Fundaciones Empresariales

¿Deben las OSC convertirse en empresas sociales?

Una reflexión sobre si el financiamiento es lo que define a la empresa social

Ingresos

Por: Emilio Guerra Díaz

Hace unos días, el periódico Reforma publicó una interesante nota del Instituto de Emprendimiento Eugenio Garza Lagüera, intitulado “Migre su ONG a una empresa social” (mayo 8), el cual expone algunas ideas de Jairo Ruiz, director de dicha organización: “el vivir de la filantropía limita a las asociaciones sin fines de lucro, pero también las impulsa a generar recursos por sí mismas” o, “las asociaciones sin fines de lucro batallan cada vez más para sostenerse sólo con donativos, por lo que para seguir desempeñando su labor altruista una alternativa es transformarlas en empresas sociales”.

El artículo es atractivo porque aborda nuevamente la disertación respecto a si las organizaciones de la sociedad civil deben ser consideradas o no como empresas sociales por sus fuentes de financiamiento. Esto a su vez plantea retos de sostenibilidad de dichas organizaciones, que no son iguales para aquellas que son donatarias autorizadas o las que sólo se constituyeron como asociaciones civiles sin fines de lucro. Estas últimas ciertamente cuentan con un mayor margen de acción que las primeras. De ahí que, hasta cierto punto, una asociación civil que no busca ser donataria autorizada no tiene ninguna limitación respecto a la fuente de sus ingresos, obviamente siempre que sean lícitos.

Es claro que “Migre su ONG a empresa social” seduce porque las organizaciones de la sociedad civil –donatarias autorizadas– enfrentan todos los días el problema de la procuración de fondos. Sin embargo, el artículo no distingue u orienta respecto a las posibilidades que tienen al diversificar sus fuentes de financiamiento.

Leticia Martínez Gil, en un destacado curso taller que ofreció hace algunos años para el programa de profesionalización del Instituto de Desarrollo Social, expone en el Manual de Participante ideas contundentes para sacar de una posición infértil que no permite a las organizaciones de la sociedad civil ver las posibilidades que tiene para su financiamiento. Parte de dos principios: 1) pedir donativos significa administrar los recursos de otros, a quienes desde luego se tienen que rendir cuentas y 2) generar los propios recursos de la asociación le permite dirigirlos a su operación con mayor margen de acción. Pero advierte que la Ley del Impuesto Sobre la Renta y su reglamento facultan que solo el 10% del total de ingresos provengan de otros servicios, mientras que autoriza realizar aquellas actividades que fueron aprobadas por su objeto social por parte de la SHCP.

Las ideas del citado artículo nos motivan a reflexionar si solo por la forma de financiamiento las organizaciones de la sociedad civil determinan si son empresas sociales y no su finalidad. Pensar en la idea de empresa social conlleva a cuestionar si los ingresos pueden pagar buenos sueldos al personal contratado y generar un patrimonio de la asociación, ser más efectivos en la comunidad y ampliar la cobertura de servicios, generar una cultura de corresponsabilidad, etc.

A su vez, la reflexión toca el tema del remanente y qué sucede con él. En toda asociación civil que se halle constituida sin fines de lucro como lo marca el código civil (y también se encuentre en la situación de ser donataria autorizada) no puede distribuir el remanente y se preserva para los fines de la asociación. Lo anterior se aclara porque muchas personas piensan que ser “empresa social” puede generar ganancias y despiertan suspicacias.

Desde el Consejo Directivo

El Dr. Víctor Manuel Quintero, referencia en América Latina sobre evaluación de impacto, regresa a México, dijo el Ppesidente del Directorio. Impartirá el Diplomado “Impacto social, presente y futuro de los proyectos sociales” en varias sedes, entre ellas la ciudad de México. Dijo que por vez primera se abre a todas las organizaciones de la sociedad civil y representa una excelente oportunidad para el fortalecimiento, quienes deseen participar deberán contactar a [email protected] Habrá algunas becas y el cupo es limitado.

El tesorero del Consejo Directivo expresó que El Diario, de Ecuador, señaló que el grupo mexicano Maná estará apoyando a los damnificados del sismo de abril pasado a través de su Fundación Selva Negra. La idea es que el grupo ofrecerá un concierto a beneficio el próximo 28 de mayo en el estadio Alberto Spencer del puerto de Guayaquil y el dinero se destinará a ayudar a la comunidad afectada.

La secretaria del Directorio expresó que la prestigiada y reconocida especialista en infancia, la psicóloga Julia Borbolla, creó un personaje para que los menores hablaran de sus problemas y descubrió que puede desenmascarar a pederastas y agresores, por lo que su programa se extendió, con Bosty, a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, que permitió comprobar caso de agresión sexual en colegio Montesori Matatena, con lo que una vez más el talento ciudadano apoya necesidades públicas.


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

Emilio Guerra

1 comentario

  • Muy interesante el artículo, sin embargo quiero destacar que desde la perspectiva de las Organizaciones, el fundamento por el cual son creadas es precisamente para fortalecer proyectos de y para la sociedad con la ayuda de la misma. El tema de Empresa social, Empredurismo social y sus ramificaciones, obedecen a un concepto de desarrollo socio económico con miras a fortalecer el tejido social y humano proveniente del ámbito de la población vulnerable, mi contribución y opinión al respecto es el orientar el como poder ayudar a la sociedad desde el marco legal vigente y con ello tener una perspectiva clara de lo que se quiere hacer.

    Lo anterior lo comento en base a 22 años de experiencia en el sector tanto de las Empresas Sociales, del Empredurismo social y también desde las ONG’s. Valdría la pena examinar el porque crear una ONG. Sobra decir las muchas tesis, experiencias, buenas prácticas y casos de éxito de organizaciones y/o empresas en sus rubros respectivos, se puede cambiar el paradigma e incluso la manera en como las OSC trabajan o como la Empresa Social sea productiva y competitiva pero tiene una implicación social mucho mas profunda que el solo ámbito económico o solo el social.

    Muchas Gracias

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]