El acuerdo que firmaron los Candidatos a la Presidencia busca volver a México el mejor país para nacer

¿Sabías que más de siete millones de infantes experimentan métodos violentos de disciplina, 1.5 millones padecen desnutrición crónica y casi 2 millones se encuentran en riesgo de no alcanzar su pleno potencial? ¿Cuál es el impacto que genera esto en los niños y cuál en la sociedad?

Estos son solo algunos datos del panorama actual en México con relación a la primera infancia, sin embargo hay muchos otros que revelan el atropello que sufren los derechos fundamentales de niños y niñas, por lo que definir compromisos con la infancia se vuelve fundamental y apremiante.

Invertir en la primera infancia

Evidencia científica demuestra que invertir en el bienestar y desarrollo de las niñas y los niños durante la primera infancia genera un mayor retorno social y económico. De acuerdo con Christian Skoog, representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia “las inversiones destinadas a dicho fin tienen un rendimiento de casi el 13 por ciento anual y los costos de los programas son sumamente asequibles”.


Evidencia científica demuestra que invertir en el bienestar y desarrollo de las niñas y los niños durante la primera infancia genera un mayor retorno social y económico.

Twittea esta frase.


Acciones y compromisos con la infancia a corto plazo se traducen en resultados a mediano y largo plazo: un mejor aprovechamiento escolar, mayor capacidad de aprendizaje, más productividad, mejores ingresos, reducción de enfermedades crónicas, disminución de conductas de riesgo y criminales, menor desigualdad y disminución de pobreza.

¿Por qué la primera infancia?

La primera infancia es el periodo que va desde la concepción hasta los 5 años de edad, en esta etapa se define la forma de la arquitectura cerebral, se programan procesos metabólicos con implicaciones de largo alcance y se desarrollan habilidades cognitivas, lingüísticas, motoras, socio emocionales y de autocuidado, estas habilidades determinan en gran medida el éxito de una persona en etapas posteriores.

Esto sucede debido a que las conexiones neurológicas o sinapsis se desarrollan de forma acelerada los primeros años (700 conexiones por segundo), y su formación depende de las experiencias tempranas.

Compromisos con la infancia

Hasta ahora en las agendas políticas, solo habían sido relevantes las acciones que buscan remediar grandes problemas nacionales, en lugar de prevenirlos, José Ignacio Ávalos Hernández, miembro del consejo directivo de Pacto por la Primera Infancia, asegura que “gran parte del gasto en educación, salud y seguridad que se hace en México está dirigido a resolver problemas que tienen su origen en los primeros años de vida.”

Nos encontramos en temporada electoral, el inicio de un nuevo gobierno es una excelente oportunidad para replantear objetivos y proponer estrategias innovadoras de compromiso multileral, como la más reciente propuesta integral ciudadana que busca priorizar los derechos de niñas y niños como medida de prevención, el Pacto por la Primera Infancia.

Pacto por la Primera Infancia

335 organizaciones de la sociedad civil integran la iniciativa Pacto por la Primera Infancia, se trata de un compromiso público entre el próximo Presidente o Presidenta de México, la sociedad civil, las empresas y la academia para hacer de la primer infancia una prioridad nacional, “mejorando de manera concreta los indicadores relacionados con los derechos de niños y niñas de cero a seis años”.

Entre las organizaciones que forman parte de esta gran iniciativa se encuentran OSC’s, empresas y fundaciones empresariales, tales como Fundación Gentera, Fundación Cinépolis, Un Kilo de Ayuda, Save the Children y UNICEF, entre muchas otras.

Fundación Gentera, desde su surgimiento tiene como causa la educación, por ser un medio de inclusión y movilidad social, así como un factor que promueve el desarrollo social, económico y humano. Hoy se ha sumado al Pacto como parte del Consejo Directivo con la convicción de que empezar por los más pequeños permitirá adolescentes y adultos más productivos, saludables, con mayores oportunidades de desarrollo y educación.

Tras trazar una estrategia clara de compromisos por la infancia con objetivos realistas y medibles se hizo un llamado a los y la candidata a la Presidencia de la República para firmar el Pacto y comprometerse con las exigencias del mismo.

El pasado 17 de abril Ricardo Anaya, José Antonio Meade, Jaime Rodríguez Calderón y Margarita Zavala respondieron al llamado y firmaron el Pacto por la Primera Infancia, López Obrador no se presentó a la firma sin embargo, de acuerdo con los organizadores, se está en pláticas para obtenerla.

Compromisos específicos

El Pacto consta de diez compromisos por la infancia que podrás conocer y compartir a continuación.

Estrategia para su cumplimiento

Además de los compromisos se establecieron una serie de condiciones estructurales realistas para que sea posible, pero sobre todo medible y transparente el cumplimiento de los mismos.

1.- Incluir en el Plan Nacional de Desarrollo los objetivos y líneas de acción estratégicas necesarias para el cumplimiento de los compromisos del Pacto.

2.- Establecer una Política para el Desarrollo Integral de la Primera Infancia basada en el principio del cuidado cariñoso y sensible a las necesidades de las niñas y niños que dé prioridad a la población en pobreza extrema, precise los funcionarios que son titulares de las obligaciones y sus respectivas atribuciones, y detalle los mecanismos de coordinación necesarios entre sectores y órdenes de gobierno.

3.- Aprovechar los instrumentos de levantamiento de información con los que cuenta el estado y desarrollar las fuentes de información externa necesarias para el monitoreo periódico de cada uno de los indicadores del Pacto.

4.- Realizar las adecuaciones normativas y legales que se requieran y asignar en el presupuesto de egresos recursos visibles y suficientes para la Política, las acciones y programas relacionados con el cumplimiento de las metas del Pacto.

5.- Reportar anualmente el avance en el cumplimiento de estos compromisos en el informe de gobierno.

¿Qué pasará después?

De acuerdo con los líderes de la iniciativa se dará seguimiento a lo largo de todo el siguiente sexenio. En el tiempo de transición se establecerá una mesa de trabajo entre el equipo del Presidente electo y los expertos propuestos por las organizaciones que integran el pacto.

Una vez tomada la posesión, el Sistema de Protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes dará seguimiento a las acciones para el cumplimiento tanto de las condiciones como de los objetivos.

Esta es una muestra de lo mucho que pueden hacer las organizaciones sociales cuando se unen por un mismo objetivo.

A través de la colaboración y la participación efectiva de todos los sectores se pretende convertir a México en el mejor lugar para nacer.

Acerca del autor

Pamela Garcidueñas

Lic. en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad de La Salle Bajío, interesada en el conocimiento, la sociedad y el medio ambiente. Ha trabajado para distintas empresas formulando información de temas sociales; actualmente forma parte de Expok en el área de desarrollo de contenido.