Ambiental

Denuncian trampa en bonos de carbono

trampa-bonoHace casi dos décadas se creó una idea innovadora: quien reforestara un bosque o iniciara un proyecto de energía eólica y pudiera demostrar que con eso reducía la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera, podía vender certificados “por la reducción en la emisión de mil toneladas de CO2”, por ejemplo.

Los bonos de carbono empezaron a venderse en Europa y otras regiones, pero su objetivo central de reducir la emisión total de CO2 del planeta, no se ha logrado. ¿Porqué? Básicamente porque no hay un tope a la emisión de CO2 por país, entonces una nación puede comprar bonos de carbono al infinito, pero si su contaminación también crece al infinito, al final la emisión de CO2 no disminuye.

“No ha habido una reducción total en la emisión de dióxido de carbono en el mundo, lo que habido son compensaciones: un país le compra a otro bonos de carbono, pero el país que compra los bonos sigue teniendo el mismo nivel de emisiones de CO2 en su país”, dijo a Excélsior Sandra Guzmán, coordinadora de Cambio Climático del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda).

Por su parte, Dolores Rojas Rubio, de Oxfam México destacó que un peligro de los bonos de carbono es que pueden ampliar las desigualdades entre las naciones, “porque un país desarrollado, puede seguirse desarrollando usando las mismas tecnologías y generando las mismas emisiones de CO2, a costa de comprar bonos de carbono”.

Para que los bonos cumplan su objetivo de reducir a nivel global la emisión de CO2 es necesario que haya un límite a la cantidad de CO2 que cada país puede emitir, así si una nación se apega a ese límite y además compra bonos de carbono, entonces sí estaría contribuyendo a reducir las emisiones a la atmósfera.

“El peligro es que ahorita no hay topes a la emisión de CO2, ese es el peligro más grande que tiene el mercado de carbono, que mientras todos los países, en este caso China, India, Brasil, México y Sudáfrica que son los principales países donde se desarrollan proyectos, vamos a estar vendiendo y vendiendo bonos y lo que vamos a hacer es que en lugar de reducir emisiones sólo las vamos a reacomodar” dijo Guzmán.

Vendedores

En el mundo hay dos mercados de bonos de carbono: el primero es el del Mecanismos de Desarrollo Limpio (MDL) son bonos certificados por la ONU que se crearon bajo la Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático y el Protocolo de Kioto que entró en vigor en 2005, y está también el mercado flexible de bonos de carbono, que no está certificado por la ONU.

China es el país que tiene el mayor número de proyectos bajo MDL, después está Brasil, la India y México. Uno de los proyectos importantes de MDL en México es el de Manejo de Residuos en Granjas porcícolas en Aguascalientes, Chihuahua, Chiapas, Coahuila, Durango, Michoacán, Querétaro y otros estados.

Hasta mediados del 2007, estos proyectos lograban una reducción en la emisión de dióxido de carbono de 2 millones 507 mil toneladas de CO2, de acuerdo a información del Instituto Nacional de Ecología (INE), están certificados por la ONU y venden bonos por estas cantidades de dióxido de carbono.

Y ¿cómo se logra reducir la emisión de dióxido de carbono en una granja? En principio si se tira el estiércol de los animales de la granja a la tierra, la descomposición de ese estiércol produce gases como el metano y el óxido nitroso que quedan libres en la atmósfera.

Pero si esa misma granja decide mezclar el estiércol con la tierra, en lugar de descomponerse y emitir gases a la atmósfera, el estiércol se convierte en un excelente fertilizante y se evita la emisión de gases, así lo señalan las investigadoras Elena Escalera y Evelia Padilla en el “Estudio sobre Proyectos MDL en Granjas Porcícolas”.

Los autores del estudio concluyeron que la inversión de los proyectos MDL en las granjas porcícolas de las regiones: Bajio, Centro y Norte de México se liquidaron con sólo la venta de bonos de carbono.

En ese sentido coinciden con Guzmán, quien considera que el mecanismo de desarrollo limpio fue capaz de aportar recursos adicionales para que algunos sectores pudieran mejorar su tecnología, pero “no ha tenido el potencial necesario para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. La lucha contra el cambio climático que busca la reducción de emisiones no se ha logrado a través del MDL”.

Otro de los proyectos mexicanos que fue certificado por la Junta Ejecutiva de MDL de la ONU en octubre del 2009 y que fue impulsado por el Banco Mundial, es el proyecto del Metrobus, en su trayecto de Insurgentes, que fue certificado para vender bonos de carbono.

Además de estos proyectos certificados por la ONU, están los proyectos de emisión de bonos de carbono que operan en el “mercado flexible” un mercado cuya creación fue propuesta por Estados Unidos.

Entre los proyectos más famosos está la emisión de bonos de carbono por protección de bosques en Costa Rica, que ha establecido un sistema de manejo muy eficiente de sus parques nacionales.

Uno de los grandes clientes de Costa Rica en la compra de bonos de carbono ha sido la empresa EQUATOR que en septiembre del 2009 le compró a Costa Rica certificados por la captación de tres millones de toneladas de carbono que le costaron a la empresa 9 millones de dólares.

Dos de los problemas que los especialistas han señalado acerca de los bonos de carbono como los costarricenses, es que no hay seguros contra los incendios forestales y aún no existe un consenso claro sobre cómo medir cuántas toneladas de carbono capta una hectárea de bosque.

Fuente: Excélsior, Nacional, 23.
Articulista: Georgina Olson.
Publicada: 21 Noviembre de 2010

Click sobre la imagen para ampliar

trampa-bonos-carbono

Acerca del autor

ExpokNews

Comentarios

  • Pienso que Guzman es parte de ese mundo de abogados donde solo piensan en Leyes, lo vi en la Carbon Market,,,, los abogados aferrados a poner leyes… la semarnat se pase en todas las juntas… cfe no ayuda a interconectarse pero bien presume sus proyectos… mexicanos al final todos…

    no veo que parte no entiende de reducir emisiones,,, vivimos en un mismo mundo,, si en Mexico se hace algo porque los bonos de carbono patrocinaron un proyecto… entonces que parte no entiende?… vivimos bajo el mismo techo.

  • Es una pena conocer la realidad y como se maneja a nivel global y mundial el concepto real de los bonos de carbono, que en un primer momento me parecia justo.
    Entonces ¿Pregunto si, tuviera 10,000 ha. a concesionar con fines de conservación en cuanto a flora, fauna, ecosistemas, etc. , no es posible que los paises que contaminan con mayor intensidad, quieran desconocer el pagar, por la conservaión de nuestros bosques. No quisiera creer que EE.UU, en los libros de educación primaria: Considere la amazonía Brasileña y Peruana como propiedad de todo ser que habite nuestro planeta, por ser el pulmón de la tierra…
    FERDINAND.

Dejar un comentario