Noticias

Descienden las donaciones de órganos en España

* A cambio aumentan los trasplantes procedentes de donantes vivos

* Sanidad ha recibido 22 solicitudes de potenciales ‘buenos samaritanos’

Aunque seguimos siendo líderes, el número total de donaciones y de trasplantes se redujo en España en 2010 con respecto al año anterior, según ha constatado en rueda de prensa la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). El descenso en los accidentes de tráfico y en el número de muertes encefálicas (y por tanto, de personas que pueden ser donantes) estaría detrás de este fenómeno.

Según ha reconocido en rueda de prensa el director de la ONT, Rafael Matesanz, a pesar de esta tendencia ligeramente a la baja, España sigue “teniendo las cifras de donación más altas del mundo, muy por encima de las de la unión Europea o EEUU”, manteniendo una posición de liderazgo que ostenta “ininterrumpidamente desde hace 19 años”, como ha resaltado el secretario general del Ministerio de Sanidad, José Martínez Olmos.

Concretamente, en 2010 se registraron 1.502 donaciones que permitieron realizar 3.773 trasplantes; lo que supone una tasa de 32 donantes por cada millón de habitantes, frente a los 34,4 de 2009 (año en que hubo 1.605 donantes). Por órganos, se realizaron un total de 2.225 trasplantes renales, seguidos de 971 de hígado, 235 de corazón, 243 de pulmón, 94 de páncreas y cinco de intestino.

La tasa de 32 donantes aleja un poco más el objetivo de Sanidad de alcanzar los 40 donantes por millón de habitantes (aunque Matesanz ha hablado con más realismo de 35) y rompe una tendencia alcista que se mantenía prácticamente sin interrupción desde hace 10 años (en los que el número de donantes ha ido creciendo progresivamente desde los 1335 que hubo en 2001 y con el único paréntesis del año 2003).

Para explicar el descenso, Martínez Olmos ha destacado que en los últimos cinco años han descendido a la tercera parte los donantes procedentes de accidentes de tráfico: bajando de 249 a 85 en 2010, año en que representaron sólo el 5,7% frente al 8,3% registrado en 2009.

Aunque Sanidad no parece preocupada y ha destacado que, como contrapunto, han aumentado las donaciones en asistolia (de personas fallecidas en parada cardiorrespiratoria), así como los trasplantes de riñón procedentes de un donante vivo que han alcanzado “máximos históricos”, con 240 intervenciones que suponen un 10,7% del total. También la población inmigrante comienza a apuntarse a la donación, y en 2010 139 personas no nacidas en España donaron sus órganos (aunque de momento sólo representan el 9,3% del total).

Buenos samaritanos
De hecho, Sanidad confía que el futuro de los trasplantes pase por las donaciones de vivo a vivo. Hasta la fecha, se han recibido de hecho ya 22 solicitudes de personas dispuestas a ser un ‘buen samaritano’ y donar altruistamente alguno de sus órganos a un receptor sin ninguna relación familiar con él, informa Rafael J. Álvarez.

Se trata, ha informado Rafael Matesanz, de 12 hombres y 10 mujeres, de 19 a 69 años de edad, muchas de cuyas candidaturas ya han sido analizadas por las autoridades y estarían dispuestos para ser intervenidos hoy mismo. Sin embargo, Sanidad está esperando para poder realizar gracias a su altruismo donaciones cruzadas en cadena que beneficien al mayor número de receptores posibles; una intervención que se espera para los primeros meses de 2011.

A 1 de enero de 2011, pese al liderazgo español, 5.500 personas en España siguen pendientes de una llamada de teléfono que les avise de que hay un órgano disponible para ellos. La mayoría de ellos, 4.552 pacientes esperan un riñón para trasplante, otros 769 están a la espera de un hígado, 173 para un pulmón, 157 un páncreas, 96 un corazón y 13 personas esperan un intestino para ser trasplantados.

Respecto a los tiempos de espera, en el caso del hígado siguen siendo unos cuatro meses, para un pulmón entre cinco y seis meses, para un corazón un máximo de dos meses y para un riñón, en órgano para el que hay que esperar más y que necesitan en estos momentos cera de 4.500 enfermos, “entre 20 y 24 meses”, según Matesanz, que ha añadido que “estas cifras no han variado en 2010”.

Muchos de ellos probablemente recibirán un órgano de una persona mayor que los donantes del pasado, debido a que la edad media ha aumentado dos años, situándose en 56,5 años. En la actualidad, en España, el 46,6% de los órganos procede de personas mayores de 60 años, lo que refuerza una tendencia que ya se venía observando desde años anteriores, en los que la edad media aumentaba a un ritmo de 1 punto al año.

Fuente: El Mundo.es
Publicada: 11 de Enero 2011

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario