uso:

1. La vegetación forestal y los matorrales muestran una ligera recuperación en superficie, siendo mayor su tendencia en la región centro y ligeramente similar en el norte y sur.

2. Por su parte las áreas agropecuarias muestran una ligera ampliación en la región norte, correspondiente éstas a una zona bajo riego.

3. En general las cifras muestran que más del 90 por ciento del origen de cambio tiene su destino en las áreas perturbadas. Sus valores son significativamente diferentes entre regiones, siendo evidente la tendencia de ser menor en la región norte y mayor en el sur.

Cabos sueltos

1.- Hoy se cumplen tres mil 904 horas del acto terrorista en Morelia. ¿Cuánto más tardará la indiscutible justicia? Y los diputados olvidando su compromiso de las pensiones vitalicias.

2.- Nada aún sobre los tres jóvenes michoacanos detenidos en Zacatecas.

3.- La escaramuza en torno al I Informe de Gobierno en Michoacán sólo muestra cuáles son las prioridades de los diputados de oposición.

4.- El ISSSTE (sin medicamentos, lamentable infraestructura, reprimiendo a sus médicos y una pésima atención), una muestra más de la debacle en que se encuentra la seguridad social en este país. Ni así lograrán su privatización. Habrá que hacer algo al respecto.

Fuente: Cambio de michoacán

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]